Delta se propaga mientras los científicos estudian si aumenta la gravedad de los casos

·3  min de lectura
Enfermeras esperan a que la gente se acerque para recibir la vacuna contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en una clínica móvil de vacunación emergente organizada por el Departamento de Salud de Detroit, Michigan

Por Deena Beasley

LOS ÁNGELES, 2 ago (Reuters) - Ante la nueva ola de infecciones por COVID-19, alimentada por la variante delta, que está afectando a países de todo el mundo, los expertos en enfermedades se esfuerzan por saber si la última versión del coronavirus está haciendo que la gente —sobre todo la que no está vacunada— enferme más que antes.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EEUU advirtieron que la variante delta, identificada por primera vez en India y ahora dominante en todo el mundo, es "probablemente más grave" que las versiones anteriores del virus, según un informe interno publicado el viernes.

La agencia citó investigaciones realizadas en Canadá, Singapur y Escocia que muestran que las personas infectadas con la variante delta tienen más probabilidades de ser hospitalizadas que los pacientes anteriores de la pandemia.

En entrevistas con Reuters, los expertos en la enfermedad dijeron que los tres estudios sugieren un mayor riesgo de la variante, pero las muestras de los estudios son limitadas y los resultados aún no han sido revisados por expertos externos. Los médicos que tratan a los pacientes infectados con delta describieron una aparición más rápida de los síntomas de la COVID-19 y, en muchas regiones, un aumento general de los casos graves.

Sin embargo, los expertos afirmaron que es necesario realizar más análisis para comparar los resultados entre un mayor número de individuos en estudios epidemiológicos, a fin de determinar si una variante provoca una enfermedad más grave que otra.

"Es difícil precisar el aumento de la gravedad y el sesgo poblacional", afirmó Lawrence Young, virólogo de la Facultad de Medicina de Warwick, en el Reino Unido.

Además, es probable que la extraordinaria tasa de transmisión de delta también contribuya a un mayor número de casos graves que llegan a los hospitales, dijeron los expertos.

La variante delta es tan contagiosa como la varicela y mucho más que el resfriado común o la gripe, según el informe de los CDC.

La mayoría de las hospitalizaciones y muertes por coronavirus en Estados Unidos se producen en personas que no han sido vacunadas. Pero hay pruebas de que las vacunas son menos eficaces en personas con sistemas inmunitarios comprometidos, incluidos los ancianos.

"EN LLAMAS"

La tasa de casos graves, especialmente en las regiones donde las tasas de vacunación son bajas, está poniendo de nuevo a prueba a los trabajadores sanitarios en primera línea de la pandemia.

"Esto es como la propagación de un incendio, no una hoguera que se apaga. Ahora mismo está en llamas", dijo la Dra. Michelle Barron, directora médica principal de prevención y control de infecciones en la UCHealth de Colorado.

Las investigaciones realizadas en China que sugieren que la variante delta se replica mucho más rápido y genera 1.000 veces más virus en el organismo en comparación con la cepa original ponen de manifiesto el mayor peligro de esta nueva ola, según Barron.

(Reporte de Deena Beasley en Los Ángeles, Josephine Mason en Londres y Julie Steenhuysen en Chicago; edición de Michele Gershberg y Daniel Wallis; traducción de Flora Gómez en la redacción de Gdansk)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.