Delfina Merino habló sobre su desafectación de la selección y cargó contra el cuerpo técnico de Ferrara

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Delfina Merino, en un momento de reflexión y dolor por su marginación de las Leonas
Delfina Merino, en un momento de reflexión y dolor por su marginación de las Leonas

Las Leonas tuvieron muchos momentos de gloria desde que produjeron un boom en el deporte argentino, tras la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000. Sin ir más lejos, son las actuales subcampeonas olímpicas por el segundo puesto logrado en Tokio 2020. Pero también, este gran ciclo de 22 años estuvo salpicado por una serie de momentos conflictivos en diversas temporadas, en donde quedaron expuestas crudamente las malas sensaciones de varias jugadoras.

Ahora surgió un nuevo suceso ríspido, incómodo, con inevitables repercusiones dentro del plantel y hacia afuera: la desafectación de Delfina Merino, una de las capitanas y de gran trayectoria en el seleccionado femenino de hockey sobre césped. Lo más impactante es que el Mundial de España/Países Bajos está bastante cerca, ya que se jugará del 1° al 17 de julio, y el equipo se queda sin una clara referente, de conducta intachable y que fue premiada como la Mejor Jugadora del Mundo en febrero de 2018, según el criterio de la FIH.

Hace unos días, el DT Fernando Ferrara había asegurado que la marginación de la delantera de 32 años, campeona mundial y doble medallista olímpica de plata, se trataba de una cuestión meramente deportiva. “Es una jugadora espectacular, pero para mí hoy no está pasando por su mejor momento y creo que hay otras jugadoras que, en su posición, están rindiendo más”, había señalado a ESPN Hockey el último fin de semana. También había comentado: “La decisión impactó al equipo y me impactó a mí; son decisiones son feas para todos. Hoy yo tengo un rol de mucha responsabilidad donde tengo que priorizar al equipo y a las necesidades de Las Leonas por encima de las jugadoras y respetar el nivel de todas las que hoy se merecen estar”.

Delfina Merino en entrevista con La Nación.
Santiago Filipuzzi / La Nación


Delfina Merino en entrevista con La Nación. (Santiago Filipuzzi / La Nación/)

En el comienzo de este año, la jugadora formada en Banco Provincia no pudo arrancar los entrenamientos, ya que le tocó afrontar una larga recuperación debido a las secuelas del Covid-19. La enfermedad la dejó afuera de la Copa Panamericana, que dio el pasaje al Mundial, y de los primeros partidos de Pro League. Sí formó parte de los encuentros de ese certamen ante Estados Unidos, el 16 y 17 de abril, cuando fue titular. Esos dos compromisos y una serie de amistosos ante Chile fue todo su recorrido durante este año para la atacante, que acumula más de 300 presentaciones vistiendo la camiseta de Las Leonas. Pero además, tuvo que lidiar con altibajos en los últimos años: el sinsabor por dos operaciones en la rodilla derecha, que le demandaron idas y venidas, y el triple de tiempo de recuperación prevista. Y por supuesto, la lógica angustia por no competir debido a la pandemia.

La réplica de la jugadora

Seis días después de las declaraciones del entrenador, y mientras el equipo se apresta para jugar este sábado un amistoso ante España en Valencia, Merino escribió un comunicado en las redes en donde deja claro que respeta la decisión, pero no la forma en que se lo comunicaron. “Desde chica soñé con jugar en Las Leonas y le agradezco a la vida por poder cumplir ese sueño. Cada vez que vestí la camiseta de nuestro país fui feliz e intenté dar siempre lo mejor de mí, porque pertenecer a este equipo me llenó de orgullo”, comenzó la carta publicada en sus redes sociales.

“Cada entrenador elige a sus jugadores y no asumo que por mis años de selección deberían regalarme nada, simplemente creo que merecía la oportunidad de pelear hasta el final por un lugar en el equipo. (...) Me duele y no entiendo que siendo una de las capitanas, y teniendo diálogo constante con el cuerpo técnico, ninguno me haya advertido que no estaban conformes con mi desempeño deportivo. Nunca nadie me dio un indicio de esto”, sentenció.

Fundamentalmente, Merino revela en su escrito la tristeza que sintió cuando le dieron la mala noticia en el Cenard y deja constancia de que nunca el cuerpo técnico le advirtió que su rendimiento deportivo estaba bajando (”Al día de hoy desconozco lo que provocaba ese descontento deportivo”). Siente que pudo haber luchado hasta el final para ganarse un lugar para el Mundial y urge a modificar la comunicación dentro del ámbito de selecciones de la CAH.

El comunicado completo

“Desde chica soñé con jugar en Las Leonas y le agradezco a la vida por poder cumplir ese sueño. Cada vez que vestí la camiseta de nuestro país fui feliz e intenté dar siempre lo mejor de mí, porque pertenecer a este equipo me llenó de orgullo.

Hace una semana el entrenador me comunicó la noticia que ningún jugador quiere recibir: “No te vamos a tener en cuenta para el mundial por motivos deportivos”. Desde entonces, son días de mucha reflexión. Me da bronca y tristeza, pero a la vez estoy tranquila conmigo misma.

Cada entrenador elige a sus jugadores y no asumo que por mis años de selección deberían regalarme nada, simplemente creo que merecía la oportunidad de pelear hasta el final por un lugar en el equipo. Faltando dos meses para el Mundial siento que es un margen de tiempo considerable en que las percepciones del entrenador podrían cambiar y si había dudas respecto de mi rendimiento, hubiese valorado la posibilidad de ganarme un lugar en estos ocho partidos que se avecinan con equipo europeos en la Pro League. Lamento profundamente no tener ni la chance de eso.

Me duele y no entiendo que siendo una de las capitanas, y teniendo diálogo constante con el cuerpo técnico, ninguno me haya advertido que no estaban conformes con mi desempeño deportivo. Nunca nadie me dio un indicio de esto, de haberme comunicado donde radicaba la falla en mi juego hubiese dado todo lo que tengo dentro para ajustarlo y así poder vestir nuestros colores. Al día de hoy desconozco lo que provocaba ese descontento deportivo.

Sí estoy convencida de que los modos y las formas en las que se comunican las decisiones de tal magnitud deben modificarse en forma urgente. Personalmente no merecía después de hacer gimnasio y lista para empezar el bloque de hockey, me saquen de la cancha con las canilleras puestas, el protector bucal en la mano y se me da tal noticia. Irme de esa manera del Cenard me dolió.

Somos Leonas que defendemos la camiseta de nuestro país con mucha dedicación, esfuerzo y entrega. Pero antes que eso, somos personas y al comunicarnos decisiones que cambian nuestro estilo de vida de un segundo al otro, las formas, el respeto, la comunicación sana y honestidad deberían de estar presentes y no perderse nunca.

Traté todo este tiempo de obrar con los valores que aprendí de momentos vividos con este equipo, compartidos con camadas actuales y anteriores, y de cuidar esa mística distinta que se siente al ponerse la camiseta con la Leona en el pecho.

Le di a la Selección Argentina mi corazón, y lo volvería a hacer sin duda alguna.

Voy a estar eternamente agradecida con el apoyo de todos. De Argentina siempre”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.