El debut menos pensado en la carrera de Lionel Messi: llegó el día 1 con la camiseta de Paris Saint-Germain

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
El delantero francés del Paris Saint-Germain Kylian Mbappé  y el delantero argentino del Paris Saint-Germain Lionel Messi participan en una sesión de entrenamiento en el campo de entrenamiento del club de fútbol Camp des Loges Paris Saint-Germain
Agencia AFP

La actualización de la carrera de Lionel Messi pasaba por ir sumándole goles, asistencias y títulos. No estaba dentro de las previsiones que después de debutar con 17 años en Barcelona y con 18 en el seleccionado argentino, a los 34 iba a tener un tercer bautismo, en Paris Saint-Germain.

Acostumbrado Leo a sorprender a los demás y dominar todos los trucos con la pelota en los pies, esta vez fue el fútbol el que lo dejó atónito con el giro que debió imprimirle a su brillante trayectoria. La secuencia todavía está fresca y quedará para la historia: domingo 8 de agosto de llanto desconsolado en su despedida de Barcelona y martes 10 de feliz asombro en su desembarco en París.

Barcelona, ufano de su eslogan “más que un club” por los valores que representa, le marcaba la puerta de salida y Messi elegía un destino que también es “más que un club”, ya que PSG es considerado un “club-estado” por tener detrás al emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al Zani.

El delantero francés del Paris Saint-Germain Kylian Mbappé  y el delantero argentino del Paris Saint-Germain Lionel Messi participan en una sesión de entrenamiento en el campo de entrenamiento del club de fútbol Camp des Loges Paris Saint-Germain
Agencia AFP


Messi y Mbappé, en el último entrenamiento de Paris Saint-Germain; Real Madrid hizo una nueva oferta por el francés. (Agencia AFP/)

Después de casi tres semanas de asimilación a un entorno diferente al que frecuentó en sus 21 años anteriores, a Messi le llega la hora de jugar al fútbol, lo que lo completa como persona después de la prioridad que tiene en su familia. Mauricio Pochettino, su nuevo entrenador, no quiso adelantar si será titular o suplente en la visita de PSG a Reims, este domingo a las 15.45 de la Argentina, por la cuarta fecha de la Ligue 1, con televisación de ESPN.

“Veremos cómo está y definiremos”, expresó Pochettino este sábado ante la consulta sobre la presencia de Messi, que afrontó su último partido el 11 de julio, cuando obtuvo la Copa América en el Maracanã. Desde entonces, vacaciones, la abrupta salida de Barcelona y una decena de entrenamientos con sus nuevos compañeros. Apenas una puesta a punto física, sin la preparación de fondo que implica una pretemporada.

“Me encontré con un Leo muy motivado. Estamos descubriendo a un gran profesional, que está adaptándose a una nueva realidad”, agregó Pochettino. De la convocatoria también forman parte Neymar, que hasta ahora no jugó en la temporada tras disputar la Copa América, y Kylian Mbappé, cuya posible transferencia a Real Madrid es un culebrón aún sin final. El club español hizo una última oferta de170 millones de euros más 10 en variables y espera respuesta hasta el lunes, un día antes de que cierre el libro de pases en Europa.

Pochettino habló sobre Messi y la actualidad de PSG

Hasta ahora, PSG se mostró duro y reacio a negociar por el delantero de 22 años, que hizo un gol y dos asistencias en las tres victorias de PSG por la liga. En la práctica del sábado a Mbappé se lo vio sonriente junto a Messi. Habrá que esperar un par de días más para saber si los minutos que puedan compartir este domingo serán el comienzo de una sociedad. O si Messi estará llamado a cubrir el hueco que dejaría un Mbappé que en cuatro temporadas en PSG anotó 133 goles y repartió 63 asistencias en 174 encuentros. Al margen quedó Mauro Icardi, que tiene para tres semanas de recuperación por una lesión en un acromioclavicular.

Tanto Messi como PSG hacen foco en la Champions League, pero al estado de forma lo da esa carrera de resistencia que es el torneo de liga. Y mucho más para el rosarino, que tiene nuevos compañeros en una competencia distinta a LaLiga, de España, a la que dominaba en todos sus registros. Era el jardín de su casa.

Pochettino ya adelantó algunas de las diferencias con las que se encontrará Messi: “La Ligue 1 es más física y abierta, con un mayor número de transiciones que en España, pero creo que Leo se adaptará a nuestra propuesta. Somos un equipo que quiere la posesión, algo a lo que él está habituado. Un futbolista como él va a ser determinante; no creo que tenga problemas. Estamos hablando de uno de los mejores, sino el mejor del mundo”.

Respecto del ritmo de juego, hay un dato que avala la superior vivacidad en Francia. De las cinco grandes ligas europeas, la Ligue 1 es la que muestra la mayor proporción de tiempo real de juego, con 55 minutos y 41 segundos por cotejo. La de España ocupa el último lugar, con 50m57s.

El delantero francés del Paris Saint-Germain Kylian Mbappé  y el delantero argentino del Paris Saint-Germain Lionel Messi participan en una sesión de entrenamiento en el campo de entrenamiento del club de fútbol Camp des Loges Paris Saint-Germain
Agencia AFP


Neymar, Messi, Mbappé y Rafinha; el plantel de PSG reúne varias figuras internacionales. (Agencia AFP/)

En términos económicos, Messi quizá revalorice una liga que es la menos cotizada entre las cinco grandes de Europa. El portal Transfermarket la valúa en 3670 millones de euros, muy por debajo de la primera, la Premier League, cotizada en 9000 millones.

Mientras la inserción futbolística de Messi está por verse, la gran repercusión que provocó su llegada excede a PSG. Su debut debería darse en el estadio Auguste-Delaune, donde hace un par de semanas hubo apenas 8000 espectadores para presenciar el 3-3 entre Reims y Montpellier. Para esta noche francesa ya están agotadas las 22.000 entradas, récord que deja atrás la mayor asistencia (21.044 personas, en 2012, ante Olympique, de Marsella). Messi como atracción irresistible.

“No tengo pensado ningún planteo especial ni una marcación individual a Messi. Es incontrolable”, expresó Oscar García, el director técnico de Reims, ex futbolista surgido en Barcelona y una de las víctimas del rosarino cuando en España dirigió a Celta. El día en que debutó, en 2019, Barcelona ganó por 4-1, con tres goles del ex Nº 10, hoy con el número 30, el mismo que tenía cuando se presentó en LaLiga en octubre de 2004 al reemplazar a Deco en los últimos minutos ante Espanyol. Desde entonces pasaron 778 partidos, 672 goles y 35 títulos hasta este domingo 29 de agosto de 2021: día 1 de Messi en el fútbol francés.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.