Dakar polémico: acusan a la organización y a Nasser Al-Attiyah por información privilegiada, y Giniel De Villiers atropelló a un motociclista chileno y no lo asistió

·5  min de lectura
Delante de la camioneta de Giniel de Villiers está el chileno César Zumarán, atropellado por el sudafricano, que siguió su camino después de que el motociclista, dolorido, le hiciera una seña para que pasara, en la segunda etapa del Dakar 2022, sobre la arena de Arabia Saudita.
Twitter @revistaboxes

Siempre fue polémico el Dakar. Atrapante por el desierto, por la exigencia, por los espectaculares vehículos, por las pujas de los pesos pesados y hasta por los accidentes. Y la controversia no deja de circundarlo. A veces, de la forma más indeseada: una muerte y la discusión sobre cómo se pudo evitarla. Otras, por las reglas, o por inequidades entre pilotos.

El Dakar 2022, que se desarrolla en Arabia Saudita, tiene sus primeros contrapuntos fuertes. Por un lado, el director de una escudería acusó a la organización de haber favorecido a un piloto ajeno, y se trata de nada menos que el equipo que es soporte de una automotriz importante en el mundo, Audi, y de Nasser Al Attiyah, tricampeón del rally-raid más grande y difícil del planeta. Por otro, un participante, también ex ganador, atropelló con una camioneta a un motociclista, lo dejó sentido y continuó su camino.

Sven Quandt, director del equipo X-Raid, que trabaja con Audi, dio a entender que Nasser Al-Attiyah, de Toyota, tiene información prohibida.
Dean Mouhtaropoulos


Sven Quandt, director del equipo X-Raid, que trabaja con Audi, dio a entender que Nasser Al-Attiyah, de Toyota, tiene información prohibida. (Dean Mouhtaropoulos/)

En una entrevista con la cadena española televisiva TVE, el alemán Sven Quandt, responsable de la escuadra X-Raid, dio a entender que Al-Attiyah, que compite con Toyota, posee información privilegiada de la competencia, datos que su propio equipo no tiene. En el Dakar es tan relevante la navegación (orientación) como el manejo, y Quandt sugirió que el piloto qatarí dispone de más referencias que el resto para saber por dónde hay que transitar, en un desierto en el que es muy fácil extraviarse.

Nasser Al-Attiyah marcha primero con una camioneta Toyota; el carismático qatarí ganó tres veces el Dakar, pero esta vez existe una acusación contra él.
Dean Mouhtaropoulos


Nasser Al-Attiyah marcha primero con una camioneta Toyota; el carismático qatarí ganó tres veces el Dakar, pero esta vez existe una acusación contra él. (Dean Mouhtaropoulos/)

Al cruce salió David Castera, ex motociclista del Dakar que ahora es el director de la competencia: “Encuentro un poco chocante hacer acusaciones tan gruesas sin pruebas. Hemos reforzado mucho la parte confidencial del recorrido”, sostuvo el francés. Y fue más allá para justificar a la organización. “Hace dos años pusimos un sistema de vigilancia de autos por cámaras de video. Vemos lo que [los tripulantes] hacen con sus manos durante toda la prueba especial. Desde ayer mis equipos han examinado la parte en la que los pilotos se equivocaron. No hay ninguna irregularidad”, explicó Castera. ¿Y si Al-Attiyah tiene de antemano esa información crucial? “¿Memorizar el recorrido? Es imposible”, descartó el sucesor de Etienne Lavigne, el histórico directivo a quien reemplazó en 2020.

David Castera fue por muchos años motociclista en el Dakar; hoy director de la competencia, se molestó por la acusación y expuso cuánto controla la organización a cada auto.
Dakar


David Castera fue por muchos años motociclista en el Dakar; hoy director de la competencia, se molestó por la acusación y expuso cuánto controla la organización a cada auto. (Dakar/)

Se verá si la controversia se aplacará o aumentará en los próximos días. La otra que circundó a la carrera este lunes fue un accidente sin asistencia del atropellador al atropellado. Giniel De Villiers, aquel sudafricano que se impuso en Argentina 2009, la primera versión sudamericana del Dakar (su único triunfo), se llevó por delante en un angosto pasadizo entre piedras al chileno César Zumarán y no lo auxilió.

El motociclista estaba detenido pero montado a su Husqvarna cuando por detrás apareció De Villiers con su enorme camioneta Toyota. Éste lo empujó levemente, pero suficientemente para derribarlo, y además avanzó otro metro mientras Zumarán caía. Dolorido, el chileno se incorporó a medias, revisó su moto y, con el torso muy inclinado, hizo un gesto al sudafricano para que pasara. Éste siguió adelante y no se quedó a asistir al sudamericano.

Que, sin embargo, luego logró continuar y concluir 108º en la etapa de este lunes, a 1h58m23s de la punta, con 15 minutos de penalización. En cambio, en la clasificación oficial no figura un castigo para De Villiers, a pesar de que trascendió que, después de que hiciera un descargo, la organización lo sancionó con 5 minutos de recargo. Sin ese agregado en las planillas, el vencedor de 2009 resultó 8º en el tramo, a 11m17s, y marcha 4º en la general, a 41m22s de la vanguardia. En caso de ser finalmente sancionado con ese monto de tiempo, el africano caería al 6º puesto general.

En lo estrictamente deportivo, la jornada del lunes arrojó el primer triunfo celeste y blanco. Las satisfacciones para la Argentina en el Dakar de 2022 llegan por Manuel Andújar, que por segunda vez en tres días terminó primero una jornada en la división cuatriciclos, pero ganó una sola etapa. ¿Cómo es eso? El piloto de Lobos venció en los 791 kilómetros de la segunda etapa, pero aunque fue primero el sábado, hasta ahora tiene un solo triunfo, debido a que el tramo inicial de la competencia fue dividido en dos partes: 1A (el sábado) y 1B (el domingo).

Manuel Andújar ganó la segunda etapa en cuatriciclos y está sexto, aunque muy distante de la vanguardia en la clasificación general, a media hora; el piloto de Lobos homenajea a Lionel Messi en su casco.
SHUTTERSTOCK


Manuel Andújar ganó la segunda etapa en cuatriciclos y está sexto, aunque muy distante de la vanguardia en la clasificación general, a media hora; el piloto de Lobos homenajea a Lionel Messi en su casco. (SHUTTERSTOCK/)

Como en esta última el argentino se retrasó considerablemente, 41 minutos y 59 segundos respecto al triunfador del domingo, Laisvydas Kancius, todavía se mantiene lejos del lituano en la clasificación general: está , a 30m51s de la vanguardia. De todos modos, es el argentino mejor ubicado en cuatriciclos, si se considera que el cordobés Pablo Copetti, 2º a 3m32s, compite por Estados Unidos.

En motos, el salteño Kevin Benavides continuó su recuperación y resultó en el tramo de Hail a Al Qaisumah, a 5m54s de Joan Barreda Bort. El español es el puntero general, del cual Benavides, conductor de KTM, se encuentra lejos, a 20m47s, en el puesto 11. El campeón de 2020 es el primero de los motociclistas argentinos.

En tanto, el mendocino Lucio Álvarez se mantiene 3º con una Toyota en la división autos, pero lejos de la delantera, a 40m53s de Al-Attiyah. La victoria final en esta clase parece ser cosa del qatarí o del francés Sébastien Loeb, que triunfó en la segunda etapa.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.