Cunningham, número uno universitario, comparte protagonismo con Westbrook

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Nueva York, 30 jul (EFE).- El alero Cade Cummingham ya es el nuevo número uno del baloncesto universitario dentro de la NBA, después que los Detroit Pistons lo eligieron con los derechos de la primera selección horas después que se conocía el megatraspaso del base Russell Westbrook a Los Angeles Lakers.

Cunningham, de 19 años, comenzaba su andadura en el mundo profesional de la NBA compartiendo protagonismo mediático con el jugador que puede cambiar de nuevo la historia de los Lakers al llegar a la dinastía de Los Angeles para formar el nuevo "Big 3" de la liga, con el alero LeBron James y el pívot Anthony Davis.

Pero mientras que el traspaso de Westbrook, de los Washington Wizards, no se esperaba, la elección de Cunningham, de 19 años, estaba asegurada después de haber demostrado en su corta etapa universitaria con Oklahoma State que su juego fluido, capacidad de anotar y pases, no iba a tener rival a la hora de selección.

Así que no fue una sorpresa que los Pistons eligieran al All-American de primer año con la primera selección como lo hicieron para abrir el draft el jueves por la noche en Nueva York.

Un comienzo de un sorteo, en el que varios equipos emplearon sus selecciones altas en creadores de juego con tamaño, incluido el alero de Florida State Scottie Barnes y el adolescente australiano Josh Giddey, que subieron algunas posiciones más de lo esperado para colocarse en los seis primeros.

Pero la manera como el juego ha evolucionado hacia un flujo más libre de posiciones, hace que jugadores como Cunningham, Barnes y Giddey sean más valiosos que nunca con su capacidad para moverse por todo el campo, de ahí también el gran fichaje que han conseguido los Lakers con Westbrook, el "rey" de todos los tiempos de los triples-dobles.

Los Pistons, a través de su gerente general, Troy Weaver, están convencidos que Cunningham se desarrolle en ese tipo de jugador que sea no solo líder en el campo sino la nueva cara de la franquicia con un baloncesto de eficaz y de espectáculo.

Cierto que los Pistons tuvieron abiertas todas las opciones y escenarios con Cunningham, pero al final el equipo de Detroit se quedó con el joven de 19 años que siempre fue visto como número uno universitario,

El alero de Arlington, Texas, estuvo a la altura de las expectativas al acabar su corta carrera universitaria con promedios de 20,1 puntos; 6.2 rebotes y 3,5 asistencias con un juego que le permitió ser imparable cuando estaba en el campo.

"Todavía es bastante surrealista para mí", dijo Cunningham. "Sé cuánta responsabilidad conlleva ser la primera selección. Sé cuánta responsabilidad le impondrá una ciudad al tipo que toman el número 1. Estoy más que emocionado de asumir esas tareas y tratar de entregarlo todo a la ciudad de Detroit".

Con menos protagonismo llegó el escolta Jalen Green, de 19 años, a los Rockets de Houston, que lo eligieron como el número dos, pero el equipo tejano está convencido que han logrado a una futura estrella de la NBA, que será todo un espectáculo verlo jugar.

El siguiente fue el pívot de primer año del Sur de California, Evan Mobley, preferido por Cleveland Cavaliers como número tres. Suggs y el alero congoleño Jonathan Kuminga, fueron los otros jugadores considerados en el nivel superior del sorteo, con Suggs siendo quinto a Orlando y Kuminga séptimo a Golden State.

El alero de Michigan Franz Wagner (a Orlando), el base armador Davion Mitchell (Sacramento) y el alero Ziaire Williams (Nueva Orleans) completaron el top 10.

Por su parte, Barnes había ganado simulacros de draft, pero ofreció la primera sorpresa al ir a Toronto con la selección número 4 por delante del armador novato de Gonzaga, Jalen Suggs.

Barnes es un alero de brazos largos que dirigió la ofensiva de los Seminoles y tiene la capacidad de ser un defensor de elite con su longitud y capacidad para perseguir a los manejadores de pelota más pequeños en el perímetro.

Es por eso que Barnes sintió que podía "encajar bien haciendo cosas diferentes" con los Raptors, algo que también piensa el entrenador del equipo canadiense, Nik Nurse.

Dos selecciones más tarde, Oklahoma City Thunder, con el número seis, lograron a Giddey, quien era considerado una potencial selección de lotería como líder en la dirección del juego y un gran toque por alto, además de protagonizar un baloncesto completo.

El sorteo incluyó numerosos intercambios, pero ninguno como el protagonizado por Westbrook y Lakers, que puede cambiar de nuevo el balance de la liga dentro de la Conferencia Oeste.

Entre los intercambios previos al sorteo estuvo el del base español Ricky Rubio, que mientras triunfa con el equipo español de baloncesto en Tokio 2020, los Timberwolves de Minnesota lo enviaron a los Cleveland Cavaliers, por derechos de selección y el escolta-alero Taurean Prince, rompiéndole una vez más el nuevo ciclo que había iniciado la pasada temporada. EFE

ss/pdh/lm

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.