Dani Alves volvió descalzo a Barcelona, fue ovacionado por más de 10.000 personas y dijo: “Si me dejan un par de horas voy a buscar a Messi”

·5  min de lectura
Descalzo, Dani Alves habló ante los aficionados culés en el Camp Nou, en su presentación de regreso a Barcelona.
Joan Monfort

Descalzo en el césped del Camp Nou, Dani Alves fue recibido por una ovación de más de 10.000 personas durante su presentación ante los aficionados de Barcelona, afirmó que volvió para ayudar a que el club enderece el rumbo y tuvo algunas palabras dirigidas a Lionel Messi.

El lateral brasileño de 38 años aseguró que estará en plenas condiciones de pelear por la titularidad cuando quede habilitado para jugar, algo que sucederá en enero. “Vengo a guerrillear, no vengo a pasar el tiempo y a vivir muy bien en Barcelona. Vengo para jugar y para pelear por un puesto y por el derecho a jugar. No es porque tenga muy buena relación con el entrenador o con el presidente. Con mi trabajo voy a pelear e intentar aportar desde dentro y desde fuera”, fue su mensaje desde el campo a los hinchas, que llegaron en mayor cantidad que cuando Joan Laporta presentó al DT Xavi Hernández.

El brasileño hace gestos con la nueva camiseta de Barcelona, equipo que integró entre 2008 y 2016; llevará la camiseta número 8.
Joan Monfort

El brasileño hace gestos con la nueva camiseta de Barcelona, equipo que integró entre 2008 y 2016; llevará la camiseta número 8. (Joan Monfort/)

Alves había estado sin equipo desde que se desvinculó de São Paulo, de Brasil, en septiembre. Firmó un contrato con Barcelona hasta el final de esta temporada, la primera del club sin Lionel Messi en 17 años. Sobre el rosarino, el defensor expresó: “Si me dejan un par de horas voy a buscarlo. Sus historias han sido escritas y serán recordadas siempre. Es lo más grande que he podido ver y tener como compañero. Siempre se echa de menos a los grandes, es normal, sobre todo si tienes buena relación, como con Leo. Habría sido increíble verlo aquí, pero no ha podido ser”. El brasileño nunca pierde la sonrisa ni la picardía.

Hubo 10.000 aficionados de Barcelona en la presentación de Dani Alves, más que los que acudieron cuando se recibió al DT Xavi Hernández.
PAU BARRENA

Hubo 10.000 aficionados de Barcelona en la presentación de Dani Alves, más que los que acudieron cuando se recibió al DT Xavi Hernández. (PAU BARRENA/)

Al ingresar a la cancha desde el túnel, Alves se quitó las sandalias y quedó descalzo. “Me puse muy pesado con el presi insistiendo en que quería volver. Podía ayudar. Recibí la llamada de Xavi y lo demás fue muy fácil. Cuando uno quiere, se consigue. La gente se centra en el sueldo, pero para mí no es importante. No es momento de pensar en eso; es momento de regresar y ayudar al Barça. Lo demás es secundario”, contó el lateral, que llegó como agente libre. El club no difundió aún el monto de su salario.

Su insólito atuendo

El equipo culé se encuentra inmerso en una de sus peores crisis debido a problemas financieros sin precedentes, incluso antes de la pandemia de coronavirus. Xavi, que fue compañero de Alves, tomó las riendas tras el despido a Ronald Koeman debido a los malos resultados en la temporada. Barcelona ocupa el noveno puesto de la liga de España y tuvo un mal inicio en la etapa de grupos de la Champions League.

Alves fue uno de los referentes de la era más rutilante del club, entre 2008 y 2016, y aportó para tres conquistas de Champions, además de seis títulos de campeón del torneo doméstico. Anotó 23 goles en 391 partidos en Barcelona antes de irse a Juventus, Paris Saint-Germain y finalmente São Paulo, club en el que se peleó con los directivos por dinero que se le debía. Por entonces se lo creyó cercano a Boca Juniors.

El defensor de 38 años no se preocupa por el suelo en un Barça económicamente devastado; quiere tener un lugar en el plantel blaugrana y hacerse uno en el de Brasil que competirá en el Mundial de Qatar.
Joan Monfort

El defensor de 38 años no se preocupa por el suelo en un Barça económicamente devastado; quiere tener un lugar en el plantel blaugrana y hacerse uno en el de Brasil que competirá en el Mundial de Qatar. (Joan Monfort/)

Alves sorprendió al señalar que su objetivo es “disputar la próxima Copa Mundial por Brasil” y que ello dependerá de sus prestaciones en Barça. Los actuales laterales derechos son Sergiño Dest, un estadounidense de 21 años, y Oscar Mingueza, de 22; también Sergi Roberto puede jugar en esa posición. El brasileño lucirá el número 8, que perteneció a Andrés Iniesta. “Lo llevaré en honor a Andrés y a otro grande azulgrana, Hristo Stoichkov”, aseguró. Uno fue compañero de él; el búlgaro, una gloria de los años noventas.

“Sé que ahora la gente espera lo peor de mí. No lo digo por la afición del Barça, sino por los de afuera. Dicen ‘miren al Barça, trajo a un jugador de 38 años’. Yo les digo ‘tranquilos, tranquilos’. Me viene la fuerza cuando hay dudas a mi alrededor; respondo en el campo”, subrayó Alves.

La idea del Barcelona de Xavi, según Alves

Por su parte, Laporta no descartó para más adelante el retorno de otras estrellas del club, como Iniesta y el propio Messi, que fichó con PSG hace unos meses. “No lo descarto. Ha sucedido con Dani Alves... Ha visto la situación y quiere venir a ayudar y ser titular. No puedo predecir el futuro, porque ellos [Iniesta y Messi] están jugando todavía. Son grandes del Barça, han hecho grande al club. Los tenemos siempre presentes, pero son jugadores con un contrato en vigor con otros clubes y se ha de respetarlo. Pero en la vida nunca se sabe...”, advirtió el presidente.

VIDEO: ¿Te gustaría comprar un pueblo? Estos están en venta

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.