Davidovich: "Si hubiera hecho caso a mi equipo en 2017 no sé dónde estaría"

·8  min de lectura

Madrid, 19 abr (EFE).- Alejandro Davidovich disfrutó de la mejor semana de su vida en Montecarlo, donde por primera vez disputó la final de un torneo ATP al situarse a orillas del título, el de un evento de la categoría de un Masters 1000 que no pudo ganar al caer ante el quinto jugador del mundo, el griego Stefanos Tsitsipas.

Aún así, el malagueño inicia la presente semana erigido como el vigésimo séptimo mejor jugador del mundo. El mejor puesto de su carrera.

En una entrevista con la Agencia EFE reconoce que Montecarlo le ha servido para reivindicarse al tiempo que destaca la relevancia de todo su equipo. Davidovich lamenta no haber atendido sus consejos en su día, cuando ganó Wimbledon en el 2017 como júnior y fue el segundo jugador del mundo en esa categoría. "No sé donde estaría ahora si hubiera hecho caso a mi equipo entonces".

Davidovich asume que su momento "acaba de llegar" y que no siente presión, ni responsabilidad añadida por haber sido subcampeón en Montecarlo.

- Pregunta: ¿Le ha dado tiempo a asimilar todo lo vivido días atrás?

+ Respuesta: "Ha pasado un día en realidad. Cuando estás en el torneo no te das cuenta del todo de lo que está pasando sino estás enfocado en los partidos y en seguir en el torneo vivo y ya cuando acabas el torneo y piensas 'he ganado al número uno, he hecho mi primera final' y la verdad es que estoy asimilándolo bien. Es que realmente he sido yo, Álex el que ha jugado esa semana en pista y al ser mi primera todo, mi primera semifinal, mi primera final, ganar a Djokovic.. al final me notaba con más tensión por eso también acabé muy cansado. Seguramente Tsitsipas tiene más experiencia, juega más finales y yo al final lo vivía con otra tensión, básicamente".

- P: Se quedó totalmente fundido. De hecho aunque mostró públicamente su especial interés en jugar los torneos de España ha tenido que renunciar a Barcelona. ¿Fue una recomendación, médica, del equipo?

+ R: "Fue al acabar la final y viendo lo que tenía que hacer y cuando estaba con todo mi equipo reunido lo decidimos. Dije que sinceramente estaba bastante cansado. Nunca había llegado a una final ATP y estaba realmente fundido. Había sido una semana intensa y entre todos decidimos no jugar, que lo mejor era descansar esta semana porque era a los dos días empezar a jugar otra vez y no creo que fuera lo más adecuado. A lo mejor, si hubiera jugado más finales y hubiera estado más habituado.. pero al no ser ese el caso, pues no. Era lo mejor descansar".

- P: ¿Con qué momento, si hubiera que elegir uno, se queda de todo lo vivido la semana pasada?

+ R: "Puede ser ganar en semifinales a Dimitrov. Obviamente ganar a Nole Djokovic fue un puntazo pero meterme en mi primera final sí que fue bastante gordo".

- P: ¿Que ha hecho desde que terminó la final? ¿En qué ha ocupado su tiempo? ¿Es aficionado a otros deportes, sigue algún equipo, por ejemplo?

+ R: "Sinceramente no he hecho nada. Llegué al mediodía a Málaga y lo único que he hecho ha sido comer un poquito fuera de lo que suelo comer todas las semanas y descansar. Sobre todo descansar física y mentalmente".

- P: Vaya año para el tenis español. Primero con Rafa Nadal en el Abierto de Australia e Indian Wells, luego con Carlos Alcaraz en Miami y ahora usted en Montecarlo.

+ R: "Está siendo un principio de año bastante bueno para el tenis español. Parece que está subiendo cada vez más. También están amigos míos como Pedrito (Martínez) o (Jaume) Munar también y la verdad es que me alegro mucho por ellos y al final nos llevamos todos muy bien".

- P: ¿Montecarlo le ha servido para reivindicarse? El mundo del deporte está acostumbrado a Rafa Nadal y ahora ha irrumpido con fuerza Carlos Alcaraz. ¿Esta final y todo lo hecho en Montecarlo le concede su espacio?

+ R: "Sí. Al final cada jugador tiene su momento y el de Charly (Alcaraz) llegó hace un tiempo, el mío acaba de llegar y el de Pedrito está llegando, Munar también. Cada jugador tiene sus tiempos y cuando de verdad entra y mentalmente lo maneja bien va para arriba".

- P: Sus partidos en Montecarlo daba la sensación a veces que eran como una montaña rusa. Los encarrilaba y después parecía que se iba y que no tenía opción y luego resucitaba otra vez. ¿Hay un trabajo mental y físico específico en todo eso?.

