Copa Argentina, Tigre - Los Andes: desprolijidades, tironeo político y un equipo que no se presentaría a jugar

·5  min de lectura
Estaba pautado que el estadio de Lanús fuera el escenario de Tigre vs. Los Andes, esta noche por la Copa Argentina, pero hubo cambios abruptos y el club de Lomas de Zamora no se presentaría a jugar.
Estaba pautado que el estadio de Lanús fuera el escenario de Tigre vs. Los Andes, esta noche por la Copa Argentina, pero hubo cambios abruptos y el club de Lomas de Zamora no se presentaría a jugar.

El fútbol argentino se supera día tras día. Un nuevo capítulo tragicómico y hasta novelesco, con trama política poco clara e intervención de los responsables de seguridad, involucra un partido entre Tigre y Los Andes, por la Copa Argentina. El encuentro correspondiente a los 32vos. de final del certamen estaba pautado para hoy, desde las 19.30, en el estadio de Lanús. Pero, en forma abrupta, el mismo cambió de escenario (para la cancha de Deportivo Morón), de horario (a las 20) y sin público, provocando un perjuicio para aquellos hinchas que ya habían comprado las entradas. Al margen..., todavía no se sabe si el partido se disputará, ya que el conjunto del Sur del conurbano no está conforme con la medida y habría decidido no presentar al equipo.

Claro que detrás de todo el aspecto deportivo habría un tironeo de poderes políticos. El municipio de Lanús, a través de su jefe de Gabinete y responsable del área de seguridad, Diego Kravetz, ayer reclamó la suspensión del encuentro “porque es de alto riesgo y perturba la tranquilidad de los vecinos”. Desde su cuenta de Twitter, el funcionario expuso: “Para el día de mañana [por hoy] está programado un partido de Copa Argentina por la noche en el estadio del Club Lanús entre Los Andes y Tigre. Sin dudas es un partido de alto riesgo que perturba la tranquilidad de nuestros vecinos”.

Tigre, subcampeón de la Copa de la Liga 2022.
Fotobaires


Tigre, subcampeón de la Copa de la Liga 2022. (Fotobaires /)

Y fue más allá: “Sabemos de los problemas que han sucedido con la hinchada de Los Andes en el pasado. Por esto, creo que no están dadas las condiciones para que el encuentro se lleve adelante y así se lo hicimos saber a las autoridades competentes (...) Vamos a agotar todas las instancias con las herramientas que tenemos a nuestro alcance para que el cotejo no se realice porque pone en peligro a los lanusenses”.

Claro que muchos se preguntaron (y lo hicieron saber por redes sociales) por qué el funcionario de seguridad, perteneciente al PRO, no tomó la misma postura cuando el 14 de mayo, también en el estadio granate, se enfrentaron Boca y Racing, por las semifinales de la Copa de la Liga. En aquella noche hubo parcialidad de ambos clubes.

Tras el comunicado de Kravetz, ambos clubes suspendieron la venta de entradas. Los Andes, que es presidido por Víctor Grosi, secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Construcción (SITRAIC), un gremio paralelo a la UOCRA (línea política opuesta a los que gobiernan Lanús), difundió el siguiente comunicado: “Ante la exigencia del Municipio de Lanús de disputar el encuentro ante Tigre sin público, las autoridades ofrecieron tres escenarios: suspender el partido, realizarlo a puertas cerradas o mudarlo a Morón (...) La Comisión Directiva de Los Andes, posterior a ofrecer todas las garantías de seguridad a los funcionarios lanusenses, expresó su clara postura de jugar sí o sí con la presencia de los y las hinchas. Por ende se optó por la opción de suspender el partido”.

Jonathan Morán, jugador de Los Andes, expresó en el programa radial Deportes del Sur: “Estoy con bronca por todo lo que está pasando. No nos vamos a presentar a jugar el partido de Copa Argentina. Me da impotencia que los jugadores de Tigre no se hayan solidarizado con nosotros. Los partidos hay que ganarlos en cancha”.

“Ante la imposibilidad de asistencia de los y las hinchas Milrayitas, Los Andes mantiene su postura expresada en la tarde de hoy a las autoridades: nuestro Club no irá donde no pueda ir su gente” , fue el comunicado de ayer del club de Lomas de Zamora. Claro que en este último mensaje hay una suerte de contradicción, porque el certamen en el que actualmente participa Los Andes (Primera B Metropolitana) se juega sin hinchas visitantes y, sin embargo, el equipo del conurbano bonaerense se presenta a sus respectivos desafíos fuera del estadio Eduardo Gallardón.

Los Andes atraviesa por un momento deportivo sumamente delicado. Está penúltimo en la tabla de posiciones, con 14 puntos, solamente dos unidades más que San Miguel, el último. Su presidente, Grosi, está siendo sumamente criticado por los hinchas lomenses y muchos entienden que en toma esta decisión (la de no presentarse a jugar ante Tigre) para no profundizar más el descontento de los simpatizantes. LA NACION intentó contactar a Grosi, pero el directivo no respondió a los mensajes.

Una vez más, y al margen de las especulaciones de los distintos sectores involucrados, el tironeo político deja en evidencia la desprolijidad del fútbol argentino, que acepta modificar las condiciones de un partido de la Copa Argentina restando apenas 24 horas para el pitazo inicial.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.