Controversia en las redes por un video en el que Gonzalo Bonadeo dice que “los Juegos Paralímpicos no deberían tener medallas”

·7  min de lectura
La difusión de un video del periodista Gonzalo Bonadeo en una charla en Salta en 2016 desencadenó furiosas críticas de atletas paralímpicos.
La difusión de un video del periodista Gonzalo Bonadeo en una charla en Salta en 2016 desencadenó furiosas críticas de atletas paralímpicos.

En las redes sociales se viralizó un video de una charla que el periodista Gonzalo Bonadeo dio en la Casa de la Cultura de Salta hace cinco años, en la que marcó su punto de vista sobre los Juegos Olímpicos y los Juegos Paralímpicos. Eso generó una controversia que crece con el paso de las horas, a tal punto que el Comité Paralímpico Argentino (Copar) y algunos deportistas salieron a contestarle sobre aquellas declaraciones de 2016.

“La cobertura que tienen los Paralímpicos no se parece absolutamente en nada a los Juegos Olímpicos. Es así en el mundo. Después de muchos años de pensarlo, llegué a la conclusión que los Paralímpicos no deberían tener medallas, o mejor dicho, deberían sacarles un poco de ese barniz competitivo que tienen”, comenzó la exposición de Bonadeo.

“Voy a poner un par de ejemplos para explicarlo. No sé si escucharon hablar de Guillermo Marro, un nadador argentino, un chico que es espaldista, uno de los mejores del mundo, que tiene paralizadas las piernas. Como su inconveniente se debe a un problema cerebral, a él no lo hacen competir con chicos que no tienen piernas, sino con quienes tienen daño cerebral. Es decir, compite con chicos Down, quienes tienen piernas y brazos. Entonces, ya cuando hay abogados y médicos discutiendo cuánto de lesionado está uno y otro, o cuando vemos que hay doping, que es un elemento que se utiliza para sacar más medallas, mejores resultados...”, razonaba.

Y continuó: “Pasó con una chica norteamericana, de 17 años, nadadora, que ganó cuatro medallas doradas en Londres y está en silla de ruedas. Al año siguiente fue a competir a un campeonato mundial para lisiados y el día previo la sacaron de la competencia porque un médico de la delegación de Canadá puso como argumento que tiene posibilidades de volver a caminar. Esa chica, cinco años después, sigue en silla de ruedas”.

En el desarrollo de la exposición del periodista, celebrada luego de los Juegos Paralímpicos Río de Janeiro 2016, Bonadeo profundizó su pensamiento sobre el tema. “Eso está en un lugar de la historia. Del otro lado están el mérito, la virtud, el ejemplo. La medalla de cualquiera de estos chicos la ganó cuando decidió sobrevivir a su drama. Yo pienso cómo sería mi vida con una falange menos y no la imagino; imaginá ser ciego, no tener piernas, no tener brazos, o no tener brazos ni piernas. Hay que tener ganas, y ése es el ejemplo oculto de los Paralímpicos, y no las medallas, no el del podio ni el de ganar desesperadamente. Y les voy a decir algo, además, feo: fue muy meritorio lo que hizo la argentina [Yanina Martínez] que ganó los 100 metros llanos, pero como periodista no puedo no decir que fueron 14 las finales. ¿Se entiende?”, amplió.

Y entró en detalle: “Porque hay 14 categorías diferentes. No quiero confundir el mérito. Porque para mí el mérito del deportista paralímpico no está en ser más rápido o más fuerte que uno de Belarús, uno de Hungría o de Uruguay. El mérito está en tener distancia, que se preparen, que luchen o, como me dijo un chico que hace fútbol en silla de ruedas eléctricas, que son totalmente cuadripléjicos y sus pies son las sillas de ruedas, que en un momento de su vida él tuvo que elegir entre dejarse estar del todo y darse cuenta de la enorme cantidad de cosas que podía seguir haciendo pese a estar en silla de ruedas. Bueno, de eso se trata. No de poner al olimpismo y al paralimpismo juntos, por varios factores. Primero, porque es hipócrita como concepto: siento que hay mucha culpa de parte de aquél que cree que son lo mismo, porque no es lo mismo, realmente no es lo mismo. Entre otras cosas, porque el ejemplo del discapacitado no puede estar ensuciado por la apetencia de ganar una medalla a cualquier precio. Es una locura”.

