El deporte cruel que alguna vez fue parte de los Juegos Olímpicos

En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Si bien hoy se llevan a cabo varios eventos de tiro, allá en 1900 el objetivo era que los competidores derribaran tantas palomas vivas como fuera posible. El deporte se describió como «très aristocratique», que significa «muy aristocrático». Casi 300 aves murieron a causa del evento y, según los informes, el campo estaba lleno de sangre y plumas. Leon de Lunden de Bélgica fue el ganador después de matar a 21 de las 300 aves, pero los Juegos Olímpicos no cuentan oficialmente esto como una medalla. Fue la única vez que se mató a un animal a propósito durante los Juegos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.