Copa Davis: Argentina, tres exámenes y la ilusión de siempre en el comienzo de las Finales 2022

·6  min de lectura
Diego Schwartzman, en uno de los últimos ensayos sobre la carpeta de Bolonia; este martes, el debut frente a Suecia
Diego Schwartzman, en uno de los últimos ensayos sobre la carpeta de Bolonia; este martes, el debut frente a Suecia - Créditos: @Ion Alcoba / Quality Sport Images / Kosmos Tennis

Mientras Carlos Alcaraz pasea con el trofeo de campeón del US Open por Times Square, en pleno centro de Nueva York, el mundo de las raquetas se muda a Europa. En breve comenzará la gira indoor por el Viejo Continente, hasta desembocar en el Masters de fin de año en Turín. Pero esta semana está dedicada a la Copa Davis. Ese trofeo centenario que se despojó de buena parte de sus tradiciones hace algunos años.

El cambio más trascendente fue el de formato, modernizado a la fuerza con partidos más cortos, series finales a jugarse en menos sedes y mucho dinero en danza. Campeona en aquella inolvidable gesta de 2016, la Argentina ya no tiene el peso de la mochila de asignatura pendiente. Eso sí: las ganas de representar al país están, como siempre. Y Guillermo Coria, el capitán, cuenta con el mejor equipo posible para esta semana de acción: Diego Schwartzman (17° del ranking), Francisco Cerúndolo (27°), Sebastián Báez (37°), y los doblistas Horacio Zeballos y Máximo González.

Machi González y Horacio Zeballos, el competitivo dobles argentino para la semana de acción en Bolonia
Machi González y Horacio Zeballos, el competitivo dobles argentino para la semana de acción en Bolonia - Créditos: @Photosniper

Por estos días se jugará la primera parte de las Finales 2022 de la Davis. Antes del tradicional formato de eliminación directa, habrá una etapa de cuatro grupos, que son los que estarán en juego en Bolonia, Valencia, Hamburgo y Glasgow. El equipo de nuestro país integrará el Grupo A, junto a Italia, Croacia y Suecia, a disputarse en Bolonia. El objetivo: lograr una de las dos plazas en juego para los cuartos de final, semifinal y final que se disputarán en Málaga del 22 al 27 de noviembre.

Las posibilidades argentinas, sin contar con esas sorpresas que a veces tiene guardada la Davis, pasan por ganar al menos dos de las tres series. El equipo albiceleste es favorito en principio en el duelo de este martes, desde las 10 (TyC Sports), frente a Suecia, en el Unipol Arena, un estadio multiuso. La exigencia subirá al máximo cuando se enfrente el viernes con el local, Italia, y el sábado, posiblemente deba jugarse la gran oportunidad ante Croacia. La impresión es que cada punto, cada set, puede ser determinante.

Coria, atento a cada entrenamiento del equipo nacional
Coria, atento a cada entrenamiento del equipo nacional - Créditos: @Photosniper

Instalado en Bolonia desde el viernes pasado, el seleccionado argentino tuvo tiempo para prepararse en la carpeta rugosa sobre la que se jugarán las tres series, con tres duelos por día: segundo single de un país (por ranking) ante el segundo del rival, primero contra primero, y el dobles, todo al mejor de tres sets.

“Estamos felices por las condiciones que encontramos. Los jugadores se adaptaron rápido, es una superficie conocida en el circuito. Es áspera y lenta, muy parecida a la que se utiliza en el torneo de Viena, y los chicos se sienten cómodos, así que ya estamos alineados y concentrados para hacer lo mejor posible”, destacó el capitán Coria, que confirmó a Sebastián Báez como segundo individual para acompañar a Diego Schwartzman, y como estaba previsto, Machi González y Horacio Zeballos en el dobles. Francisco Cerúndolo aguardará para su debut copero. “No fue fácil elegir quién jugará el primer punto, porque Fran está para jugar, pero también vamos evaluando a los rivales. De todas maneras, hablé con Fran y me dijo que está para jugar y eso me pone muy contento. Me encanta la sensación de poder contar con todos”, amplió Coria, en su segunda serie al frente del equipo, luego del cómodo 4-0 sobre la República Checa en marzo pasado.

