Daniel Dias, el 'hombre piscina' se retira a la sombra de Michael Phelps

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Tokio, 1 sep (EFE).- El nadador brasileño Daniel Dias, apodado 'hombre piscina', se retira de la natación profesional con el reconocimiento mundial del movimiento paralímpico, al que ahora pretende dedicar sus esfuerzos desde otra óptica, y con 27 medallas en sus cuatros Juegos, a solo una del nadador olímpico estadounidense Michael Phelps.

Daniel Dias (Campinas, Brasil; 1988) nació con una malformación congénita en los brazos y en la pierna derecha que le hace no tener esas extremidades bien desarrolladas. Superó la discriminación a la que fue sometido de pequeño empezando a nadar con 16 años en Sao Paulo tras ver a su compatriota Clodoaldo Da Silva, que ganó seis medallas de oro en Atenas 2004.

Desde entonces, la natación es una parte importante sobre la que gira su vida. Es conocido como 'el hombre piscina' por su velocidad en el agua y por su resistencia, ya que nada entre cinco y ocho kilómetros al día como entrenamiento.

Su carta de presentación al mundo la protagonizó a los veinte años en los Juegos de Pekín 2008, en los que logró nueve medallas, cuatro de ellas de oro. El estilo, la técnica y, sobre todo, la confianza que desprendía aquel joven hizo que todas las miradas se posasen en él.

Cuatro años más tarde, en Londres 2012, confirmó que ese talento innato para nadar, pero perfeccionado a base de trabajo, no era flor de un día y ganó seis oros. Después, llegó el turno de Río de Janeiro, dónde ejerció de anfitrión y, con la afición entregada en cada participación suya, volvió a subirse en siete ocasiones al podium mientras retumbaban los asientos y las gradas con los aplausos de sus compatriotas.

Tras completar un ciclo más largo de lo habitual debido a la pandemia del coronavirus, Daniel Dias ha decidido, con 33 años, retirarse. Lo ha hecho con tres medallas de bronce y sin conseguir alcanzar a un mito de la natación olímpica como el estadounidense Michael Phelps, que precisamente se retiró en Río 2016 con 28 preseas. Las 27 que tiene le equiparan a otra leyenda de la natación paralímpica internacional, la española Teresa Perales.

Las nuevas inquietudes de Daniel Dias pasan ahora por seguir aportando al movimiento paralímpico desde otros prismas como la Academia de los Premios Laureus, de la que forma parte desde este año y de la que recibió en tres ocasiones (2009, 2012 y 2016) el galardón al mejor Deportista Mundial del Año con Discapacidad.

Daniel es un ídolo en Brasil pero más lo es en su casa. Por eso su familia, su mujer y sus tres hijos, quisieron acompañarlo en este último baile como nadador profesional. No pudieron hacerlo presencialmente pero sí virtualmente con un vídeo de apoyo en las redes sociales.

"Hoy será tu último brazo y pierna en la natación paralímpica. Estamos muy contentos por lo que han representado y representan para nuestro país. Estamos aquí para decir que estamos muy orgullosos de ti", declaró su mujer, acompañado en vídeo por los tres hijos.

Daniel Dias se retira dejando un enorme legado en la natación como deportista. Aún así, hay aspectos con los que se marcha desencantado. Uno de ellos son los sistemas de clasificación.

"Para que un atleta pueda competir debemos estar clasificados. Lo sabemos. Pero si me preguntaras: ¿Puedes explicarme el sistema de clasificación de hoy? No, no puedo". Con esa respuesta, el brasileño mostró hace unos días su malestar con ese tema.

En 2016 contaba con hasta siete récords del mundo, pero ya no tiene ninguno. Reclama que se los han arrebatado nadadores que tienen menos discapacidad que él y pide más claridad en las clasificaciones. Esa es su gran queja.

Lo que está claro es que Daniel Dias se retira por la puerta grande. Tres medallas de bronce en Tokio que ilustran un palmarés en cuatro Juegos con 14 oros, 7 platas y 6 bronces.

David Ramiro

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.