Dani Alves y el injusto abucheo por parte de la afición de unos Pumas 'malditos'

Dani Alves llegó a los Pumas de la UNAM en la Jornada 5 del Clausura 2022 y a partir de esa fecha los felinos han perdido todos sus partidos (Foto: Cesar Gomez/Jam Media/Getty Images)
Dani Alves llegó a los Pumas de la UNAM en la Jornada 5 del Clausura 2022 y a partir de esa fecha los felinos han perdido todos sus partidos (Foto: Cesar Gomez/Jam Media/Getty Images)

Dani Alves llegó a los Pumas de la UNAM como el flamante refuerzo para el torneo Clausura 2022. El brasileño generó altas expectativas, ya que durante su carrera ha ganado un sinfín de trofeos. Tras el paso negativo de los universitarios y llevar cuatro derrotas consecutivas, la afición ha cambiado de opinión y ya no lo vitorean como al principio, sino que ahora ya le recriminan todo, como si el jugador fuera el único culpable de lo que pasa en el conjunto auriazul.

En la Jornada 10 del campeonato mexicano, Pumas perdió 5 a 1 en el Estadio Olímpico Universitario. Durante los últimos minutos de juego, cuando el encuentro estaba por terminar y los locales iban abajo en el marcador, la afición no se tentó el corazón y abucheó a Dani Alves cada que tocaba el esférico. Lo sucedido ha sorprendido a propios y a extraños.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Además, cuando los futbolistas auriazules regresaban a los vestidores tras el término del tiempo reglamentario, los fanáticos les aventaron botellas y objetos cuando descendían por las escaleras para ingresar al túnel del vestidor. Andrés Lillini, director técnico de los Pumas, pidió paciencia a los seguidores y aseveró que no comparte lo sucedido: “no comparto que me tiren una botella. Casi me pega en la cabeza”.

La contratación de Alves generó diferentes opiniones en el gremio futbolístico. Entrenadores como Miguel Herrera criticaron el fichaje, pues para él, el canterano del Esporte Clube Bahia, llegaba en la última etapa de su carrera y con poco que ofrecer a la escuadra felina: “Con la edad que tiene es un bombazo más de nombre”. Por su parte, periodistas como David Faitelson, aseguraron que jugadores como él siempre son bienvenidos en el torneo azteca, ya que gracias a su renombre y prestigio, el futbol mexicano sería conocido a nivel mundial.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Desde que Dani Alves hizo oficial su llegada a los Pumas de la UNAM ha jugado todos los minutos posibles en seis cotejos. En su debut contra el Mazatlán FC, las gradas del Estadio Olímpico se abarrotaron, no cabía un alfiler y todos querían ver al tres veces campeón de la Champions League. Con el pasar del tiempo y los malos resultados de los Auriazules eso ha quedado atrás y ahora es el malo de la película. Simplemente ha pasado de héroe a villano.

Parece maldición, luego del duelo ante Mazatlán y la presentación de Alves, los Pumas recibieron a Monterrey y empataron a uno, para después viajar a Europa y jugar un encuentro amistoso contra Barcelona para caer 6 a 0; posteriormente fueron goleados por América 3 a 0, enseguida recibieron una voltereta contra San Luis de visita y cayeron 3 a 2, para culminar el mal paso fueron apabullados por el Santos en casa 5 a 1.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Hay que sincerarse, Dani Alves no tenía la necesidad de llegar a la Liga MX. La trayectoria y fama del sudamericano le dio para escoger entre varias ofertas en la MLS, Brasil y México. Alves escogió a los Pumas como un reto personal, en el que podía brindar algo de lo que estuvo acostumbrado durante todo su trayecto como jugador: la gloria de ser campeón. El futbolista de 39 años de edad posee 43 títulos en su carrera, mismos que lo posicionan como el más ganador en la historia del balompié.

Para su mala fortuna y como coincidencia, el ex Barcelona llegó a los Pumas en una etapa de cambio, en la que anteriormente Andrés Lillini apostaba por los canteranos del club. Ahora, con fichajes de la talla de Eduardo Salvio, Gustavo del Prete, César Huerta, Adrián Aldrete y el mismo Dani Alves, las exigencias crecieron y el campeonato fue la petición.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La reputación de Dani Alves está en juego. El brasileño apostó por una liga que tuviera nivel y así fuera considerado por Tite, estratega de la Selección de Brasil. El desafío del nacido en Ceará, Brasil, era arriesgado y con el fin de ganarse un lugar dentro de la Canarinha que tiene miras a la Copa del Mundo de Qatar 2022. De ese modo, Alves buscaba un equipo con el que mantuviera el ritmo y competencia, pero hasta ahora no ha conseguido ninguna de las dos.

De esa manera, Dani Alves y compañía tendrán que salir de la crisis si no quieren que las cosas empeoren. Por su parte, Andrés Lillini fue ratificado como cabeza del proyecto, mientras que los nuevos refuerzos deberán revertir los resultados y Dani Alves buscará levantar el nivel para ser considerado por Tite y jugar la última copa del mundo en su carrera. Si bien es uno de los fichajes responsables de los resultados en Pumas, también es injusto la carga excesiva de responsabilidad al jugador.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

“¡Háblale a Torruco!”: se cuela a hotel en Acapulco y se niega a salir alegando ser sobrina de funcionario