En ese contexto, el Copar difundió un comunicado al que titula “Tiene razón Gonzalo” y le responde sobre esa charla. “Tiene toda la razón cuando para responder ‘si cree que se le dio una buena cobertura a los Juegos Paralímpicos teniendo tan buenos deportistas’ arranca reconociendo que es bocón y que no le preocupa decir barbaridades. Luego de ese reconocimiento personal, lamentablemente se escuchan 4.30 minutos de barbaridades. Una tras otra sobre el Paralimpismo y los deportistas con discapacidad”.

“La explicación de la clasificación funcional de Guillermo Marro es absolutamente equivocada. La verdad es que la Guía de Clasificación Funcional del Comité Paralímpico Internacional para natación establece que en la Clase S7 (la de Marro), compiten los deportistas ‘con amputación de una pierna y un brazo de lados opuestos, o parálisis de un brazo y una pierna del mismo lado, o nadadores con control total de los brazos y tronco y alguna funcionalidad en las piernas’. Aseverar que un chico con Síndrome de Down, como tiene daño cerebral, compite en la misma categoría, es una falacia en primer lugar porque no tiene daño cerebral sino un trastorno genético producto de material genético adicional del cromosoma 21. Además, los deportistas con Síndrome de Down no compiten en la esfera del movimiento paralímpico sino que tienen su propia estructura deportiva internacional”, profundizó la entidad.

Asimismo, corrige al periodista sobre Victoria Arlen, ganadora de una medalla dorada y tres plateadas en Londres 2012: “A los 11 años contrajo mielitis transversa y encefalomielitis aguda diseminada que la llegó a paralizar completamente durante 4 años, pero luego se recuperó, en 2016 volvió a caminar, y en 2017 fue semifinalista en la versión norteamericana del Bailando por un sueño. Por lo tanto, el reclamo hecho oportunamente por el equipo canadiense, había sido correcto”.

La argentina Yanina Martínez ganó una de las finales de 100 metros en los Juegos Paralímpicos Río de Janeiro 2016.
Alexandre Loureiro


La argentina Yanina Martínez ganó una de las finales de 100 metros en los Juegos Paralímpicos Río de Janeiro 2016. (Alexandre Loureiro/)

Además, entre otras cosas, señala que “hace ya más de 33 años que el Comité Olímpico Internacional (COI) y el Comité Paralímpico Internacional (IPC) en representación de ambos movimientos, no piensan de igual manera [que Bonadeo], realizan los Juegos en las mismas sedes de manera consecutiva y son un ejemplo de la inclusión progresiva que se busca como sociedad mundialmente”.

Y el Copar dejó un mensaje final sobre Bonadeo, que ha cubierto una infinidad de Juegos Olímpicos y Juegos Paralímpicos. “Es una pena que un referente del periodismo deportivo piense y se exprese de esta manera, porque los Juegos Paralímpicos y sus deportistas son la oportunidad ideal para que se visibilice la discapacidad y sean el motor para avanzar a la inclusión en una sociedad diversa. Seguramente Bonadeo desconozca las lágrimas de Yanina en la previa a desfilar como abanderada en la ceremonia inaugural de los Juegos de Tokio. No eran lágrimas ‘por haber sobrevivido a su drama’. Eran lágrimas de orgullo y de emoción de representar a su país y demostrar que es de las mejores del mundo. Porque Paralímpico también se es todos los días”.

La nadadora Daniela Giménez, medallista paralímpica y ganadora de un diploma en Tokio 2020, se sumó a la controversia y en Instagram, con una foto con todas sus medallas colgadas y un gesto provocativo, también cruzó a Bonadeo. “Hace muchos años sé que opinas esto sobre los Juegos Paralímpicos. Por suerte arrancás diciendo que sos bocón y decís barbaridades, en eso estamos de acuerdo. A partir de ahí sólo escuché a la persona más ignorante que escuché en mi vida hablar sobre el movimiento paralímpico o discapacidad”, sostiene la chaqueña, que cita las referencias a Marro y Martínez.

“No puedo seguir citándote porque me das entre pena y rabia, porque sos el periodista referente en mi país de deportes amateurs y ahora confirmo que no entendés nada. No entendés nada de deporte. No hablo de paralímpico u olímpico, de deporte y fin. Tampoco entendés nada de la vida, creyendo que necesitamos una medalla al mérito”, se enoja. Y remata: “A lo único que tenemos que sobrevivir es a la ignorancia e invisibilidad por parte de la sociedad [...] Desde tu lugar de privilegio y con todos los recursos siempre elegiste mirar para el costado e ignorar”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.