Estos Cowboys se ven poderosos

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·1  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 27 (EL UNIVERSAL).- Había más de 40 puntos de diferencia con casi cuarto y medio por jugar, pero nadie quería moverse del majestuoso estadio AT&T. No era para menos.

El jueves por la noche, con la derrota de los 49ers de San Francisco ante los Titans de Tennessee, los Cowboys de Dallas aseguraron su boleto a los Playoffs por primera vez en tres años, pero lo de anoche en el Palacio de Cristal fue una de esas exhibiciones que quedan grabadas en las retinas... Y siembran terror en aquellos que sueñan representar a la Conferencia Nacional en el Super Bowl LVI, a efectuarse el 13 de febrero en Los Ángeles.

Histórica y despiadada paliza sobre Washington (56-14), con Dak Prescott como figura. Buena para asegurar el título de la División Este en la NFC.

El quarterback de los Cowboys (11-4) es el segundo en la historia de la NFL que en un mismo partido lanza pase de anotación a un receptor (Amari Cooper), un ala cerrada (Dalton Schultz), un corredor (Ezekiel Elliott) y un liniero ofensivo (Terence Steele).

Porque hubo tiempo de todo, hasta improvisar.

Todos en Dallas aportaron. El defensivo DeMarcus Lawrence devolvió una intercepción hasta las diagonales y Corey Clement bloqueó una patada de despeje de Washington (6-9), que también se tradujo en seis puntos.

Por primera vez en cinco años, los Cowboys han ganado 11 o más partidos en una campaña.

Eso explicó la emoción de Jerry Jones, propietario de la franquicia, en uno de los lujosos palcos del estadio.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.