Cuándo y dónde se juega la final de la Libertadores 2022

·2  min de lectura

Los finalistas brasileños de la Copa Libertadores, Athlético Paranaense y Flamengo, disputarán una nueva final de la máxima competencia en Sudamérica el sábado 29 de octubre. El estadio que los acogerá será el Estadio Monumental Isidro Romero Carbo, en Guayaquil, Ecuador.

Este escenario es, actualmente, el sitio donde Barcelona SC oficia de local en la Liga Pro. El mismo fue inaugurado en 1987, con un público máximo de 50.000 personas y, tras dos remodelaciones en 1992 y 1993, cuenta con una capacidad para 59.283 espectadores.

Cabe resaltar que esta será la cuarta final de Libertadores que se disputará a partido único, tras el decreto de CONMEBOL de llevar el partido decisivo a un único compromiso en estadio neutral. Lima, en 2019; Maracaná, en 2020 y el Estadio Centenario, en 2021 fueron los tres recientes escenarios que cotejaron la gran cita.

Además, será la tercera vez en la que Guayaquil recibirá la final del codiciado trofeo de Sudamérica: en 1990 y 1998, Barcelona recibió en el Estadio Monumental a sus respectivos rivales en la vuelta del encuentro definitorio. En ambos cayó frente a Olimpia y Vasco da Gama, respectivamente.

Mientras tanto, los directivos del Ídolo continúan remodelando el estadio que cotejará a los elencos brasileños. Gracias a una inversión del máximo ente sudamericano, que ronda entre los cuatro y los seis millones de pesos, el sitio atraviesa una profunda transformación de cara al duelo decisivo.

Pintura negra y amarilla en toda la cancha, asfaltos y pavimentos en las vías de acceso, remodelaciones en los parqueaderos, son algunas de las refacciones en el Estadio Monumental. Además, se agregará una nueva pantalla led al escenario, la cual se sumará a la que existe actualmente.

De esta forma, y con el final de las obras previstas para días antes del 29 de octubre, la cancha seleccionada para albergar el choque entre Paranaense y Flamengo promete mostrar un renovado sitio para estar a la altura del estelar compromiso.

Foto: Getty Images