+ R: "Lo único que me dijo Jorge (Aguirre), mi entrenador, fue 'disfruta de cada punto y lucha. Juega cada punto'. Eso fue lo que hice. Esa manera de pensar nunca la he tenido. Siempre he sido de muchos altibajos, me he impuesto en este juego y en los siguientes me he relajado un poco más. Pero en esta semana que realmente me he puesto a jugar cada punto, me ha cambiado el juego totalmente. Obviamente ese punto de mentalidad cada punto intentar jugarlo a la perfección, ha cambiado bastante mi juego".

- P: Durante un tiempo usted era la principal promesa del tenis español. Campeón de Wimbledon júnior, número dos del mundo júnior. ¿Tardó más de lo esperado en asentarse en el circuito?¿Donde estuvo el punto de inflexión?.

+ R: "Después de Wimbledon no podía coger una raqueta. Me metí mucha presión. No estaba contento conmigo mismo. No ganaba partidos. Era una suma de todo. Lo manejé mal, sinceramente. Y mira que mi equipo estaba encima de mí diciéndome lo que tenía que hacer y tal y yo lo quise hacer a mi modo y no me funcionó. Y gracias también a eso, a que lo quise hacer a mi manera y no me funcionó ahora he escuchado a mi equipo y si hubiera hecho caso a lo que me decía en el 2017 no sé donde estaría ahora mismo. Pero cada uno tiene sus tiempos. El mío acaba de llegar y lo voy a coger con mucha fuerza".

- P: Qué importancia tiene en su desarrollo el exatleta Martín Fiz.

+ R: "A Martín lo fichamos hace dos años con la intención de que nos ayudase en el fondo físico y también en la parte mental. Al final el tenis se hace largo. Hay momentos de desconexión aunque no quieras, entre punto y punto, en los descansos. Siempre se te mete algo en la cabeza que no quieres y corriendo con Martín me ha ayudado dándome consejos para esos momentos.

Él, por ejemplo, me decía que cuando corre y llega al kilómetro 20 y le quedan equis kilómetros, pues me imagino que le vendrán muchos pensamientos a la cabeza. Por eso hemos cogido esa parte física como parte mental también para que me ayude. Pero aparte de eso es muy buena persona y aporta mucho al equipo tanto por los mensajes que nos manda como el ánimo, nos felicita. Que estuviera en Montecarlo con nosotros y en Rotterdam cuando vino me da un plus. Miro al banquillo y digo, está ahí Martín, no voy a abandonar.

- P: ¿Donde tiene el foco puesto ahora, Álex?

+ R: "Ahora mismo disfrutar el día de hoy. Mañana ya veremos. La semana que viene compito en Estoril y ese es mi próximo objetivo. No quiero ir más lejos de Estoril porque sabemos los torneos que hay y quiero ganar los máximos posibles".

- P: ¿Va a sentir más presión, más responsabilidad por la exigencia y las miradas hacia usted por haber llegado a la final de Montecarlo?

+ R: "Ninguna. No tuve ninguna presión jugando las semifinales ni la final en Montecarlo. Porque sabía lo que quería y no me presioné a mí mismo. Ahora voy convencido y feliz de lo que estoy haciendo y ya solo con eso no creo que tenga que meterme presión. Es como meterme más peso en una mochila que no vale para nada".

- P: ¿Es supersticioso? Llama la atención que siempre va con un calcetín de cada color.

+ R: "No, la verdad. Solo en los calcetines, en negro y blanco. Si me pongo los dos iguales no sé si podría jugar.

- P: Le veremos en Madrid? En el Masters 1000

+ R: "Perderme un torneo en España... bueno.. pero dos ya sí que no"

- P: Al margen del tenis, está usted muy involucrado en la protección de perros y gatos. Incluso hizo mención a ello en la cámara después de ganar los partidos. Es con el proyecto adoptas.org. ¿Como es este proyecto?.

+ R: "Es de hace un año que monté una página web que se llama adoptas.org y básicamente lo que quiero hacer es que se de más visibilidad a los animales. Somos el país con mayor número de abandonos de Europa y eso me entristece bastante porque no somos todos iguales pero no sé como las personas pueden hacer eso y abandonar a un animal. Cree que son un juguete y no lo son. Y me dediqué a ver como podía ayudar a las protectoras que son las que más empeño ponen porque tengan un hogar y un lugar. Y básicamente la web es como un idealista o un fotocasa que tú entras y ves los perros y gatos de tu zona y puedes adoptarlos.

Estábamos esperando a la Fundación y hace dos semanas o tres nos dieron el ok y ahora estamos haciendo reuniones y tal para ver cual es el siguiente paso porque no estaba funcionando del todo y ahora sí que vamos a dar hincapié a eso porque ahora la gente si que puede donar a la fundación y puede donar a las protectoras. Básicamente dar más visibilidad y sensibilizar a las personas y no al maltrato".

Santiago Aparicio

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.