Copa Sudamericana: Racing pateó 28 veces al arco y fue eliminado, Fluminense hizo 10 goles que no sirvieron y Unión dio el batacazo

·5  min de lectura
Correa y Cardona, la impotencia de Racing en una imagen
Fotobaires

La Copa Sudamericana presentó una jornada llena de emociones futbolísticas y con distintos resultados que se llevaron todas las miradas. Racing, por ejemplo, pateó 28 veces al arco en la derrota contra el River Plate versión uruguaya y quedó eliminado de manera sorpresiva. Ni el fanático más pesimista imaginó ese desenlace para la Academia de Fernando Gago.

Es que apenas un empate le alcanzaba a Racing para pasar a octavos, pero este 1-0 frente en condición de local, sumado a la victoria de Melgar de Perú, que con la victoria por 3-a 1 ante Cuiabá de Brasil finalizó puntero en el Grupo B con la misma cantidad de goles que Racing, pero con mejor diferencia de gol.

Después de la inesperada derrota, Gago salió a dar la clara y dejó en claro su bronca por no poder avanzar. Adentro del campo de juego, Racing impuso sus condiciones. Las estadísticas son elocuentes: 28 disparos al arco y un 75% de posesión de la pelota. En gran parte, el buen manejo estuvo en los pies del colombiano Edwin Cardona. En todo momento, Racing fue amplio dominador del juego. A eso le sumó la velocidad de Tomás Chancalay y la presencia en el área de Javier Correa, que tuvo 10 posibilidades de gol que no pudo concretar. Sí, ¡10! Y todas dentro del área rival.

“Es difícil hacer un análisis hoy con la bronca y el dolor de haber quedado afuera. Fueron muchas situaciones para estar en partido y para estar en ventaja”, fueron las sinceras palabras de Gago, quien no dejó de lamentarse en todo momento: “No estuvimos finos y en este caso esto no nos permitió conseguir la diferencia que necesitábamos”. Y agregó: “Esto es un grupo y todos tiramos para el mismo lado. Todos tenemos que admitir nuestras responsabilidades, porque a todos se nos exige de la misma manera”.

Argentina's Racing coach Fernando Gago kicks a ball during their Copa Sudamericana group stage football match against Uruguay's River Plate, at the Presidente Juan Domingo Peron stadium in Avellaneda, Buenos Aires Province, Argentina, on May 26, 2022. (Photo by Juan Mabromata / AFP)
JUAN MABROMATA


Argentina's Racing coach Fernando Gago kicks a ball during their Copa Sudamericana group stage football match against Uruguay's River Plate, at the Presidente Juan Domingo Peron stadium in Avellaneda, Buenos Aires Province, Argentina, on May 26, 2022. (Photo by Juan Mabromata / AFP) (JUAN MABROMATA/)

Los diez goles que poco le sirvieron a Fluminense

Fluminense de Brasil fue lo contrario a Racing. Fue un verdadero festival de goles. Lo aplastó literalmente a Oriente Petrolero por 10-1. Pero le sirvió de poco porque quedó segundo en su grupo en la Copa Sudamericana, detrás de Unión de Santa Fe.

Fluminense logró la mayor goleada en la historia de la Copa Sudamericana. Y rompió el récord de la edición de 2010 cuando el equipo uruguayo Defensor Sporting derrotó 9-0 al Sport Huancayo de Perú. Pese al abultado resultado, el Flu se quedó con las ganas de clasificar a la siguiente instancia.

Lo más difícil para el equipo carioca fue que esos goles sirvieron de poco. Hubo un triplete del argentino Germán Cano. Otro hat-trick de Matheus Martins. Y los otros cuatro goles: Arias, Paulista, Manoel y Willian.

El equipo de Bolivia sufrió todo el partido con varios momentos de ingenuidad. Y eso que jugaron con la base de titulares. Pero lejos estuvieron de contener la asfixiante presión del rival. Sin embargo, era sabido que Fluminense tenía bien difícil la historia en un comienzo: debía ganar y recuperar los seis goles de diferencia de Junior de Colombia, que recibía a Unión de Santa Fe en Barranquilla. Pero quedó por detrás del Tatengue, que dio el golpe de la jornada y se adueño del grupo H al vencer a los colombianos por 4-0.

La sorpresa la dio Unión de Santa Fe en Colombia

Unión dio una de las sorpresas y dejó su sello en Colombia. Consiguió el objetivo y logró lo que no pudieron ni Independiente ni Racing, dos de los equipos que fueron eliminados en la actual edición de la Copa Sudamericana.

Unión salió a buscar el partido en todo momento y tuvo una noche inolvidable. Dio una muestra de carácter y no especuló en ningún momento. Con el 4-0 ante Junior en Barranquilla, los dirigidos por Gustavo Munúa escribieron una nueva página en su historia futbolística.

Los goles fueron de Omar Albornoz, en contra y Jonathan Álvez, que aumentó al termino del primer tiempo. En la segunda etapa, Kevin Zenón y Matías Gallegos ampliaron la diferencia.

“Quiero felicitar al equipo por el gran trabajo que hizo, todos nos sentimos orgullosos de este equipo de chicos jóvenes. Se merecían la victoria, por cómo se habían dado las cosas este último tiempo. Los chicos estuvieron a la altura, compitieron de igual a igual, nos dejan con una satisfacción muy grande por todo lo que hicieron”, fueron las palabras del técnico tatengue, visiblemente emocionado.

Jonatan Alvez celebra su gol. Gran triunfo de Unión en Santa Fe
YURI CORTEZ


Jonatan Alvez celebra su gol. Gran triunfo de Unión en Santa Fe (YURI CORTEZ/)

Al ser consultado por lo que se le viene en la Copa, el técnico fue por más: “Hay un sentido de pertenencia muy importante en Unión, esto es parte del proceso que está haciendo Unión. Las ganas que tienen de superarse es impresionante, tienen hambre, eso es muy importante. Confío mucho en el equipo”.

Y le dedicó un mensaje especial a todos los hinchas tatengues que los acompañaron: “Nuestra hinchada es un gran motor para nosotros, resaltamos mucho a la ilusión que tiene la gente, está con el equipo y se siente identificada. Tenemos una enorme alegría, los chicos hicieron felices a muchas personas”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.