Una débil campaña saca a Gustavo Poyet de la Universidad Católica

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Santiago de Chile, 30 ago (EFE).- El entrenador uruguayo Gustavo Poyet no continuará al mando de la Universidad Católica de Chile luego de una débil campaña marcada por el mal funcionamiento del elenco cruzado, informó este lunes la entidad, que precisó que la salida del técnico se produce tras un acuerdo entre las partes.

La goleada que recibió la Católica este sábado por 3-0 frente al Palestino (uno de los planteles más irregulares del campeonato) fue la gota que colmó el vaso.

Pese a que el conjunto cruzado marcha quinto en la tabla general del campeonato chileno, aun con opciones de meterse a pelear la parte alta y estando cómoda en zona de clasificación a Copa Sudamericana, Poyet no logró convencer a la hinchada ni a la dirigencia del actual tricampeón del fútbol chileno.

"Hemos concordado poner término a su proceso. Ha sido una decisión conversada en profundidad esta mañana, analizando pros y contras de esta situación y hemos llegado a esta determinación conjunta, amistosa. Estamos agradecidos del profesionalismo y entrega absoluta de Gustavo", afirmó en conferencia de prensa el presidente de Cruzados S.A, Juan Tagle.

El estratega charrúa, que asumió la posición tras la salida de Ariel Holan, inició su paso por el cuadro universitario obteniendo una "Supercopa" ante Colo-Colo, resultado que tenía buena proyección de cara al principal objetivo de la institución: obtener el tetracampeonato.

Sin embargo, las cosas se dieron de otra forma. Y es que si bien Católica logró clasificar a octavos de final de Copa Libertadores -donde fue eliminado-, instancia a la que no accedía hace poco más de una década, los constantes tropiezos en el torneo local costaron caro al técnico uruguayo.

Uno de sus flancos más criticados fue la falta de una idea clara en el campo de juego, con un equipo desorientado y jugando más al repliegue que a la apuesta ofensiva que los cruzados venían desarrollando hace tres años.

La falta de consistencia en lo táctico significó, además, siete derrotas en nueve partidos como visitante, números que hacen cada vez más complejo el regreso de Católica a la cima de la general, teniendo que esforzarse incluso para vencer al colista.

"Hubo mucho momentos en los que me entusiasme y pensé que lograríamos eso que vine a buscar, pero lamentablemente no pudimos conjuntamente lograr la racha necesaria de triunfos, sobre todo en el campeonato local, cosa que no nos permitió estar en este momento en la punta", señaló Poyet.

"En particular quiero agradecer al hincha, pero la respuesta que tuve de la gente de la calle ha sido espectacular, con mucho respeto. Le agradezco al hincha. Un muy especial agradecimiento a los jugadores, me ayudaron, los discutimos, lo intentaron", agregó.

De acuerdo a la dirigencia del plantel, se espera que para el próximo miércoles confirmen la llegada de un nuevo cuerpo técnico que tendrá como horizonte lo mismo que Poyet: conseguir el que sería un inédito cuarto título consecutivo para el cuadro azul y blanco.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.