La Copa llega a Sevilla por el Guadalquivir

·2  min de lectura

Sevilla, 10 may (EFE).- El trofeo de la Liga Europa, que se jugarán el próximo miércoles 18 de mayo en el Ramón Sánchez Pizjuán el Eintracht de Fráncfort alemán y el Glasgow Rangers escocés, ya está en Sevilla, adonde ha llegado este martes en barco por el río Guadalquivir y ha sido entregada a la ciudad en la Nao Victoria.

El exportero Andrés Palop, embajador de UEFA y triple ganador de la Liga Europa con Valencia y Sevilla, ha resaltado en este acto que la capital hispalense "es la ciudad de la felicidad" tras haber "vivido la Semana Santa, la Feria y el título de Copa del Betis" esta primavera.

Palop, que ha presentado el trofeo convencido de que "Sevilla cumplirá las expectativas" por ser "una ciudad que deja huella", admitió que se trata de una competición a la que tiene "mucho cariño" y dijo que "tener esta copa cerca siempre genera cosquilleo", ya que no va "a olvidar nunca las finales de Eindhoven (2006) y Glasgow (2007)" que ganó de forma consecutiva como portero titular del Sevilla.

A Palop le "sabe mal que los equipos sevillanos no estén en la final", algo que explica porque "es una competición en la que se paga un mal día", si bien ha resaltado que "la jugarán dos equipos que se lo han merecido estar en ella" y augura que "se vivirá un ambiente extraordinario".

Otro exfutbolista, Albert Luque, representó en el acto a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), para la que "Sevilla es una ciudad muy importante" que ha demostrado que "sabe organizar este tipo de eventos, por eso será una de las sedes del Mundial en 2030" si se impone la candidatura conjunta hispano-portuguesa.

David Guevara, delegado de Deportes del Ayuntamiento de Sevilla, cree que "esta final de la Europa League es una oportunidad para seguir fortaleciendo la marca Sevilla", por cuanto los dos finalistas "vienen de grandes mercados turísticos para la ciudad", Alemania y Gran Bretaña.

Guevara destacó las "muchas actividades paralelas" organizadas "para que toda Sevilla disfrute de esta final" y considera "normal que tantos aficionados de ambos equipos quieran venir", aunque ello también "representa un desafío" porque el consistorio "trabaja para que no haya conflictos. Sevilla no invita a otra cosa que no sea el disfrute. Será la gran fiesta del deporte".

El concejal hispalense informó de que "150 millones de personas estarán pendientes de la final", cuyo "impacto económico directo ronda los 60 millones de euros", si bien espera "superar con creces esa cifra" gracias a la cobertura que los medios de comunicación de todo el mundo harán del evento.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.