Van der Poel estrena la maglia rosa, Pello Bilbao tercero

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Redacción deportes, 6 may (EFE).- Después de un esprint alocado con caídas incluídas, el neerlandés Mathieu Van der Poel (Alpecin Fenix) tuvo el honor de estrenar la maglia rosa de la 105 edición del Giro de Italia al imponerse en la primera etapa disputada entre Budapest y Visegrád, con un recorrido de 195 km.

Van der Poel (Kapellen, 27 años), debutó en el Tour de Francia en 2021 y logró el sueño de enfundarse el maillot amarillo con triunfo de etapa. Esta vez, en su debut en el Giro tenía la ilusión de verse con la maglia rosa. Y lo consiguió imponiendo su ley en la primera etapa en tierras húngaras.

En un esprint reducido en el que hubo cortes, con caída de Caleb Ewan, uno de los favoritos, emergió la figura de Van der Poel para batir por fuerza y velocidad al eritreo Biniam Girmay (Intermarché) y al español Pello Bilbao (Bahrain Victorious), quien peleó la maglia rosa hasta el final.

Van der Poel marcó un tiempo en meta de 4h.35m.28s, el mismo que el primer grupo de 8 hombres, donde también estaba el ecuatoriano y principal favorito Richard Carapaz. A 4 segundos llegó la totalidad del pelotón con los hombres de la general.

No estuvo en la "pomada" el hombre más rápido del pelotón. El australiano Caleb Ewan sufrió una aparatosa caída a menos de 100 metros de la línea de meta. La lucha se redujo a Van der Poel y Girmay, el flamante ganador de la Gante Wevelgem.

Llegar y besar el santo. Van der Poel había señalado que le hacía más ilusión el hecho de estrenar el maillot amarillo en el Tour que la maglia rosa en el Giro, sobre todo por ser el nieto del mítico Poulidor. Pero también indicó que sería algo especial. A la primera sumó la segunda gran experiencia en una de las grandes.

La primera jornada en el Giro sembraba las dudas de llegada al esprint por una última subida de 5 km hasta el Castillo de Visegrad que se antojaba duro, pero hubo desenlace por velocidad.

Antes, la primera escapada del Giro fue de protagonismo de dos italianos del mismo equipo, Mattia Bais y Filippo Tagliani (Drone Hopper Androni Giocattoli), dos animosos corredores que llegaron a tener más de 10 minutos de ventaja.

El Alpecin Fenix pronto dejó que iba a mantener a raya a los fugitivos, en espera de la caza definitiva, que se produjo a 14 km de meta, cuando el pelotón empezó a convertirse en un avispero. Los equipos modestos tomaban la delantera, pero poco a poco los equipos más fuertes marcaron la pauta.

Lo intentó el UAE Emirates con un salto de Formolo, también el Bora con Kelderman, pero ninguno logró poner asfalto por medio. El esprint se lanzó de lejos entre ataques en perfil ascendente. Hubo nervios, tirones, se produjo el accidente de Ewan, eliminado, y quedaron al frente Van der Poel, Girmay y Bilbao, los más fuertes.

Finalmente Van der Poel impuso su ley. Enorme el ciclista de Kapellen, quien dio la segunda victoria a su equipo en cuestión de minutos, pues en los 4 Días de Dunkerque se acababa de imponer el belga Taminiaux. En ambos pusieron 13 etapas en el casillero del Alpecin Fenix. Van der Poel ya sabe lo que significa la maglia rosa.

Este sábado la segunda etapa acoge la primera contrarreloj de las dos que hay en el recorrido de la presente edición. Budapest será la salida y meta del examen cronometrado con 9 km por las calles de la capital húngara. Los últimos 1.300 metros son en ascenso, al 4,8 por ciento de pendiente media y tiene un tramo del 14.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.