La crisis de Racing: el capitán Lisandro López, contra los insultos de los hinchas y en defensa del presidente Víctor Blanco

·3  min de lectura
Lisandro López defendió a la dirigencia ante las reprobaciones de los hinchas
Jorge Matías Baravalle

Fue un empate, pero en Avellaneda se palpitó como una derrota. El 1-1 contra Estudiantes, séptimo partido sin triunfo para la Academia, terminó con abucheos y reprobaciones de los hinchas de Racing contra la dirigencia.

El capitán Lisandro López, catalogó como “un poco injustos” los insultos de los hinchas académicos. ”Es un poco injusto lo del final del partido. Todos tomamos buenas y malas decisiones, mejores o peores, y creo que la comisión directiva de Racing viene haciendo un gran trabajo en los últimos años. Ustedes conocen cómo está el club. Una mala racha deportiva no puede empañar la estructura del club, que está muy bien. Racing ha pasado una pandemia durísima de la mejor manera y con todo al día. Eso es algo para destacar”, dijo el delantero apenas concluyó el encuentro, mientras aún se sentía el descontento de los fanáticos.

“Entiendo la calentura de la gente, pero hay que ser realista y tratar de salir de esta racha negativa en la deportiva. Hay que valorar lo que se está haciendo”, agregó, sobre los silbidos y los insultos hacia el presidente del club -y que también es su suegro-, Víctor Blanco, y el resto de la comisión directiva. “La gente siempre ayuda. Por supuesto que la intención nuestra es darle alegrías a ellos, ojalá pronto podamos salir, hay que mejorar”, insistió.

Respecto del encuentro, en el que Racing dejó escapar el triunfo a diez minutos del final, Licha consideró: “Hay que seguir trabajando. Nos aferramos mucho al 1-0, dejamos de intentar y ahí se nota la falta de confianza, cedimos mucho terreno. El empate fue justo, aunque podríamos haber seguido intentando después del 1-0, cedimos mucho la pelota. Hay que seguir, confiar y trabajar con el grupo para salir de esta racha complicada”.

En cuanto a su futuro, luego de haber señalado que podía no seguir al final del año, volvió a referirse a su situación: “Yo me siento bien. La realidad es que tengo una situación familiar complicada. Son decisiones a tomar muy importantes, con la cabeza. Esa es la duda que tengo, quiero estar cerca de mi vieja, así que vamos a ver”.

Hace poco más de una semana, el propio Lisandro López había sido crítico con el presente de Racing: “En diciembre habrá que hacer una buena autocrítica de todos y cada uno de los que estamos en el fútbol del club para no quedarnos en esta comodidad que genera hoy el club. Me molesta sentirlo, me molesta decirlo. No quiero que el club sea un club cómodo. Si tengo que ser el primero en hacer ese cambio, seré el primero”. Su contrato termina en diciembre y entonces dijo que es “más probable que no siga a que sí”. Y continuó: “Hay que hacer una reestructuración del plantel, tomar mejores decisiones a nivel fútbol. Hay que salir rápido de este bache que todos sentimos. Capria y los dirigentes serán los que tendrán que tomar las decisiones”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.