Copa Davis: Croacia le ganó el clásico a Serbia, avanzó a la final en Madrid y le dejó un sabor agridulce a Novak Djokovic

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Novak Djokovic
    Novak Djokovic
    Tenista profesional serbio
Nikola Mektic y Mate Pavic vencieron a Novak Djokovic y Filip Krajinovic en su semifinal de la Copa Davis en Madrid y contribuyeron al triunfo croata sobre Serbia en la serie; Rusia será su adversario en la definición.
OSCAR DEL POZO

Por primera vez en la Copa Davis, Croacia derrotó a su vecino Serbia. La serie semifinal de 2021 que sostuvieron, equilibrada luego del triunfo de Novak Djokovic sobre Marin Cilic, fue definida en el dobles, en el que Nikola Mektic y Mate Pavic fueron superiores al número 1 del ranking de singles y Filip Krajinovic con un 7-5 y 6-1, que le dio a Croacia el 2-1 definitivo en la serie. Los croatas avanzaron a la final, en la que se enfrentarán con Rusia, el equipo liderado por Daniil Medvedev, o Alemania, que no tiene figuras de gran renombre.

A Djokovic se le escurre otro título en una segunda mitad de temporada no tan exitosa como la primera, pero de todos 2021 es uno de sus años más dorados. Pavic y Mektic, con nueve títulos de campeones en esta temporada –entre ellos, los de Wimbledon y los Juegos Olímpicos–, le dejaron un sabor agridulce al serbio, que en este tramo acumuló traspiés en Tokio 2020, el Abierto de Estados Unidos y la Davis.

Novak Djokovic y Filip Krajinovic sabían que no eran los favoritos, pero tenían esperanza de vencer en el clásico a Croacia.
OSCAR DEL POZO


Novak Djokovic y Filip Krajinovic sabían que no eran los favoritos, pero tenían esperanza de vencer en el clásico a Croacia. (OSCAR DEL POZO/)

El número 1 de la ATP puede consolarse, no obstante, con su récord de semanas al frente del ranking (350 a partir de este lunes), el de temporadas acabadas en lo más alto del escalafón (siete), el de trofeos de Masters 1000 (37) y el de copas Grand Slam (20), compartido con Rafael Nadal y Roger Federer.

“Mi temporada termina hoy y no me arrepiento de ningún torneo que haya jugado”, dijo Djokovic tras un recorrido por la Davis que en ningún momento fue fácil para Serbia. Clasificado para los cuartos de final como uno de los dos mejores segundos de grupo, el conjunto balcánico debió ser rescatado por Nole contra Kazajistán (2-1) para lograr el pase a las semifinales. Pero este viernes el muro Pavic-Mektic fue demasiado y puso a Croacia en la cuarta final de Davis de su historia. La última era la de 2018, aquélla ganada a Francia en la última realización del torneo en su formato tradicional.

Serbia quedó a las puertas de su tercera serie decisiva por la Copa, después de que la lógica se impusiera: la pareja croata es la mejor del mundo. “En el dobles entramos pensando que podíamos hacerlo, aunque sabíamos que no éramos favoritos”, manifestó Djokovic. Y advirtió: “Más que jugadores de dobles, hay que tener un equipo de dobles”.

Nole había equilibrado la eliminatoria venciendo por 6-4 y 6-2 a Marin Cilic, contrarrestando la derrota del serbio Lusan Lajovic a manos de Borna Gojo por 4-6, 6-3 y 6-2. Pero el primero del ranking de individuales no pudo hacer más. En el 5-5 del primer set del dobles la dupla croata rompió el saque y luego se llevó el parcial. Muy seguros en la red, los ganadores pusieron en apuros a la dupla rival, que resistía apoyada en Djokovic. En el segundo set Croacia encontró pronto la vía hacia la victoria al romper el servicio en el cuarto juego y quedar 3-1. Los serbios no se repusieron: no volvieron a ganar un game.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.