Cuba califica reducción de restricciones de EEUU como poco detallada y cargada de hostilidad

·2  min de lectura
El director de asuntos estadounidenses del Ministerio de Asuntos Exteriores de Cuba, Carlos Fernández de Cossío, habla durante una conferencia de prensa en La Habana

Por Dave Sherwood

LA HABANA (Reuters) - El vicecanciller de Cuba criticó la decisión del gobierno de Joe Biden de revocar parcialmente las restricciones impuestas a las remesas y los viajes durante la administración de Donald Trump, y describió la política de Estados Unidos hacia la isla de "hostilidad" y "bloqueo económico" constante.

Las medidas de Estados Unidos, anunciadas el lunes, marcan los cambios más significativos en la política de Washington hacia La Habana desde que el presidente Biden asumió el cargo en enero de 2021. Su gobierno dijo que abriría la puerta a un mayor número de viajes, eliminaría el tope a las remesas de la era Trump y prometió seguir impulsando la tramitación de visas.

Las nuevas regulaciones, sin embargo, se quedan muy lejos del histórico acercamiento bajo el exmandatario Barack Obama.

Carlos Fernández de Cossío, uno de los viceministros de Relaciones Exteriores de Cuba, calificó el anuncio como "una hoja informativa muy parca en detalles, aunque con una alta carga de lenguaje hostil hacia Cuba y una dosis de demagogia".

En un programa de la televisión estatal emitido a última hora del martes, el funcionario advirtió que no hay que ser demasiado optimista hasta que se publique la letra pequeña del reglamento, un proceso que, dijo, podría tomar "días o meses".

Estados Unidos señaló el lunes que los cambios serían implementados "en poco tiempo".

Muchos cubanos en la isla encontraron motivos para celebrar esta semana, ya que las esperanzas de reunirse con su familia en Estados Unidos y el potencial de un pequeño repunte en su casi colapsada economía dieron lugar al optimismo.

Cuba, una isla caribeña situada a 90 millas (145 kms) de Estados Unidos, está sufriendo su peor crisis económica en décadas, devastada por las sanciones comerciales de la era Trump, dos años de pandemia del coronavirus y una industria turística que lucha por recuperarse.

Decenas de miles de cubanos han dejado la isla en los últimos meses para ir a Estados Unidos, un éxodo a la par del ocurrido por el Puerto de Mariel en 1980.

Cossio expresó su escepticismo de que los cambios anunciados harían mucho para mejorar la suerte del país.

"La política de Estados Unidos hacia Cuba es una política de hostilidad (...) Para ello, aplican una política de bloqueo y descrédito constante", señaló.

Washington dijo que el cambio de política anunciado el lunes "seguirá enfocándose en empoderar al pueblo cubano para ayudarlo a crear un futuro libre de represión y sufrimiento económico".

(Reporte de Dave Sherwood. Escrito por Nelson Acosta; Editado por Ricardo Figueroa)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.