“Estamos descendidos”: la insólita pregunta que incomodó a todos en una conferencia de prensa en el Bernabéu

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Alessio Lisci, el entrenador italiano de Levante, en el momento de recibir la consulta
Imagen de TV

Sobre el césped del imponente Santiago Bernabéu, se había consumado una paliza. Real Madrid, el campeón de la Liga de España, arrolló por 6-0 a Levante. Apenas terminado el encuentro, parecía no haber consuelo para los jugadores del club valenciano, que con esa derrota firmaban el descenso a la segunda división.

José Morales, uno de los jugadores de Levante, comentó a la televisión entre lágrimas: “Pedirle perdón a la afición y decirles que pronto volveremos a estar en Primera División. Tenemos que estar más unidos que nunca y acabar la temporada de la mejor manera posible, por el escudo, el club y nuestros aficionados”. Un rato después, los futbolistas de Levante acudieron al rincón en el que estaban sus pocos seguidores, y recibieron el aplauso respetuoso de parte del resto del estadio.

Pero, a veces pasa, hay lapsus. Distracciones, errores no forzados. Le sucedió a un periodista en la conferencia de prensa que dio Alessio Lisci, el italiano que es entrenador de Levante. Eugenio Mateo pidió el micrófono y realizó su consulta.

-”Buenas noches, señor Lisci, me gustaría preguntarle cómo está su vestuario [su plantel] de ánimo de cara a las dos finales que le quedan para salvar la categoría”.

Lisci, entre consternado y sorprendido, miró ligeramente a un costado, a ver si en una de esas no le estaban gastando una broma. Y no, no era así. Entonces respondió con una media sonrisa, de manera escueta y elegante: “Estamos descendidos, Eugenio”.

Quedó en evidencia que el periodista no se había dado cuenta que el equipo granota ya había sellado su caída a la segunda división. Pero, tras lo sucedido, explicó lo que pasó a través de Twitter, con un mensaje en el que pedía disculpas.

“Voy tarde con este tweet pero debo hacerlo. Quiero pedir disculpas al señor Lisci, al vestuario, al levantinismo y al Levante por mi grave error en la rueda de prensa con mi pregunta. Ojalá pudiera hacer algo para volver atrás y rectificar. Lo siento de veras”, escribió Eugenio Mateo. Un gesto valioso, el de reconocer su fallido en un momento poco propicio, pero su pregunta ya se había viralizado en las redes sociales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.