Claro que eso fue en Buenos Aires y sobre polvo de ladrillo. Ahora, toca un terreno en el que la Argentina fue muchas veces visitante, y con un equipo que combina la experiencia de Schwartzman, González y Zeballos, con el aire nuevo que traen Báez y Cerúndolo. “Todos tienen experiencia, llegan con varios torneos encima, saben lo que significa la Davis y conocen este formato. Nosotros tenemos que ganar como sea, después nos preocuparemos por los puntos”, consideró Coria.

Para dar el zarpazo y llegar a las finales, la Argentina cuenta con un equipo compacto, con un Top 20 consolidado como Schwartzman, ya con varias series coperas encima. Para el segundo single surgen Báez y Cerúndolo, los dos jóvenes y con estilos de juego distintos, lo que agrega variantes a la formación. González y Zeballos, aunque no conformen una pareja estable durante la temporada, se entienden bien y son dos especialistas en un punto crucial. El capitán tiene como asistentes a Martín García y a un campeón en 2016: el Yacaré Leonardo Mayer.

Schwartzman jugará el segundo punto del martes frente a Suecia
Schwartzman jugará el segundo punto del martes frente a Suecia - Créditos: @Photosniper

¿Los rivales? Suecia, el adversario de este martes, cuenta con los hermanos Mikael (98° del ranking) y Elias Ymer (119°), más el doblista Andre Goransson (68°). El viernes será el cruce ante Italia, el gran favorito. El local cuenta con Jannik Sinner (11°) y Matteo Berretini (15°), ambos cuartofinalistas en el US Open, además de Lorenzo Musetti (30°), Fabio Fognini (55°) y el doblista Simone Bolelli. Con ambos singles a pleno, la formación azzurra debería quedarse con el primer puesto del grupo. Y habrá que ver qué sucede con Croacia, que en las últimas horas perdió a su carta mayor, Marin Cilic (16°), por problemas físicos. Borna Coric (26°), reciente campeón en Cincinnati desde la qualy, será entonces el primer singles, acompañado por Borna Gojo (164°). El dobles lo conforman Mate Pavic y Nikova Mektic, una de las mejores parejas del planeta.

En todo caso, Schwartzman elige la prudencia. “Con Cilic, Croacia iba a ser mucho más difícil, porque él y Coric vienen haciendo todo muy bien en las últimas semanas. Pero igual siguen siendo todos rivales difíciles para nosotros, porque donde nosotros aprendimos a jugar no es en esta superficie y en estas condiciones, y en cambio los otros tres países del grupo están mucho más acostumbrados. Entonces la falta de un jugador nos da un poco más de chances, pero no deja de ser un lugar en el que los rivales se sienten más cómodos Esa es una pequeña ventaja que tienen”.

El equipo argentino de Copa Davis, incluidos el asistente Leo Mayer y el presidente de la AAT, Agustín Calleri
El equipo argentino de Copa Davis, incluidos el asistente Leo Mayer y el presidente de la AAT, Agustín Calleri

A Báez le tocará entrar primero a jugar. Recuperado de la dolencia que lo obligó a abandonar ante Alcaraz en la primera rueda del US Open, Sebita contó: “Estoy contento porque me hayan elegido. Es difícil estar en un equipo donde somos todos grandes jugadores, así que es un privilegio estar en la cancha y en un equipo que me siento muy cómodo. Intentaré hacerlo de la mejor manera”.

Para la Argentina, es el regreso a instancias importantes de la Copa desde las Finales de 2019, cuando una derrota ante España en cuartos cerró el paso. Luego llegarían la debacle contra Colombia y un descenso inesperado. Ahora, con otra conducción, el equipo argentino apunta a pisar de nuevo las etapas cruciales en suelo español, en un par de meses. Para ello, deberá pasar tres exámenes en la carpeta de Bolonia. Aprovechar cada oportunidad será la clave para volver a estar entre los ocho mejores.