Y un día, Sebastián Villa volvió a disputar la Copa Libertadores: qué hizo en San Pablo el mejor jugador de Boca en 2022

·4  min de lectura
Adson marca a Sebastián Villa, que no desequilibró frente a Corinthians, sobre todo en el período inicial; el colombiano de Boca mejoró en el segundo, en la noche de su regreso a la Copa Libertadores.
Adson marca a Sebastián Villa, que no desequilibró frente a Corinthians, sobre todo en el período inicial; el colombiano de Boca mejoró en el segundo, en la noche de su regreso a la Copa Libertadores. - Créditos: @Andre Penner

En Corinthians ya habían advertido que Boca no era el mismo respecto a los duelos que los enfrentaron en la etapa de grupos de esta Copa Libertadores. “Ellos están más fuertes”, había analizado en las últimas horas el portugués Vitor Pereira, entrenador del “Timão”. Se refería al ímpetu, la postura convencida en lo futbolístico que adoptaron los dirigidos por Sebastián Battaglia. Y quizás a la recuperación de piezas fundamentales, que no habían podido participar en algunas o ninguna de las primeras seis fechas por suspensiones. Por ejemplo, Sebastián Villa, que en la noche paulista debutó en la Copa este año y al que el entrenador quería utilizar, porque con sus números el colombiano deja claro que es hoy el mejor futbolista del plantel, como lo ha señalado el vicepresidente Román Riquelme.

Mientras el delantero siguió brillando en el ámbito local mientras estuvo suspendido (por el escándalo de 2021 en el Mineirão, en la eliminación ante Mineiro, que le costó seis partidos de castigo), Boca fue mejorando en la Libertadores sin su presencia, hasta clasificarse como líder de la zona. Hasta este martes, Villa acumulaba 8 goles y 11 asistencias en 2022, entre Copa de la Liga Profesional, Copa Argentina y Liga Profesional, en el segundo puesto de los anotadores del año y como líder de pasadores.

Compacto de Corinthians 0 vs. Boca 0

Ésta es la cuarta disputa de la Copa Libertadores como jugador xeneize para Villa. En este caso pudo jugar gracias al permiso que recibió de la Justicia para salir del país: además de la causa que afronta por presunta violencia doméstica (fue denunciado en abril de 2020 por Daniela Cortez y pronto se lo citará para un juicio oral), recientemente recibió dos acusaciones de dos jóvenes que aseguran haber sido víctimas de abuso sexual en una fiesta de hace un año.

Por el momento, aquello parece no afectarlo al salir al campo: viene siendo la figura de Boca. No obstante, en el primer partido de la serie con Corinthians no desequilibró como acostumbra. Recién a los siete minutos tuvo su primera participación, con su clásica corrida hasta el fondo desde el sector izquierdo, pero se encontró con la marca de Fagner.

Además, tuvo una suerte de doble marca. La línea de fondo del local hacía que también Gustavo Mantuan, recostado sobre la derecha, fuera el primer escollo para sus intentos veloces. En un encuentro en el que ambos equipos parecieron priorizar no fallar, sobre todo el visitante, Battaglia exigió algo adicional a Villa: que se preocupara por la verticalidad del propio Mantuan, para que éste no le ganara la espalda.

João Victor y Villa en pleno roce; Boca necesita más del delantero para el desquite del martes en La Bombonera.
João Victor y Villa en pleno roce; Boca necesita más del delantero para el desquite del martes en La Bombonera. - Créditos: @Andre Penner


João Victor y Villa en pleno roce; Boca necesita más del delantero para el desquite del martes en La Bombonera. (Andre Penner/)

Fue tan flojo lo del delantero en el primer tiempo que, primeramente, recibió la tarjeta amarilla (a los 44 minutos) por haber protestado tras el penal que Agustín Rossi le detuvo a Roger Guedes, y luego, desperdició –en la siguiente jugada– un contragolpe que podía ser el 1-0: se metió de la izquierda al medio en campo ajeno con muchos espacios pero jamás levantó la cabeza como para habilitar a Exequiel Zeballos, que esperaba muy solo sobre la derecha. En favor: en la última maniobra que tuvo antes del descanso hizo todo bien, al trasladar poco cerca del área y sacar un centro pasado que llegó a Darío Benedetto, cuya buena volea que exigió de Cássio una volada fantástica.

Sí en la segunda mitad se vio al colombiano en un nivel más cercano al habitual. La lesión de Fagner y el consecuente ingreso de Bruno Méndez, apenas iniciada el período, modificaron las cosas: el nuevo marcador no estaba tan firme para anular a Villa, que sacó algo de jugo a la situación. Sin embargo, no no terminó destacándose.

De hecho, a falta de quince minutos Battaglia lo cambió de banda tras la salida de Zeballos y la entrada del zurdo Juan Ramírez. Aun sin la chispa que suele tener a la izquierda, terminó siendo más peligroso a la derecha –donde también sabe desequilibrar– sin sacarse hombres de encima ni rematar. Apenas con centros que exigieron a Cássio: en el primero el arquero estiró su enormidad para cachetear el balón que, tras un desvío, se metía junto al segundo poste, y en el segundo contuvo con seguridad un envío fuerte que picó cerca del primer palo.

No fue un gran estreno el de Villa en la Copa Libertadores 2022, pero Boca trae a Buenos Aires un buen resultado como para ganar la serie el próximo martes. Le será más factible si el Nº 22 engrosare en la Bombonera sus estadísticas de goles o asistencias para, para conseguir el boleto a los cuartos de final.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.