Copa América: pasado el mal trago de Brasil, Argentina comienza su propio torneo y buscará levantar vuelo frente a Perú

·6  min de lectura
Mariana Larroquette, una de las protagonistas de la Argentina en el duro debut frente a Brasil; ante Perú se pone en marcha una nueva ilusión
Mariana Larroquette, una de las protagonistas de la Argentina en el duro debut frente a Brasil; ante Perú se pone en marcha una nueva ilusión - Créditos: @Fernando Vergara

El entrenador Germán Portanova marcó en su calendario el inicio propio de Argentina en la Copa América. No se trata de un ejercicio negador del DT, que en la previa al entrenamiento de hoy se divirtió jugando al fútbol tenis con su equipo de trabajo, sino de un desafío mental para sus dirigidas. Hacer borrón y cuenta nueva. La derrota contra Brasil en el debut pareció no impactar negativamente en el equipo, que este martes, entonces, presionará su propio reiniciar. El rival será Perú (desde las 21 hora Argentina, por DirecTV y la app de Relatores), en el estadio Centenario de Armenia, donde Argentina estableció su fortaleza, y donde ahora buscará sumar de a tres ante un equipo que atraviesa una realidad precaria, similar a la que la Selección vivió décadas atrás. “Este martes arrancamos”, dijo el técnico.

Quizá el momento lúdico en la práctica en el municipio de Tebaida sea la manera de distender las pocas horas de sueño. Portanova, obsesivo, es el que menos duerme en la delegación. Autodefinido como un jugador del montón en su etapa de futbolista, lo cierto es que en el estadio Municipal mostró dotes de definidor en ese tres contra tres y red de por medio. Interiormente sabe que Perú es el rival a vencer, para no perder escalones en el Grupo B. En efecto, el técnico dejó observar apenas los instantes de movimientos de juego. Relajado pero meticuloso en los detalles, no dejó conocer qué equipo parará, aunque lo cierto es que habrá algunas modificaciones respecto de la formación que cayó ante Brasil.

El técnico, Germán Portanova, dispondrá de algunas variantes con respecto a la derrota en el partido de presentación
El técnico, Germán Portanova, dispondrá de algunas variantes con respecto a la derrota en el partido de presentación - Créditos: @Fernando Vergara

Se aproxima un partido en el que la Selección puede tener espacios, posesión de pelota y pensar en el arco rival, tres de los lemas en el proceso de construcción de identidad de juego. Estefanía Banini, que arrancó desde el banco en el debut, tiene chances de ser parte del 11 titular, después de mostrar que con su presencia se activa el juego ofensivo. Su último partido con la camiseta celeste y blanca había sido el 19 de junio del 2019, contra Escocia, en la Copa del Mundo y sus ganas de estar brotan: sabe ella y lo saben todos que esta puede ser su última Copa América. Dalila Ippolito, dueña de la 10, cumplió la fecha de suspensión que arrastraba del Sub 20, y está a disposición , como parte del repertorio de variantes con las que cuenta el entrenador.

Perú, un proyecto aún en desarrollo

Enfrente aparece un equipo que pelea para que la disciplina sea tomada con seriedad en el país. Perú llegó el sábado a Armenia, el mismo día del debut de Argentina, y tuvo la primera fecha libre. Con una liga completamente amateur, el cuerpo técnico encabezado por Conrad Flores tuvo que trabajar para cubrir las falencias que genera esa situación. Se dieron la tarea de convencer a los clubes de poner énfasis en mejorar la preparación física y acordaron que, desde mayo, dos días por semana -lunes y martes- las futbolistas se entrenaran con el seleccionado, y el resto de la semana en sus equipos.

A excepción de Alianza Lima o Universitario, en el resto de los clubes es difícil encontrar las herramientas necesarias para pensar un proyecto de desarrollo a largo plazo. En efecto, Flores, el DT que asumió en septiembre pasado, tuvo poco tiempo de trabajo con el grupo porque estuvo dedicado a la Sub 17 y la Sub 20 de su país, que compitieron en los Sudamericanos de las categorías.

Estefanía Banini, que jugó tres Copa América con la Argentina, tiene chances de ser titular
Estefanía Banini, que jugó tres Copa América con la Argentina, tiene chances de ser titular - Créditos: @Jose Jacome

La situación recuerda a un pasado no tan lejano para la Selección argentina. En 2015 las futbolistas publicaron una carta en la que anunciaron una huelga. Reclamaban, por entonces, un lugar digno de entrenamiento -hasta ahí casi no habían pisado el predio de Ezeiza, entrenando muchas veces en el Cenard-, un calendario competitivo y la mejora de los viáticos -que por entonces eran de 150 pesos argentinos por día-.

Muchas de las firmantes son parte hoy de este plantel. La arquera Vanina Correa, por caso, disputa su cuarta Copa América, con 38 años. Dejó el fútbol durante seis temporadas porque, contó alguna vez, se había cansado del destrato para con el fútbol femenino. Regresó para ser parte del torneo subcontinental en 2018 y, después de un paso por San Lorenzo y su primera experiencia en el fútbol europeo -jugó en el Espanyol de Barcelona y hoy ataja en Rosario Central-, ahora disfruta de un presente distinto. Ayer declaró que esta, la cuarta en su currículum, será su última Copa América: “El torneo arranca contra Perú, como dijo Germán. Vamos a buscar el arco rival, intentar salir jugando y poder tener más llegada al gol. Yo disfruto de todo, estar acá es un orgullo y también lo es por la edad que tengo. Esta vez disfruté del mes de preparación porque pudimos hacer más, estar más tiempo juntas, así que esperamos poder demostrarlo en la cancha”.

Las futbolistas del seleccionado de Colombia levantan los brazos en señal de protesta por la falta de organización de la disciplina en su país
Las futbolistas del seleccionado de Colombia levantan los brazos en señal de protesta por la falta de organización de la disciplina en su país

La cuenta pendiente colombiana

La Copa América tuvo en su primera jornada un día de protesta. Colombia, la selección local, eligió el momento del himno para visibilizar su reclamo: que Dimayor, el ente rector del fútbol aquí, organice un campeonato durante el segundo semestre, después de varias temporadas desde la profesionalización de la Liga en 2017 de competir por apenas un puñado de meses en el año.

Las futbolistas alzaron sus brazos y cerraron sus puños mientras sonaba el himno nacional en el estadio Pascual Guerrero, en Cali, en la previa al partido contra Paraguay, que después ganaron por 4 a 2 ante 15 mil espectadores. Ayer, en la previa a su segunda victoria contra Bolivia (se impusieron por 3 a 0, en su segundo partido por el Grupo A, con 16.667 personas en la cancha) subieron a sus redes sociales una foto con todas juntas tomadas del brazo, con un mensaje: “Las jugadoras y la Federación estamos unidos para tomar decisiones concertadas y generar espacios que nos permitan buscar un mejor futuro para las selecciones femeninas”. En otro partido por esa misma zona, Paraguay sumó sus primeros tres puntos al vencer a Chile, que debutó después de tener libre la primera fecha.

Por la zona B, la de Argentina, este martes se enfrentarán Uruguay y Brasil. Las uruguayas buscarán recuperarse de la caída ante Venezuela.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.