Deportes, viajes y seguros

·3  min de lectura

Uno de los dichos que escuchamos frecuentemente es “más vale prevenir que lamentar”, y seguramente lo han constatado en diferentes aspectos de sus vidas. Durante un viaje, por ejemplo, las probabilidades de que un incidente se presente son muchas. Pérdida de equipaje, problemas con la reservación e, incluso, tener algún accidente son parte de los imprevistos que puedes tener y de los que un seguro de viaje con cobertura para deportes puede protegerte.

Soy un apasionado de los viajes y de la actividad física. Me encanta perderme en la sensación de libertad que me da conocer nuevos lugares y disfrutar de largos paseos en bicicleta para despejar mi mente.

Pero, por muy cuidadoso que uno sea, la posibilidad de lesionarte mientras practicas tu deporte favorito o una actividad recreativa, como bucear, surfear, rafting o incluso correr un maratón, existe. Un acontecimiento no deseado podría suceder en cualquier momento, causar un mal rato y arruinar un gran viaje.

En mi experiencia como ciclista amateur he aprendido que andar en bicicleta es algo más que pedalear y disfrutar del paseo. Se trata también de ser responsable con uno mismo y con los demás; de protegerse y de prever.

RIESGOS EN LOS DEPORTES

Entre ciclistas circulan muchas historias de compañeros que han sufrido golpes, caídas fortuitas y atropellamientos con lesiones al practicar todo tipo de ciclismo: urbano, recreativo, en carretera, de montaña o de turismo.

De acuerdo con información del Centro Badia Hand to Shoulder de Florida, las fracturas más comunes entre los ciclistas son las de clavícula, brazo y muñeca. Estas pueden suceder cuando se apoya la mano en el suelo al caer o porque el hombro golpea directamente el piso.

En México, una terapia de rehabilitación cuesta 1,000 pesos aproximadamente. A eso hay que agregar los costos de las consultas médicas (de 1,200 a 2,000 pesos), las radiografías (alrededor de 1,000 pesos), los medicamentos y el inmovilizador de clavícula.

Si la lesión requiere cirugía, el costo es considerablemente más elevado. Por ejemplo, una intervención de muñeca y antebrazo puede costar alrededor de 33,000 pesos. La atención médica por emergencia en viajes internacionales puede llegar a ser mayor a los 300,000 pesos, según la AMIS.

LA COBERTURA CORRECTA ES UNA BUENA IDEA

En el mercado existen seguros de viaje con cobertura de accidentes que ofrecen respaldo ante riesgos durante la práctica deportiva no profesional o amateur. De esta manera, en caso de una lesión o accidente, la carga financiera puede aliviarse.

Si vas a practicar tu actividad física favorita cuando viajes, es primordial que consideres un seguro de viaje con cobertura para deportes. No importa que seas amateur o un deportista avanzado que disfruta el reto de participar en maratones o triatlones: viajar asegurado es sinónimo de responsabilidad. Pero lo es aún más si te gusta rodar, bucear, surfear, hacer rafting o incluso correr.

Las coberturas abarcan desde protección de equipaje e indemnización de viaje, hasta emergencias derivadas de posibles accidentes en la práctica de múltiples deportes y actividades recreativas.

Por último, un consejo: no olvides revisar, si fuera tu caso, qué deportes se incluyen en la póliza y bajo qué términos y condiciones.

Siempre es buen momento para viajar, disfrutar de pasatiempos y sentir la adrenalina del deporte. Sigue disfrutando de lo que amas hacer, pero no olvides protegerte. N

—∞—

Agustín Quiroga es vicepresidente de adquisición, alianzas y seguros en American Express. Los puntos de vista expresados en este artículo son responsabilidad del autor.

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

Museo del Deporte Mexicano se inaugura con béisbol y ciclismo

Deportes extremos para los amantes de la adrenalina

Cinco errores que debes evitar cuando empiezas a hacer ejercicio

¿Existe algo como hacer demasiado ejercicio?