Un boxeador quedó grogui "peleando contra un fantasma" y terminó en el hospital

·3  min de lectura
Un boxeador con guantes rojos lanza golpes en dirección a al cámara de fotos: (Getty Images)
Un boxeador con guantes rojos lanza golpes en dirección a al cámara de fotos: (Getty Images)

Una situación totalmente atípica y preocupante se vivió en el Greyville Convention Centre de Durban, Sudáfrica, en un combate de boxeo por el cinturón vacante de peso ligero de la Federación Africana protagonizado por Simiso Buthelezi y Siphesihle Mntungwa. La pelea terminó de forma abrupta en el último round cuando el primero, que tenía dominado el desarrollo, se puso a tirar golpes a la nada, como si peleara contra un fantasma, lo que obligó al árbitro a intervenir y dar por concluido el match.

Transcurría el décimo asalto cuando en pleno ataque de Buthelezi, su rival quedó a punto de caer fuera del ring, entre las cuerdas, y debió sutejarse para no salir del cuadrilátero. En ese momento, el referí le pidió a Buthelezi que fuera al rincón neutral y esperó que Mntungwa volviera al ring. Una vez que el tercer hombre se cercioró de que el boxeador que volvió de entre las cuerdas podía continuar, reanudó las acciones. Y allí se vivió una imagen conmocionante: cuando parecía que Buthelezi arremetería para consumar el knock-out, en lugar de dirigirse hacia su rival se fue hacia un costado y comenzó a tirar golpes al aire, como si estuviera peleando contra un fantasma.

Buthelezi quedó lanzando impactos a la nada y dándole la espalda a su oponente, que miraba sorprendido la absurda escena. Rápidamente, el árbitro abrazó a Buthelezi e indicó el final de la pelea, que insólitamente ganó Mntungwa por knock out técnico en el décimo asalto.

Las siguientes imágenes contienen material que pueden herir tu sensibilidad. Recomendamos discreción.

Buthelezi fue rápidamente retirado del ring y trasladado a un centro asistencial para realizarle estudios, en tanto que las autoridades boxísticas decidieron posponer la ceremonia de coronación de Mntungwa debido al dramático momento vivido. Las últimas informaciones hablaban de que el pugilista afectado estaba en condición estable.

Candidato a KO del año

Fue como un trueno que cayó sobre la noche de Cardiff. El boxeador local Joe Cordina se consagró campeón de los superplumas de la Federación Internacional de Boxeo (FIB). Fue gracias un brutal nocaut sobre el japonés Kenichi Ogawa, gracias a un derechazo directo al rostro que lo mandó a la lona en el segundo round. Una mano certera, letal. De esos nocauts de un solo golpe que poco se ven.

El galés fue dominador desde el inicio y ya había avisado con un golpe similar en el primer round. De esta manera, Cordina sigue invicto con 15 triunfos, de los cuales 9 fueron antes del límite. Era la primera defensa de Ogawa, que había conseguido el título en noviembre pasado, en el Madison Square Garden, de Nueva York, ante el sudafricano Azinga Fuzile.

El golpe desde otro ángulo

VIDEO: El jugador el día en la NBA - Steph Curry

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.