Copas europeas: Dybala sigue encendido, el gol de Manu Lanzini y el goleador más veterano de la historia de la Europa League

·5  min de lectura
Otro festejo de Paulo Dybala: esta vez lo sufrió Helsinki, de Finlandia, por la Europa League
Otro festejo de Paulo Dybala: esta vez lo sufrió Helsinki, de Finlandia, por la Europa League - Créditos: @TIZIANA FABI

Paulo Dybala sigue encendido. El cordobés fue suplente por primera vez desde que llegó a la Roma en el último mercado de pases, pero la expulsión de un futbolista del Helsinki (Finlandia) provocó que la Joya ingresara en el entretiempo en lugar del uruguayo Matías Viña. El ex Instituto tardó menos de dos minutos en dejar su impronta en el marcador: anotó el primer gol del partido, y el cuarto con su nuevo club, para el que además suma tres asistencias. El encuentro, disputado en un Estadio Olímpico colmado, terminó con un 3-0 para los dirigidos por el portugués José Mourinho. A Dybala se le sumaron los goles de los italianos Lorenzo Pellegrini (con la panza) y Andrea Belotti.

El partido se desbloqueó con dos toques de primera. Pellegrini, internado en el área, buscó a Dybala, que merodeaba la medialuna. El argentino, que venía de convertirle a Empoli el último fin de semana con un remate de larga distancia, no pensó demasiado. Desenfundó su pierna zurda y, con un remate cruzado y raso, convirtió el primer gol del encuentro. Sonrisa amplia para festejar y planeador con sus dos brazos. A los 29 años, el cordobés está feliz en la Roma. El equipo y sus hinchas lo disfrutan. Toda una señal de cara al Mundial de Qatar, para el que el futbolista formado en Instituto (Córdoba) todavía no tiene su pasaje asegurado.

El gol de Dybala

El otro argentino goleador en la jornada del jueves fue Manuel Lanzini. El 10 de West Ham United convirtió el gol del empate de su equipo, que perdía por 1-0 como visitante ante Silkeborg, de Dinamarca, desde los cinco minutos de juego. Luego, los londinenses se recuperarían y revertirían el marcador, que finalizó con un 3-2 a su favor. Un detalle: el último gol fue anotado por Craig Dawson. A sus 32 años, el defensor sumó una competencia más a su historial de conquistas. Ya había celebrado en toda la pirámide del fútbol inglés (League Two, League One, Championship y Premier League) y en la Europa League. Agregó la Conference League y sólo le queda la más importante: Champions League.

El encuentro, disputado en el JYSK Park de Silkeborg, en el oeste de Dinamarca, tuvo otra particularidad. Los cerca de 1000 hinchas visitantes que habían hecho el viaje de unas 12 horas en auto desde Londres se encontraron con una sorpresa al presentar sus entradas en el acceso que les correspondía. Empleados del club local les entregaron latas de cerveza... gratis. El gesto no pasó desapercibido en los ingleses. “Nunca vi algo así. Nos encanta Dinamarca, es un país hermoso. Pero este gesto de Sillkeborg es de otra clase. Nunca me lo voy a olvidar, y espero que West Ham tenga un gesto recíproco cuando ellos vengan al London Stadium ”, dijo un hincha inglés, citado por la página Hammers News, que sigue la actualidad de West Ham.

Joaquín, el goleador más veterano de la Europa League

Otro partido de la jornada del jueves que contó con presencia argentina fue el que disputaron en Sevilla por la Europa League Betis, de España, y Ludogorets, de Bulgaria. En el conjunto andaluz, dirigido por el chileno Manuel Pellegrini, tanto Guido Rodríguez como Germán Pezzella ingresaron en el segundo tiempo. Los españoles se impusieron por 3-2 y uno de los goles fue anotado por el interminable Joaquín, que hizo historia. A los 41 años y 56 días, el mediocampista español se convirtió en el goleador más veterano del segundo torneo europeo. El dato fue confirmado por la propia competencia, a través de su perfil de Twitter. Las otras conquistas de los españoles fueron obra del brasileño Luiz Enrique y del español Sergio Canales. En el conjunto búlgaro fue suplente Matías Tissera (ex Platense) y no ingresó.

Otras perlitas

El jueves europeo tuvo más participación argentina. Feyenoord, de los Países Bajos, vapuleó por 6-0 a Sturm Graz, de Austria. En el equipo local fue titular el mexicano Santiago Giménez, hijo de Chaco Giménez, exdelantero de Boca y de América de México, e hizo un gol. El encuentro, disputado en Rotterdam y válido por el grupo F de la Europa League, tuvo la participación de Ezequiel Bullaude, transferido hace algunas semanas desde Godoy Cruz (Mendoza). El delantero argentino dio su primera asistencia en los Países Bajos, para que su compañero Oussama Idrissi convirtiera el sexto gol de su equipo.

La conquista más espectacular del jueves se dio en el partido que disputaron en Israel Hapoel Beer Sheva (Mariano Bareiro, ex Racing, fue titular en el conjunto local) y Villarreal, de España. El Submarino Amarillo no tuvo a ningún argentino, pero sí a Álex Baena, que con una tijera le dio el 2-1 final a su equipo.