Copa Libertadores. La imagen de la decadencia del fútbol argentino: lo que (no) esconde la eliminación de River

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·6  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
La decepción de Franco Armani y sus compañeros; River fue superado claramente por Atlético Mineiro en Belo Horizonte
Pool

Desde 2010 hasta la actualidad, solo en tres ocasiones un equipo argentino se consagró en la Copa Libertadores: San Lorenzo, en 2014, y River, en 2015 y 2018. Se repetirá este año, seguramente, una final entre conjuntos brasileños, como el 23 de enero pasado: el triunfo de Palmeiras sobre Santos por 1 a 0. Justamente, desde 2010 no ocurría: no habrá clubes de nuestro medio en las semifinales de la tradicional competencia. El 20 de mayo de ese año, Inter, de Porto Alegre, convirtió un gol en el final del partido y, pese a perder por 2 a 1, eliminó a Estudiantes de La Plata en los cuartos de final.

Los Pumas ven con buenos ojos la posible mudanza del Rugby Championship 2021 a Europa

Un año más tarde y hasta la versión 2020, siempre hubo al menos un equipo argentino en las semifinales. La última víctima fue River, que perdió anteanoche contra el ahora poderoso Atlético Mineiro por 3 a 0, en Belo Horizonte.

La eliminación de Estudiantes en 2010

La temporada arrancó con Boca, River, Racing, Argentinos, Vélez, Defensa y San Lorenzo. No quedó ninguno.

En la Copa Sudamericana ocurre algo parecido: la caída de Rosario Central en Brasil por 1 a 0 frente al pujante Bragantino determinó la clausura de nuestros conjuntos en el otro torneo sudamericano. Igual que River: perdió allá y acá (4-3). La última vez había sido en 2018, cuando Defensa y Justicia quedó afuera por la preponderancia del gol de visitante, el 1° de noviembre, pese a haberle ganado a Junior por 3 a 1.

Kily González no lo puede creer: Central jugó bien, pero se quedó sin nada en Brasil y quedó eliminado, el último de la Sudamericana
SEBASTIAO MOREIRA


Kily González no lo puede creer: Central jugó bien, pero se quedó sin nada en Brasil y quedó eliminado, el último de la Sudamericana (SEBASTIAO MOREIRA/)

Anteriormente, ocurrió en 2006 y 2009, pero es toda una rareza: desde 2010 a la actualidad, hubo cinco ganadores argentinos: Independiente (2010 y 2017), Lanús (2013), River (2014) y Defensa y Justicia (2020), que venció a Lanús.

La temporada arrancó con Newell’s, Talleres, Lanús, Rosario Central, Arsenal, Independiente y el ingreso de San Lorenzo, también, rápidamente eliminado. No quedó ninguno.

San Lorenzo jugó la Libertadores y la Sudamericana y, rápidamente, quedó al margen en ambas competencias
AFP


San Lorenzo jugó la Libertadores y la Sudamericana y, rápidamente, quedó al margen en ambas competencias (AFP/)

Esta es la fotografía que faltaba: la imagen de la decadencia del fútbol argentino. Hay múltiples factores. Relacionarlo exclusivamente a la crisis económica (el dólar blue, por ejemplo, cerró a 181 pesos) o a los efectos de la pandemia sería un doble error.

La desorganización y falta de planificación de nuestro torneo es un indicador. Ahora, se juega el Torneo 2021, con 26 equipos, sin descensos, sin tecnología y sin público (Brasil y Paraguay, por ejemplo, hace rato que albergan simpatizantes con protocolos). Para el año próximo, habría dos campeonatos, 28 conjuntos y la promesa del regreso de los descensos. En el medio, se mantienen las sospechas entre Chiqui Tapia, el presidente de la AFA y Marcelo Tinelli, de la Liga Profesional.

La derrota más elocuente del ciclo Gallardo en River (y con un plantel menos sustancioso)
Yuri Edmundo


La derrota más elocuente del ciclo Gallardo en River (y con un plantel menos sustancioso) (Yuri Edmundo/)

Jóvenes promesas saltan a la cancha sin aclimatarse, mientras resisten jugadores al borde del retiro. Tiempo atrás, lo advertía Marcelo Gallardo, que extravió el colmillo competitivo en el plano internacional (y a este plantel no le sobra la jerarquía de otras temporadas) pero mantiene la autoridad para ver qué pasa puertas adentro: “En el fútbol argentino hay mucha rosca política, todos juegan a ver dónde sacan ventajas. Si queremos un campeonato serio, tenemos que evaluar otras condiciones, ser serios y no parecer. Dejamos dudas. Me da pena por el fútbol argentino, que va a entrar en decadencia. Estamos en un proceso donde se ve lo que se ve, un fútbol chato, no se juega por nada, no se ven partidos entretenidos. Es un contexto feo sin público. Lo que queremos ser no lo somos desde el mensaje ni del pensamiento”.

