¿Hacia dónde va la MLS?

Los Ángeles (EE.UU.), 11 nov (EFE).- Un rupturista acuerdo con Apple. El ojo puesto en Las Vegas y San Diego. Nuevos estadios por concebir e inaugurar. Así se imagina su futuro la MLS, una competición que no deja de crecer año tras año. David Villafranca, desde Los Ángeles, nos ofrece el informe.

El pasado sábado, la MLS bajó el telón de su temporada 2022 con una espectacular final que ganó Los Ángeles FC (LAFC) en los penaltis al Philadelphia Union después de que Gareth Bale firmara un gol alucinante en el minuto 128 para los angelinos.

Pero la MLS no pierde el tiempo y ya está pensando en un futuro inmediato lleno de oportunidades y desafíos.

Don Garber, comisionado de la liga desde hace más de dos décadas, acudió la semana pasada a Los Ángeles para reunirse con los medios y dar su visión sobre el presente y el porvenir de la liga.

"La liga y los equipos están enfocados en continuar ofreciendo un producto competitivo, emocionante y cautivador y eso requiere una gran inversión por parte de los propietarios", explicó.

De entrada, y a la espera de si los rumores sobre un posible aterrizaje de Leo Messi se confirman, la MLS afronta el 2023 con una muy interesante aventura junto a Apple.

LA MANZANA LLEGA AL FÚTBOL

En junio llegó el bombazo de que Apple y MLS sellaron un acuerdo para que Apple TV sea el hogar global y durante 10 años del fútbol de EE.UU. y Canadá.

"Es una asociación muy innovadora", opinó Garber al hablar de Apple como "una de las compañías más innovadoras, excitantes y 'consumer-friendly' del mundo".

"Reimaginará cómo nuestro deporte será consumido por la próxima generación de nuestros fans, que son nativos digitales y consumen la mayoría de su contenido de fútbol a través de dispositivos digitales", argumentó.

Con esa promesa de que todos y cada uno de los partidos de la MLS llegarán "a cualquier persona y en cualquier lugar del mundo", el comisionado se comprometió además a que la MLS en Apple TV tenga una calidad de producción excelente, incorpore la tecnología de datos y que cada equipo proporcione contenido exclusivo y personalizado para su afición.

LAS VEGAS Y SAN DIEGO PIDEN PASO

Tras el éxito del Charlotte FC, que debutó esta temporada en la MLS y que batió en su primer partido el récord histórico de asistencia a un partido de la liga (74.479 espectadores), la MLS no tiene intención de frenar su crecimiento.

Así, el equipo que ya está listo para empezar a competir en 2023 es el St. Louis City SC y Garber sacó pecho: este conjunto que aún no ha dado sus primeros pasos en el campo ya cuenta con 60.000 reservas para sus abonos de temporada.

Además, el comisionado definió como "espectacular" el estadio Citypark, que se inaugurará la próxima semana con un amistoso entre el St. Louis City y el Bayer Leverkusen.

Pero hay otras ciudades que también aspiran a tener su conjunto en la MLS.

Así, San Diego quiere ser el cuarto equipo californiano tras LA Galaxy, LAFC y San Jose Earthquakes.

"Soy un gran defensor de San Diego", sostuvo Garber sobre una ciudad que definió como "un gran mercado deportivo" y también como una vía de conexión evidente con sus socios de la Liga MX (San Diego y Tijuana en México están totalmente entrelazadas a través de la frontera).

Además, San Diego ha vivido un fascinante fenómeno con su equipo femenino, las San Diego Wave, que ha debutado este año con Alex Morgan como estrella y que llegó hasta las semifinales de la NWSL (la liga femenina de fútbol profesional en EE.UU.).

"Probablemente estemos más cerca que nunca", dijo Garber sobre el equipo de San Diego en la MLS.

Por otro lado, la MLS ha seguido los pasos de otras grandes ligas y también busca hueco para un equipo en Las Vegas.

La ciudad del juego es la urbe más 'caliente' ahora mismo en el deporte estadounidense con la NFL (Las Vegas Raiders), la NHL (Vegas Golden Knights) y la WNBA (Las Vegas Aces) recientemente instaladas y con proyectos muy sugerentes como la idea de LeBron James de montar ahí una franquicia de la NBA.

Garber se limitó a decir que hay "conversaciones muy activas" con Las Vegas pero sí se marcó una fecha al decir que le gustaría anunciar el próximo equipo de la MLS en el primer semestre de 2023.

MÁS Y MÁS ESTADIOS

"Un 'boom' de estadios". Así describió Garber la proliferación de nuevos recintos para una MLS que ya no se conforma con jugar en estadios de otros deportes adaptados ocasionalmente al fútbol.

El mejor ejemplo fue la inauguración este año del Geodis Park de Nashville, que, con capacidad para 30.000 aficionados, es el estadio más grande de EE.UU. diseñado específicamente para el fútbol.

En este sentido, Garber destacó que, tras una década de trabajo, el Inter Miami, por fin ha conseguido "la aprobación final" para construir su Miami Freedom Park, "un complejo de deportes y entretenimiento" con un presupuesto de mil millones de dólares.

También elogió el recientemente estrenado Snapdragon Stadium de San Diego, donde juegan las San Diego Wave y donde se espera que disputen sus partidos el futuro equipo de la MLS.

"Construir estadios es un proceso enormemente difícil para cualquiera", admitió Garber.

Que se lo pregunten si no al New York City, campeón de la MLS Cup en 2021 y que todavía sigue jugando sus partidos como local en el Yankee Stadium de los New York Yankees siempre que este legendario equipo de la MLB no lo necesite.

Pero en varias ocasiones no pudo jugar este año ahí así que el New York City tuvo que recurrir a cinco estadios más (aparte del Yankee Stadium) para jugar sus partidos en casa.

"No es óptimo no tener un hogar", concedió Garber, quien, no obstante, se mostró "seguro" de que tarde o temprano el New York City tendrá por fin un campo propio.

David Villafranca

(c) Agencia EFE