Contrastes en un Athletic que no despega

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Bilbao, 22 nov (EFE).- El Athletic Club ha superado el primer tercio liguero lleno de contrastes, con sensaciones que van desde la ilusión por asaltar los puestos europeos a tremendas decepciones ante rivales de la parte baja, pasando por resultados de todo tipo que le mantienen a la expectativa en una indefinida octava plaza.

Esa octava posición, justo a las puertas de Europa pero sin traspasarlas, refleja con precisión la situación de ver aún por donde van a ir este curso los de Marcelino García Toral.

EL ATHLETIC COMPITE PERO LE CUESTA GANAR

Los 'leones', por lo general, compiten pero no rematan. Y sin puntos no hay premio en la clasificación; también han tenido buenos partidos en cuanto a juego, pero alternados con choques sino aciagos sí muy decepcionantes.

Los de Marcelino han combinado notables encuentros ante los equipos de arriba de la tabla, Barcelona, Atlético de Madrid, Real Sociedad, pero sin pasar del empate; y ha patinado en citas llamadas a auparles a Europa, ante Elche, Rayo, Cádiz y Levante, en las que apenas han sumado dos puntos de 12 posibles.

A Athletic le da para plantar cara a cualquiera con su presión alta y trabajo al máximo dentro del 1-4-4-2 inamovible del técnico de Careñes, aunque no para llevar la iniciativa y superar a rivales en principio menos poderosos.

Consecuencia: apenas pierde, solo dos partidos, pero también gana poco, únicamente cuatro encuentros. Su realidad son los empates. Hasta siete, más de la mitad de los trece que lleva disputados.

Caso curioso se le da a domicilio. Aún no ha perdido, pero solo ha ganado un partido. Con lo que apenas si es el octavo mejor equipo a domicilio. Ni sin perder sería europeo contando solo las salidas. El choque que tiene aplazado en el Bernabéu, que se jugará el 1 de diciembre, podría cambiar esa dinámica pero también ratificarla.

Al Athletic parece que la manta no le da. Defiende de manera tan notable que es el equipo menos goleado, con 8 tantos, pero ataca sin filo y, con solo 11 dianas, solo supera en el apartado goleador a Alavés y Getafe, que han logrado 10.

DELANTEROS TITULARES DISCUTIDOS

Ante ese escaso bagaje ofensivo, el debate en lo futbolístico se centra en los jugadores. De momento, en Bilbao no se cuestiona a Marcelino, a quien se le valora el título de la Supercopa alcanzado la temporada pasada nada más llegar y no se le culpa en exceso de las finales de Copa perdidas. Tampoco es la octava una plaza como para que salten las alarmas.

Aunque no es muy diferente el Athletic de Marcelino al de Gaizka Garitano, y menos en resultados, que no los ha mejorado. Sí intenta llegar con más hombres al área rival pero no marca y las miradas se centran en quienes más responsabilidad tienen, los delanteros.

El técnico asturiano cuanta con un once claro y en él Alex Berenguer e Iker Muniain arrancan en las bandas y Raúl García e Iñaki Williams ocupan las dos posiciones más adelantadas.

Muniain, otros años también centro de las críticas a pesar de su jerarquía, se salva por su indiscutible buena temporada (2 goles y 3 asistencias); pero a Berenguer, quizás el más regular el año pasado con el nuevo técnico pero en éste aún no ha marcado, Raúl (2 goles) y Williams (3) se les empieza a pedir recambio.

Raúl casi comparte ya puesto con el joven Oihan Sancet y por la banda derecha pide sitio Nico Williams. Sancet y Nico son dos internacionales sub-21 con Luis de la Fuente muy prometedores y claramente a más desde el inicio del curso.

También se ha reclamado a Asier Villalibre en la punta de ataque, pero el relevo natural del mayor de los hermanos Williams sufrió en la última jornada en Valencia ante el Levante su tercera lesión muscular de a temporada.

Otra opción que se le está presentando a Marcelino es la Nico Serrano, delantero aún juvenil y muy goleador en la sub-19. Uno más de la ilusionante camada de jugadores ofensivos que están llamando a la puerta de la titularidad pero, en opinión de Marcelino, que utilizó ese símil, sin derribarla.

De que lo hagan -o de que los titulares respondan con más contundencia- dependerá que el Athletic llegue o no a su objetivo. Una Europa a la que se acerca, pero que le exige más certezas que las dudas que muestra y que reflejan los claros contrastes que está ofreciendo.

Ramón Orosa

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.