Davidovich se planta en octavos de final y espera a Berrettini o Murray

·2  min de lectura

Nueva York (EE.UU.), 2 sep (EFE).- El español Alejandro Davidovich Fokina se clasificó este viernes a los octavos de final del Abierto de Estados Unidos por segunda vez en su carrera al imponerse por 6-4, 5-7, 6-4 y 6-4 al colombiano Daniel Galán, y se medirá con uno entre el italiano Matteo Berettini y el británico Andy Murray.

Davidovich ya había alcanzado los octavos de final de Nueva York en 2020, cuando perdió ante el alemán Alexander Zverev, a la postre finalista.

El jugador español, número 39 del ránking mundial y finalista este año en el Masters 1.000 de Montecarlo, necesitó tres horas y quince minutos para doblegar a Galán, que llegaba a esta ronda tras imponerse el pasado lunes al griego Stefanos Tsitsipas, número cinco del mundo.

El duelo se jugó en la pista 17 ante un buen número de aficionados, muchos de ellos con camisetas amarillas de la selección colombiana. Sin embargo, el español también contó con apoyo de los espectadores, que entonaron repetidamente cánticos de 'Let's Go Foki'.

Su partido empezó de manera impecable, con una rotura en el juego de apertura y unos turnos sólidos al saque, lo que le permitió tomar ventaja con un 6-4.

A pesar de conseguir una nueva rotura en la apertura, Davidovich perdió solidez en la manga siguiente, en la que sus 21 errores no forzados fueron castigados por Galán con un 7-5 que igualaba el encuentro.

El español, de 23 años, se fue entonces a los vestuarios en el intento de recuperar calma y lucidez y, efectivamente, la pausa pareció ayudarle.

Regresó con energías y motivaciones renovadas y se escapó rápidamente 5-1 en el tercer set, antes de cerrarlo con un nuevo 6-4.

Galán, que llegaba a esta ronda tras superar tres partidos de las clasificaciones, a Tsitsipas en primera ronda y al australiano Jordan Thompson en la segunda, demostró orgullo y vendió cara su derrota.

Aprovechó una rotura en el primer turno al saque de Davidovich para abrirse el camino hacia un 4-1, antes de que su rival encadenara una contundente racha de cinco juegos consecutivos que le dieron el billete para los octavos de final.

(c) Agencia EFE