La derrota de River en Brasil

Aportaba Mariano Andújar, de 38 años y con una vida en el exterior y en el seleccionado: “Creo que la única manera de que un jugador de renombre quiera volver a Argentina es que tenga a su familia acá. El torneo no es competitivo ni atractivo, no es fácil de vender un torneo de 30 equipos y sin descensos… Desde que volví a la Argentina en 2016 no jugué dos torneos iguales”. En un lapso breve, Daniele De Rossi hizo una radiografía brutal: “La experiencia fue maravillosa, aprendí mucho. Allá me di cuenta aún más de que el talento sin organización táctica se desperdicia, se convierte en un poco de confusión, hermosa a la vista, pero siempre estamos hablando de confusión”.

La figura del último torneo fue Pulga Rodríguez, un crack subterráneo, de 36 años.

El debut de Messi en PSG se hace esperar: el DT Pochettino no lo utilizará mañana ante Brest

En tres de las primeras seis fechas, el promedio de gol no alcanzó los dos tantos por partido. En la segunda fecha, 1,69; en la cuarta y en la quinta, 1,85. La Copa Argentina suele tener repetidos asteriscos en su programa. ¿En qué capítulo estamos?

Según Transfermarkt, un sitio especializado en datos duros de economía y fútbol, el Brasileirao gobierna el mapa en este lado del mundo, con un presupuesto de algo más de mil millones de euros en 20 equipos. Atlético Mineiro figura tercero, con casi 91 millones; acaba de incorporar a Diego Costa (Chelsea, Atlético de Madrid, selección de España), a quien le pagará unos 3 millones de dólares por año. Nuestro campeonato, en cambio, tiene un valor de mercado de unos 788 millones de euros.

Mineiro derrotó a Boca en los penales por 3-1 después que el partido terminó empatado 0-0 en el tiempo reglamentario, con la influencia del VAR, acá y allá. (Foto AP/Bruna Prado, Pool)
Mineiro derrotó a Boca en los penales por 3-1 después que el partido terminó empatado 0-0 en el tiempo reglamentario, con la influencia del VAR, acá y allá. (Foto AP/Bruna Prado, Pool)


Mineiro derrotó a Boca en los penales por 3-1 después que el partido terminó empatado 0-0 en el tiempo reglamentario, con la influencia del VAR, acá y allá. (Foto AP/Bruna Prado, Pool)

River, su reciente rival: debió vender a Gonzalo Montiel a Sevilla por 8 millones, en el medio de la serie. Semanas antes, quedó libre Rafael Santos Borré, el goleador histórico del ciclo Gallardo. La victoria del seleccionado argentino de la Copa América, luego de 28 años, en el Maracaná y frente a Brasil, es todo un símbolo: Montiel, Armani y Julián Álvarez, todos de River, fueron los citados. Montiel fue el único que tuvo cierta relevancia en el histórico triunfo.

Gonzalo Montiel fue el único jugador del medio local con cierta relevancia en la exitosa Copa América (y ya no está más)
Alexandre Schneider


Gonzalo Montiel fue el único jugador del medio local con cierta relevancia en la exitosa Copa América (y ya no está más) (Alexandre Schneider/)

Boca no pudo incorporar un número 9 y ahora intenta jugar con juveniles todavía en etapa de construcción. No es el único caso que adelanta etapas: la falta de proyectos, ingenio y dinero se refleja en la mayoría de los planteles, inexpertos y con campeones de otro tiempo. Un ejemplo es el encuentro que cerró la última fecha, el triunfo de Lanús sobre Godoy Cruz por 3 a 1. En el conjunto granate hubo 12 jugadores, entre titulares y suplentes Sub 23. En Godoy Cruz, 10. El goleador del torneo es Pepe Sand (41 años), con 7. Y no resulta, precisamente, una crítica al enorme artillero…

Pepe Sand es el goleador de nuestro campeonato, toda una respuesta a la situación actual (y no es una crítica al enorme delantero)
Fotobaires


Pepe Sand es el goleador de nuestro campeonato, toda una respuesta a la situación actual (y no es una crítica al enorme delantero) (Fotobaires/)

El fútbol argentino se sobreponía a todo. Incluso, a algunos fallos recientes del VAR, que provocaron un revuelo enorme, no solo en la serie Boca-Mineiro. Hoy, la crisis doméstica se refleja, también, en las copas. Nuestro fútbol suma 25 Libertadores. De 2000 hasta hoy, apenas consiguió 8.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.