Mads Pedersen fue "El Gran Capitán" en Montilla

·4  min de lectura

Montilla (Córdoba), 2 sep (EFE).- A la cuarta fue la vencida y el danés Mads Pedersen (Trek Segafredo), campeón del mundo 2019, logró este viernes su perseguido triunfo en la decimotercera etapa de la Vuelta, disputada entre Ronda y Montilla, de 168.4 km, jornada de transición que mantuvo con el maillot rojo al belga Remco Evenepoel.

Tres segundos puestos había hundido la moral de Pedersen (Tollose, 26 años), consolado con el maillot varde, pero el nórdico quería levantar los brazos en la Vuelta por primera vez. En un esprint en cuesta cantó victoria. Por fin.

Pedersen, en la localidad natal de Gonzálo Fernández de Córdoba, "El Gran Capitán", cumplió un sueño, el de conquistar en la Vuelta una etapa que pudiera añadir a la que logró en el Tour de Francia. Trago de gloria en tierra de vino. Su esprint fue antológico, potente, inapelable. Por eso desbancó al francés Bryan Coquard (Cofidis) y al alemán Pascal Ackerman (UAE), todos con un tiempo de 3h.45.50, a una media de 44,7 km/hora en jornada de intenso calor.

Sin novedad en la general. Remco Evenepoel cumplió 7 días de rojo. El chaval sigue "durmiendo muy bien", en espera de las dos próximas citas con la montaña andaluza en La Pandera y Sierra Nevada, donde pued encargar su primera Vuelta. Mientras tanto, supera en 2.41 al esloveno Primoz Roglic y en 3.03 al español Enric Mas. Por su parte, Carlos Rodríguez mantuvo la cuarta plaza a 4.06.

AYUSO EN CARRERA TRAS DAR POSITIVO POR COVID

Salida de Ronda, donde el Tajo, que no es un río, sino un desfiladero sobre el que se asienta la ciudad, el pelotón volvió a tener visita del Covid. Juan Ayuso, la perla del ciclismo español, quinto de la general, dio positivo al dichoso virus, pero tuvo luz verde para seguir en carrera.

La versión del equipo fue que la carga vírica detectada con los sofisticados medios clínicos del UAE era de "bajo riesgo de contagio", por lo que el ciclista alicantino tuvo permiso de la UCI y la organización para seguir en ruta. Otros 22 corredores, que también dieron positivo en días anteriores, están siguiendo la Vuelta por TV.

Una jornada marcada para el esprint en víspera de las llegadas en alto de La Pandera y Sierra Nevada, de las llamadas de transición, donde los favoritos tratan de ahorrar fuerzas para sus batallas de montaña. En día laboral trascendente para los modestos, se apuntaron para la fuga Ander Okamika (Burgos-BH), Joan Bou y Van den Berg (EF Education-EasyPost).

Los 3 escapistas habituales desafiaron al calor y a lo lógica y se echaron al monte por la ruta del aceite y del vino. "Esto es jauja", dice la expresión para indicar la abundancia y la prosperidad. La etapa entró en la provincia de Córdoba, precisamente, por la localidad de Jauja, donde el marcador motorizado indicaba en su pizarra una diferencia de 3 minutos. El pelotón rodaba a su aire, sobrado de confianza en la caza.

EN MONTILLA PEDERSEN FUE EL GRAN CAPITÁN, EVENEPOEL EL GENERAL

Entre Moriles y Montilla la aventura no fue nada sencilla para Bou, Okamika y van der Berg. Llegando a Espejo ya vieron su inminente destino coincidiendo con el esprint intermedio: a 12 km del objetivo el pelotón ya rodaba compacto. Los valientes se perdieron entre la marabunta, los velocistas tomaron posiciones.

El viento de cara fue un serio obstáculo para los escapados, también para los kilómetros decisivos. El Quick Step, Jumbo protegieron a Evenepoel y Roglic hasta la zona de seguridad, y Movistar se puso al frente, tal vea pensando que Valverde podría dar la campanada en una llegada en cuesta. Como antaño.

Montilla, cuna de Gonzálo Fernández de Córdoba, el "Gran Capitán", maillot rojo militar en aquellos tiempos de La Reconquista, se animó a echarse a la calle para recibir la Vuelta. Una larga recta ofreció un buen escenario para la batalla por la victoria al esprint. Jumbo gestionó una posible sorpresa de Roglic, y el UAE atacó con Molano para el remate de Ackerman.

Fue el alemán quien soltó el primer ataque por la gloria, le saltó a rueda Coquard, quien anunció su retirada tras la etapa, pero salió un hombre vestido de verde como una exhalación, tomó la delantera y firmó su estreno en la Vuelta. Con autoridad, con metros de ventaja.

Pedersen, el ciclista que sucedió a Valverde como campeón del Mundo en 2019, acumula ya 25 victorias, tiene clásicas en su palmarés, como la Gante Wegelgem. En la tierra de le leyenda militar, el "Gran Capitán" llegó de Dinamarca para triunfar. Y el general sigue siendo Remco Evenepoel.

Este sábado se disputa la decimocuarta etapa entre Montoro y Sierra de La Pandera, de 160,3 km, jornada con tres puertos, el último de ellos, de 1a, conduce a meta tras una subida de 8,4 km al 7,8 por ciento.

Carlos de Torres

(c) Agencia EFE