La crisis no tiene fin: América pierde ante Quindío y Osorio sigue en la 'cuerda floja'

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

La crisis en el América de Cali no tiene final y parece que las alarmas ahora sí cogen un tono más serio. De por sí que un club de la talla del club vallecaucano pierda ante un rival inferior y en el Pascual Guerrero, se hace insostenible. Tremendo papelón del club escarlata tras caer 1-0 ante Deportes Quindío.

Un mal partido donde Kevin Andrade fue super sacrificado, actuando como volante cinco le quedó muy complicado superar el relevo y el 2 a 1 que a cada momennto los jugadores del Quindío, un espacio y un hueco peligroso para el local, que nunca corrigió. El avance del visitante era fácil, solo tenía que abrir el balón tocando el área para tener peligro de gol.

El gol fue obra de Leyser Chaverra al minuto 58 por esa misma vía, un avance por el interior, a espaldas de Kevin Andrade para que el buen delantero del Quindío recibiera la pelota y otro remate para Diego Novoa que el portero no pudo detener. Así, fueron cuatro llegadas más durante el juego que pudieron ser gol para el visitante.

Ahor,a quedan muhcas preguntas en el América de Cali y sobre todo, grandes cosas por corregir. Gustavo Torres como nuevo jugada incomodo y desprolijo, sin coordinación por el interior y jugando a a las espaldas de la defensa rival. Jeison Lucumí no puede asociarse, aunque con el ingreso de Adrián Ramos la mejoría se notó.

Un triunfo de oro para Deportes Quindío, que se afianza en los ocho y sigue mostrando grandes variantes tácticas, es gran candidato a estar en las finales. Al menos, hoy ante América fue mejor en todas las líneas, pese a algunos acercamientos que la defensa puso detener aprovechando la poca capacidad de definición del local.

Y las chiflas y los cánticos en contra de Juan Carlos Osorio en el Pascual Guerrero no se hicieron esperar. Las críticas son más que claras, muchos hinchas piden la destitución del entrenador tras los malos resultados. Un 1-0 más que justo y merecido para Deportes Quindío.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.