David Morell avanza en 168 libras, pero otro cubano también pisa firme en súper mediano: el tornado Osley Iglesias

·2  min de lectura

Mucho se habla de David Morell y su indetenible ascenso en las 168 libras, pero hay otro cubano que sube como la espuma en la división súper mediana. Osley Iglesias llegó sin hacer mucho ruido y ya está a las puertas de dar un gran salto desde su fortaleza europea.

Iglesias (6-0, 5 KO) superó por decisión unánime en 12 rounds a Isaac Chilemba en Polonia para colocar en su cintura el reconocido título Intercontinental de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y el menos importante de la Internacional de la Organización Internacional de Boxeo (IBO).

Pero aquí no se trata tanto de cinturones como la experiencia y el paso que acaba de dar el matancero, porque Chilemba es un viejo conocido de los trajines del boxeo, un hombre que había enfrentado a lo mejor de las divisiones súper mediana y ligero pesada, desde Sergey Kovalev a Dmitry Bivol, pasando por Eleider Alvarez y Tony Bellew.

Se esperaba que Chilemba (29-9-3, 10) tensara al máximo las reservas de Iglesias, pero el cubano mostró cuanto ha crecido en el boxeo profesional y, además de sus habilidades, también exhibió pegada al llevar al sudafricano a la lona en una ocasión en la gala de la gala de Polsat Boxing Promotions.

Al final, los jueces entregaron boletas de 120-107, 118-109, 118-109 que demostraron la superioridad del antillano sobre un Chilemba que un tiempo atrás era considerado material de grandeza, pero que hoy se ha convertido en “gatekeeper’‘, ese tipo de boxeador veterano que prueba el ascenso de una promesa del ring.

Nacido en Matanzas, Iglesias ganó una medalla de bronce en el 2016 en los Campeonatos Nacionales y plata en las ediciones del 2017 y 2018, además de participar en eventos internacionales como Copa Gobernadores de San Petersburgo, Rusia 2018 (plata) y la Copa Colonia de Alemania, donde aportó la única medalla de oro que consiguió su país.

Iglesias combatió en su país en la división de 75 kilogramos y era considerado una figura en ascenso en el equipo nacional, pero ahora su futuro parece brillante, como lo es ya el de su compatriota Morell que el próximo sábado defiendo su faja mundial de la WBA en Minneapolis ante Kalvin Henderson.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.