Copa Davis: Diego Schwartzman y su regreso al BALTC, una atracción para el público

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Entrenamiento del equipo argentino de Copa Davis: Diego Schwartzman, ante la mirada del capitán, Gastón Gaudio.
Mauro Alfieri

Su última experiencia fue, según él mismo describió, una de las más conmovedoras de su carrera. Después de aproximadamente 200 días, Diego Schwartzman, el singlista sudamericano más destacado del ranking, regresó al Buenos Aires Lawn Tennis Club. Volvió al escenario más emblemático del tenis nacional, en el que se dio el gusto -en marzo pasado- de ganar el ATP porteño, derrotando a Francisco Cerúndolo en la final y cortando una racha de trece años con campeones extranjeros. El motivo, esta vez, es la Copa Davis, competencia en la que debutó en 2015 (en dobles, frente a Brasil, en Tecnópolis) y en la que vivió emociones diversas: alegres (por ejemplo, el triunfo 3-2 ante Chile en 2018) y también ingratas, como el descenso en 2017, tras la caída con Kazakhstán.

El Peque, que la temporada pasada se encumbró como el duodécimo jugador argentino en entrar en el Top 10 desde que la clasificación del tour masculino comenzó a realizarse de manera oficial en agosto de 1973, disfruta del estatus jerárquico que alcanzó en el circuito, para el cual se preparó, saliendo de la zona de confort y yendo por mucho más. El ex N° 8 (y actual 15°) es la mejor carta del equipo nacional, un grupo de cinco raquetas que hasta hace unos días tenía cierta tensión lógica por la serie del sábado y domingo próximos frente a Belarús, por los playoffs de la reclasificación para el Grupo Mundial I, pero que bajó el nivel de ansiedad cuando los europeos confirmaron que llegarían al país con una formación sumamente debilitada, sin sus mejores tres jugadores. Alexander Zgirovsky, de 20 años, es el mejor rankeado: es 1233°.

La derecha de Schwartzman, en el entrenamiento del equipo argentino de Copa Davis.
Mauro Alfieri


La derecha de Schwartzman, en el entrenamiento del equipo argentino de Copa Davis. (Mauro Alfieri/)

Si ya de por sí el equipo argentino era el favorito para triunfar y lograr el boleto para los Qualifiers de 2022 (en marzo próximo; si atraviesa ese filtro disputará las Finales ocho meses después), ahora el escenario es todavía más favorable. Para la Asociación Argentina de Tenis, que este fin de semana realizará algunos homenajes en el BALTC por el centenario de la institución, también es una buena noticia (deportiva y económicamente hablando por su regreso a la elite). Schwartzman, Guido Pella, Federico Coria (debutante en la competencia), Horacio Zeballos y Máximo González son los elegidos por Gastón Gaudio, en la que probablemente será su última serie como capitán (lo reemplazaría Guillermo Coria).

“Desde que soy chiquito vengo a ver partidos a este torneo, a disfrutar de los jugadores argentinos, como a mi entrenador [Chela]. Entraba, me colaba, de alguna manera siempre pasaba y ahora, poder ganarlo, es muy bueno. Este estadio es muy especial”, narró Schwartzman, en marzo, tras ganar el Argentina Open, ante un aforo reducido (unas 500 personas), pero bullicioso. Este fin de semana el equipo nacional volverá a ser local en el BALTC después de 16 años: la última actuación fue el 5-0 frente a la República Checa, en marzo de 2005, por la primera ronda del Grupo Mundial. Y, tras la aprobación del gobierno porteño, el estadio tendrá un aforo habilitado del 70%. Para Schwartzman, que casi toda la temporada compite en el exterior, la serie será una muy buena oportunidad para disfrutar del apoyo de los espectadores locales (y de sus numerosos familiares y amigos, que en el año suelen seguirlo por una pantalla).

El sábado, en el primero de los dos días de competencia (se jugarán dos singles, desde las 10.45), Schwartzman jugará ante la segunda raqueta bielorrusa: el capitán Aliaksandr Vasileuski designaría a Martin Borisiouk, de 21 años, 1408° del ranking, cuyo último torneo fue un M15 (ex Future) en Georgia, el mes pasado (perdió en primera ronda). Es probable que si la serie queda definida en el tercer punto (el dobles, en el primer turno del domingo), Diego ya no vuelva a competir ese día y se produzca, por ejemplo, la presentación de Coria. Pero todo dependerá de cómo se sienta físicamente el Peque, que llegó hace sólo unos días de Nueva York (de jugar el US Open, donde alcanzó los 8vos de final).

El mismo domingo, aunque por la noche, Schwartzman volverá a viajar a Estados Unidos para participar de la Laver Cup, el torneo exhibición organizado por la compañía que encabeza Roger Federer, que este año se hará en Bostón, del 24 al 26 de este mes. Luego continuará su gira por el nuevo ATP de San Diego e Indian Wells, para terminar su calendario en los certámenes bajo techo de Europa.

El equipo argentino de Copa Davis que el fin de semana recibirá a Belarús: González, Zeballos, Pella, Gaudio (capitán), Schwartzman y Coria.
Sergio Llamera/Prensa AAT


El equipo argentino de Copa Davis que el fin de semana recibirá a Belarús: González, Zeballos, Pella, Gaudio (capitán), Schwartzman y Coria. (Sergio Llamera/Prensa AAT/)

En una temporada dificultosa, desgastante y más costosa para los tenistas de la región, teniendo en cuenta que regresaron al país mucho menos de lo normal por las restricciones sanitarias, Schwartzman suma 42 partidos (26 triunfos, 16 derrotas), con el título porteño y los cuartos de final de Roland Garros como lo más destacado. El Peque reaparecerá en el equipo de la Copa Davis por primera vez desde las Finales de 2019 (en Madrid) y, en el país, desde septiembre de 2018 (4-0 a Colombia, en San Juan). El fin de semana será, seguramente, el mayor foco de atención para el público en una serie que no debería generar ningún dolor de cabeza.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.