El cubano Álvarez dice que su objetivo no es otro que ganar la Serie Mundial

·4  min de lectura

Houston (EE.UU.), 26 oct (EFE).- El joven toletero cubano Yordan Álvarez ha surgido como la fuerza dominante y clave de la ofensiva de los Astros de Houston, que hizo posible que por tercera vez en cinco temporadas hayan alcanzado la Serie Mundial que van a disputar a partir de este martes contra los Bravos de Atlanta.

"Desde que iniciamos la temporada dentro de mi mismo y del equipo no hubo otro objetivo que luchar por el título de la Serie Mundial y ahora ya estamos a las puertas de ver cumplido nuestro deseo", declaró Álvarez durante la rueda de prensa que ofreció previa al Clásico de Otoño. "El año pasado no pude ayudar al equipo por estar operado, pero esta vez si estoy listo para hacerlo en el campo".

El año pasado, sin Álvarez, los Astros se quedaron a una victoria de alcanzar también el "Clásico de Otoño" cuando jugaron su postemporada de la Liga Americana en la "burbuja" de San Diego.

El toletero cubano, elegido de manera unánime como Novato del Año en el 2019, llegó a jugar en apenas dos partidos la campaña pasada, primero por Covid-19 y luego por tener que operarse de ambas rodillas.

"Creo que la meta principal que tenía para este año era mantenerme saludable y creo que lo logré", destacó Álvarez. "No fue fácil la decisión de operarme, pero al final fue la mejor de cara a que pueda jugar muchos más años".

Efectivamente, lo logró. Tras jugar en 144 encuentros de la campaña regular, dar 33 jonrones y producir OPS+ de 136, el oriundo de Las Tunas (Cuba) ha explotado en la postemporada.

En 10 partidos de los playoffs de la Americana, Álvarez bateó .441/.535/.794 (OPS de 1.329) en 34 turnos, con cuatro dobles, un triple, dos jonrones, 11 anotadas y nueve carreras producidas.

Durante la Serie de Campeonato de la Liga Americana contra los Medias Rojas de Boston, el jardinero/bateador designado produjo una línea de .522/.538/.870 con cinco extrabases, siete anotadas y seis remolcadas, rumbo a ganar el premio a Jugador Más Valioso (JMV) de la serie.

"Si hubieran visto lo duro que trabajó en los entrenamientos, para volver (a batear) y lo duro que trabajó en los jardines? ésa era su meta", dijo acerca de Álvarez el también guardabosque de los Astros, Michael Brantley. "Estaba recuperando la fuerza en su cuerpo para volver a donde tenía que estar para jugar en los jardines. Ha hecho un trabajo fenomenal y lo va a seguir haciendo en esta serie".

Con todo y la tremenda fuerza de Álvarez, el jugador de 24 años y expromesa de los Dodgers de Los Angeles ha aportado una gran habilidad a la hora de hacer daño bateando a la banda contraria.

En el duelo ante Boston por el banderín de la Liga Americana, se fue de 10-7 con bolas puestas en juego hacia el jardín izquierdo, con dos dobles, un cuadrangular y slugging de 1.200. En la temporada regular, tuvo promedio de .396 con slugging de .721 en ese sentido.

"Es un bateador único", dijo el segunda base de los Astros, el venezolano José Altuve. "Su mentalidad/estrategia es increíble. Batea por la banda contraria y luego manda la pelota a 152 metros, además que sabe muy bien como negociar sus bases por bolas".

"Doy las gracias de que esté en nuestro equipo. Obviamente, acaba de ganar el premio a JMV de la Serie de Campeonato y él es uno de los grandes motivos por los que tenemos buenas posibilidades de ganar esta Serie Mundial".

Ahora para Álvarez, es cuestión de seguir el ritmo en el Clásico de Otoño ante los Bravos, ya sea como bateador designado en casa o como jardinero en Atlanta, con reglas de la Liga Nacional.

"Trato de seguir enfocado ahora en lo que viene, que es lo más importante", expresó Álvarez. "Y salir a hacer el mismo trabajo".

Álvarez reconoció que los Bravos son un rival difícil, por algo llegaron a la Serie Mundial, pero estará más listo que nunca en hacer daño con su bate, sin importar en que puesto va a estar durante los partidos.

Esa decisión la tendrán que hacer los directivos y el manejador de los Astros, el veterano Dusty Baker, a quien Álvarez alaba por la gran aportación que ha hecho con su experiencia al equipo.

De lo que no tienen ninguna duda en la dirección de los Astros es que Álvarez se ha convertido en el bateador más peligroso que hay actualmente dentro de su plantilla.

La duda está en ¿cómo armarán los Astros su lineup con Álvarez, líder del equipo en jonrones (33) y carreras empujadas (104) esta temporada, cuando viajen al Truist Park de Atlanta para los Juegos 3, 4 y 5 -de ser este último necesario- sin bateador designado en un estadio de la Liga Nacional.

"Es un buen problema para tener", declaró el gerente general de los Astros, James Click. "Tratar de meter a todos esos muchachos en el 'lineup' en Atlanta es algo de lo que vamos a tener que hablar cuando nos sentemos con Dusty (Baker) para ver cuál es el mejor plan, pero seguro que será el que nos permita aprovechar al máximo a nuestros mejores peloteros y entre ellos está Álvarez". EFE

rm/mbj/cav

(video)

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.