El Dakar 2023 sale en 2022: 8.549 kilómetros, 4.706 de especiales

Redacción Deportes, 30 dic (EFE).- El Dakar 2023 arranca el último día de 2022, este sábado, con los primeros kilómetros por Arabia Saudí de los 8.549 -4.706 de especiales cronometradas- que tendrán que cubrir los pilotos hasta el 15 de enero.

El rey de los rallies de resistencia afronta su cuadragésima quinta edición, la más larga en Arabia -500 kilómetros más que la anterior-, con dieciséis días de competición, uno de descanso -9 de enero- para reponer fuerzas, y catorce etapas -además de la prólogo- para cruzar Arabia Saudí desde el Mar Rojo al Golfo Pérsico.

Este sábado partirá del Sea Camp, el vivac en el que la caravana lleva instalada unos días. La primera aventura serán 11 kilómetros de introducción por pistas a orillas del Mar Rojo. Las motos arrancarán motores hacia las 06:15 horas (CET) y los coches, a las 09:00 (CET).

Las clasificaciones de la prólogo deciden el orden de salida, Los diez primeros coches y las quince mejores motos, por orden inverso, escogerán su puesto de partida en la primera etapa.

En esta edición, en el caso de las motos, por primera vez se otorgarán bonificaciones a los pilotos que abran pista en la primera mitad de las etapas -1,5 segundos por kilómetro al que más haya completado en cabeza, 1 segundo por kilómetro para el segundo y medio segundo para el tercero-.

Lo serio comenzará el 1 de enero con una especial de 368 kilómetros y 235 de enlaces. La primera mitad del Dakar transcurrirá por terrenos con piedras, tramos rápidos y de navegación complicada, con largas especiales.

Tras descansar el día 9, en la segunda semana se adentrarán en el temido Rub al-Jali, el apodado Empty Quarter -'cuarto vacío'-, un desierto sin personas, camellos ni vida. Solo arena, complicadas dunas y lagos secos.

En ese tramo habrá menos kilómetros de especiales, pero más difíciles. Los pilotos afrontarán, además, la maratón en las etapas 11 -primera en el Empty Quarter- y 12, en las que no dispondrán de asistencia para resolver problemas mecánicos.

Los coches, además, no pararán 20 minutos a mitad de etapa, como en los últimos años, y eso les hará carecer de las referencias de la carrera que obtenían en esas pausas.

El jeque catarí Nasser Al-Attiyah (coches), el británico Sam Sunderland (motos), el chileno Francisco 'Chaleco' López (Proto Ligero), Austin Jones (SSV -vehículos de producción modificados-), Dmitry Sotnikov (Camiones), Serge Mogno (Classic), Gerard Tramoni (Open), Alexandre Giroud (Quad) y Arunas Gelazninkas (Original by Motul) fueron los vencedores en 2022.

Al-Attiyah (Toyota) se impuso por cuarta ocasión, cifra que ansía el madrileño Carlos Sainz, de nuevo con un Audi híbrido.

Al volante de la marca alemana también está Stephane Peterhansel, 'Monsieur Dakar', que ganó 14 ediciones, las seis primeras en motos y las ocho últimas, en coches. El francés Sébastien Loeb, nueve veces campeón del mundo de rallies, y Mattias Ekström, también de Audi, se encuentran entre los favoritos.

La gran ausencia es Nani Roma, que en 2022 se repuso de un cáncer de vejiga. Laia Sanz, Carlos Checa, Isidre Esteve, ahora más competitivo con un Toyota T1+, y el gallego Sergio Vallejo, que se estrena en el Dakar tras haber sido campeón dos veces en el nacional de asfalto, estarán también en la línea de salida.

En motos, Toby Price y Sam Sunderland buscarán su tercer touareg. Al campeón le acompaña en GasGas Daniel Sanders, aun diezmado por su caída en un enlace cuando lideraba 2022. KTM cuenta con el argentino Kevin Benavides (ganador de 2021), Matthias Walkner (2018) y Price (2016 y 2019).

De la alineación de pilotos oficiales de Honda se ha caído el español Joan Barreda por el fichaje de Adrien Van Beveren, que se encuentra entre los aspirantes al título junto a Ricky Brabec (ganador en 2020), y los chilenos Pablo Quintanilla y Nacho Cornejo, que en 2021 se cayó en la antepenúltima etapa cuando estaba al frente.

En la igualdad que se presume en los vehículos de dos ruedas, surgen más nombres, como el argentino Luciano Benavides, Skyler Howes, el joven Mason Klein. Barreda, con una Honda no oficial, y Lorenzo Santolino (Sherco) intentarán estar entre los mejores.

En total, se inscribieron 83 españoles al Dakar 2023, si bien uno de ellos ya se quedó fuera por una caída en el tramo de pruebas del jueves, el valenciano Ignacio Sanchís.

Cristina Gutiérrez aspira a conquistar la clasificación de proto ligero en su séptima participación en el Dakar, tercera en T3, y Gerard Farrés luchará por la T4 después de que en 2022 tuviera que ceder la. victoria a Austin Jones, jefe de filas.

En camiones, todo está abierto por la ausencia de Kamaz, que dominó el siglo XXI (los seis últimos Dakar y doce de los catorce más recientes). Con raíces en el ejército ruso, no aceptó el código de conducta de la FIA para los deportistas de ese país, que tenían condenar la guerra de Ucrania.

El Dakar, como dijo su creador, Thierry Sabine, siempre se presenta como un desafío para aquellos que parten y un sueño para los que se quedan.

Carlos Alberto Fernández

(c) Agencia EFE