Dakar: Danilo Petrucci llegó desde Moto GP, rompió la máquina, perdió el teléfono y el pasaporte en la arena, abandonó y... ganó una etapa

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Danilo Petrucci desanda una aventura rocambolesca en el Dakar; el italiano ganó la quinta etapa y se convirtió en el primer piloto de MotoGP en imponerse en un parcial en la carrera más exigente del planeta.
FRANCK FIFE

Cinco etapas se cumplieron del Rally Dakar, cinco jornadas que resultaron una montaña rusa de emociones para Danilo Petrucci. El especial del jueves era toda una rareza: los participantes circularían alrededor de Riad, la capital de Arabia Saudita, en un recorrido diferente para los autos, que desanduvieron 421 kilómetros, y para las motos, que tuvieron un trayecto cronometrado de 345. Aficionado al motocross y amante de los rallies, el italiano sacó a relucir su mejor versión para revalidar el deseo de convertirse en el mejor rookie de 2022. Piloto que se formó en las pistas de asfalto, se enseñó rápido y técnico para solventar un triunfo que quedará en la historia: Petrux es el primer ex piloto de MotoGP en ganar un parcial del Dakar.

“Supervivencia” y “superación” son dos palabras que los participantes repetirán durante las 12 estaciones del Dakar, pero Petrucci lo hizo desde antes de la rampa de largada en Jeddah. Después de diez temporadas y sin asiento en MotoGP para este año, el oriundo de Terni decidió lanzarse a los caminos de arena, ripio y piedras que se multiplican por el desierto saudita. Correr el rally-raid era un sueño de juventud y el llamado del equipo Tech3 KTM Factory fue el empujón que necesitaba para afrontar la aventura. Sin embargo, la ilusión estuvo muy cerca de derrumbarse: primero, una fractura del maléolo perinal del pie derecho durante las pruebas de preparación; después, a dos días de la partida, dio positivo de Covid-19. Sin embargo, KTM presentó luego un test de sangre con resultado negativo, que fue validado como prueba y finalmente, con un hisopado negativo, el piloto recibió la autorización de la organización para largar.

Así como Petrucci asomó en MotoGP sin haber transitado las categorías menores –dio el salto directamente desde el campeonato italiano de Superstock–, su aterrizaje en el vivac del Dakar no tuvo prólogos. De físico corpulento –mide 1,80 metros–, lo que era un handicap para los adversarios en las motos de velocidad pasó a ser un aliado en una competencia extrema, para la que tuvo una preparación reducida. Ganador de dos grandes premios de MotoGP (Mugello y Le Mans) en diez temporadas, hace que su éxito en el Dakar resulte tan sorprendente como rocambolesco. Un reflejo de lo que es el recorrido para el piloto de 31 años.

Para llorar de alegría y emocionarse por el triunfo en el parcial, Petrucci antes debió derramar lágrimas de sufrimiento. La segunda etapa lo dejó vacío, prácticamente sin fuerzas. En el recorrido entre Hail y Al Qaisumah vivió en persona la dureza del Dakar. Vigesimotercero en el prólogo, ascendió al 13er puesto en la compleja etapa 1B del domingo, cuando Kevin Benavides y Toby Price –pilotos de KTM y campeones del Dakar– se perdieron en el controvertido kilómetro 257,6. El ascenso de Petrux era sostenido y los cronómetros marcaban que la velocidad del ex protagonista de MotoGP lo empujaba en el desierto, pero un repentino desperfecto lo dejó a pie. El calvario se desataba: cuando Petrucci intentó ponerse en contacto con el equipo descubrió que había perdido el teléfono satelital, su pasaporte y la billetera. Para ser rescatado activó el sistema que lo conecta con la organización, pero eso implicaba recibir una sanción que lo invalidaría para ganar la carrera.

Danilo Petrucci pasó de recibir una sanción a beneficiarse por una penalización para ganar la quinta etapa del Dakar en territorio saudita.
Danilo Petrucci pasó de recibir una sanción a beneficiarse por una penalización para ganar la quinta etapa del Dakar en territorio saudita.


Danilo Petrucci pasó de recibir una sanción a beneficiarse por una penalización para ganar la quinta etapa del Dakar en territorio saudita.

En un sesión en vivo en Instagram, el piloto contó la frustración. “Después del kilómetro 115 tuve que cambiar el depósito de combustible trasero por el delantero y la moto se apagó sola. Era un problema fácil de solucionar el de la bomba de combustible pero no tenía las herramientas adecuadas, y cuando quise llamar a mis mecánicos en el vivac descubrí que el teléfono no estaba en mi bolsillo trasero, como tampoco la licencia de conducir y el dinero en efectivo”, comentó, apesadumbrado, quien después se “enganchó” en la prueba, es decir, siguió compitiendo tras un abandono en una etapa, aunque ya sin chances de victoria final. “Estoy aquí para aprender y divertirme, luego vendrán los resultados”, lanzó para darse ánimo. La frase resultó una profecía.

Así como volver a ser parte de la caravana era una satisfacción, la penalización de 10 minutos que recibió en la cuarta etapa, Al Qaisumah-Riad, lo dejó otra vez hundido. Primero anunciaron que había finalizado en el tercer puesto, pero en el vivac le comunicaron el castigo por ¡exceso de velocidad! El desánimo no está en la hoja de ruta de Petrucci, que no para de protagonizar sustos, como cuando se encontró con un grupo de camellos a los que casi atropelló. “Fue un día largo, extenuante. Era un día como para aprender y mejorar mi navegación, por esa razón al comienzo de la etapa no tiré demasiado. Después llegó mi primera caída, cuando un camello enorme vino hacia mí y aunque logré esquivarlo terminé cayéndome, después de superar algunas dunas”, relató entre risas esa experiencia extraña para quien meses atrás se dedicaba a correr a 300 kilómetros por hora en las pistas de MotoGP.

Petrux, perseverancia y superación: el italiano se sobrepuso a una lesión; un falso positivo de Covid-19; la pérdida del teléfono, el pasaporte y la licencia; un abandono, y una penalización de 10 minutos...
Petrux, perseverancia y superación: el italiano se sobrepuso a una lesión; un falso positivo de Covid-19; la pérdida del teléfono, el pasaporte y la licencia; un abandono, y una penalización de 10 minutos...


Petrux, perseverancia y superación: el italiano se sobrepuso a una lesión; un falso positivo de Covid-19; la pérdida del teléfono, el pasaporte y la licencia; un abandono, y una penalización de 10 minutos...

El sobresalto de los dromedarios provocó que Petrucci bajara el ritmo y esa cautela determinó que el salteño Kevin Benavides le diera alcance este jueves. Ambos con KTM, marcharon juntos hacia la meta. El italiano arribó con el segundo mejor tiempo de la jornada y la felicidad por la fantástica tarea se expresaba en el brillo de los ojos y la amplitud de la sonrisa. Faltaba el remate: Price fue castigado con una penalización de seis minutos, también por exceso de velocidad, y esa sanción le regaló la primera victoria a Petrux, el primer piloto de MotoGP en vencer en una etapa del Dakar. El rookie que marcó un hito y que se prepara para nuevas hazañas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.