Copa Argentina: la “primereada” de Matías Ibáñez a Carlos Izquierdoz y la cábala de Riquelme

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Termo y mate en mano, la costumbre de Riquelme para seguir los partidos de Boca
Fotobaires

Atrás había finalizado un 0-0 discreto entre Boca y Patronato, y crecía la tensión: el semifinalista de la Copa Argentina se definía por penales. El árbitro Pablo Echavarría reunió a los capitanes de ambos equipos para sortear el arco, primero, y quién comenzaría pateando luego. El zaguero de Boca Carlos Izquierdoz eligió el arco. En el segundo no quedó claro quién ganó el sorteo, pero de inmediato Ibáñez se anticipó: “pateamos nosotros primero”.

Izquierdoz bromeó, aunque algo molesto, que le correspondía elegir a él, porque Ibáñez había elegido en el sorteo del comienzo del match. “Si no elegís vos, elijo yo”, se divirtió Ibáñez, mientras hacía un gesto de “qué va a ser” ante la cámara. “Hicimos 3 sorteos y siempre eligió él. Pero eran visitantes y correspondía esa ventaja. Igual, ya está. Nos tocó patear segundos y lo hicimos muy bien”, dijo Izquierdoz, siguiendo la broma, una vez terminada la tanda de penales.

El arquero de Patronato se fue contento porque Patronato se quedaba con la idea de pegarle primero en los penales, una circunstancia que, según las estadísticas, favorece a los que arrancan las definiciones. No fue este el caso, porque Sosa Sánchez estrelló su remate en el travesaño y enseguida Marcos Rojo puso al frente a Boca.

Pavón pidió el cuarto penal y definió la serie
Telam


Pavón pidió el cuarto penal y definió la serie (Telam/)

En la tanda de penales convirtieron para Boca Marcos Rojo, Carlos Izquierdoz, Aaron Molinas y Cristian Pavón. El arquero Agustín Rossi contuvo el penal de Leandro Marín (Patronato). Números muy buenos en ese rubro para el club de la ribera, que estuvo acompañado por Juan Román Riquelme, el vicepresidente de Boca, que había recibido mucho cariño de los hinchas santiagueños en la previa del encuentro.

Riquelme siguió el partido fiel a su estilo, termo y mate en mano. . Se lo vio muy concentrado durante la definición final; incluso, una cámara le descubrió una cábala: Román miraba hacia otro lado mientras los jugadores tomaban carrera para tirar desde los doce pasos. Tras la concreción del penal de Pavón y la clasificación, sonrió y buscó al presidente Jorge Ameal, al que abrazó en el palco.

Rossi fue el héroe del final.
Fotobaires


Rossi fue el héroe del final. (Fotobaires /)

La definición por penales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.