Demandan al rapero Kanye West en Florida por impagos en el alquiler de un local

Miami, 29 oct (EFE).- Una empresa que opera en el Miami Design District, un céntrico barrio dedicado a la moda, el diseño, el arte, la gastronomía y la arquitectura, demandó al rapero Kanye West por el impago de una factura de más se 140.000 dólares, según un documento judicial presentado en una corte de Florida (EE.UU.)

El demandante es la empresa Surface Media, LLC, con sede en el estado de Delawere, que según consta en la demanda realiza transacciones comerciales en Florida y en el condado de Miami-Dade, de este último estado.

En ella se le reclama a West los gastos de 145.813 dólares de alquiler de un local pactado en enero pasado, a razón de 5.000 diarios durante 25 días, más costos de mudanzas 20.000 dólares, según el documento presentado esta semana en una corte del Distrito Sur de Florida y al que tuvo acceso EFE.

El documento judicial explica que West también acordó comprar cuatro sillas de oficina por un valor de 813 dólares.

Surface Media presentó en un esfuerzo por recuperar el dinero pactado, también en concepto de pedidos personalizados supuestamente solicitados por el rapero.

"El Demandado también solicitó que el Demandante comenzara a retirar ciertas piezas de la colección de arte curada, objetos de diseño y muebles del espacio", dice la demanda.

Según el documento, las piezas retiradas para que West personalizara su espacio tenían de conjunto un valor de 50 millones de dólares.

"Mi cliente logró lo que fue esencialmente una transformación de la noche a la mañana de su estudio de arte en un estudio de grabación para Ye (Kanye West) y los artistas que lo acompañaban", dijo Jonathan Smulevich, abogado del despacho legal Lowy and Cook que representa a Surface Media, según recoge el Miami Herald.

El medio local CBS4 afirma por su parte que ni West ni nadie afiliado al artista ha comentado públicamente sobre la demanda.

La popularidad del rapero ha sufrido un profundo bajón a raíz de sus recientes declaraciones de carácter antisemita y racista.

West escribió a principios de octubre una serie de mensajes antisemitas en Twitter e Instagram, y previamente acudió a un desfile en París luciendo el lema "White Lives Matter" ("Las vidas blancas importan"), utilizado a menudo por supremacistas blancos en respuesta al movimiento contra el racismo "Black Lives Matter" ("Las vidas negras importan").

Varias marcas de ropa y calzado asociadas con el rapero se han sumado en los últimos días a la sonada ruptura de Adidas con Kanye West, quien comercializaba las cotizadas Yeezy a través de la gran empresa de productos deportivos, lo que ha borrado 1.500 millones de su fortuna y lo sacó de la lista de multimillonarios de la revista Forbes.

El rapero también enfrenta una demanda por difamación de la familia de George Floyd, el afroamericano asesinado por un policía en Mineápolis (EE.UU.) en 2020, que le reclama 250 millones de dólares por decir en un pódcast que la causa de su muerte fue el consumo de fentanilo y no la violencia policial.

(c) Agencia EFE