Contra el pasado

Doha, 26 nov (EFE).- Bélgica llega al partido contra Marruecos del domingo (16:00 hora local, -3 GMT) con la necesidad de dar un golpe sobre la mesa tras las críticas recibidas a pesar de su victoria frente a Polonia (1-0), y para ello tendrá enfrente a un conjunto africano que cuenta con tres futbolistas que podrían haber sido seleccionados por Roberto Martínez para el Mundial de Catar.

Bilal El Khannous – de 18 años y al que su seleccionador no quiso llevar a rueda de prensa para evitarle más presión-, Selim Amallah e Ilias Chair nacieron en Bélgica. Incluso el primero llegó a jugar en sus selecciones inferiores, pero acabaron eligiendo a Marruecos para desarrollar su carrera profesional. Algo que el seleccionador belga comentó que han de cambiar.

“Tienes que representar al país cuya camiseta sea la que sientes; como seleccionador es diferente, pero cuando representas a tu selección tienes que hacerlo según lo sientas en tu corazón. De cara al futuro, dentro de la Federación tenemos que tener un plan claro, si juegas con la sub-21, que llegues al equipo absoluto”, comentó.

Una situación que hace que se viva un ambiente con “gran relación emocional”, que es justo lo que busca reducir Walid Regragui, seleccionador marroquí.

“Por supuesto que será especial para ellos, es su país de nacimiento y hay algunos que podrían estar jugando en el otro equipo. Tienen muchas ganas y le dan energía al grupo. Para ellos será un partido emocional, pero nosotros intentaremos que no sea así para que no cometamos errores por falta de concentración”, declaró en rueda de prensa.

Esto se debe a la idiosincrasia de Bélgica, donde, según datos de la ONU, en 2019 el 17,2% de la población del país era inmigrante. Dos años después, como apunta un informe del Centro Federal de Migraciones, un 9% de los extranjeros que obtuvieron la nacionalidad belga fueron marroquíes; más que ningún otro país.

Hijos de padres marroquíes que emigraron a Bélgica y que eligieron jugar con Marruecos. Esto podría llevar a vivir una situación parecida a una de las imágenes de lo que llevamos de Mundial, cuando Embolo pidió perdón tras anotar para Suiza frente a Camerún, por haber nacido en este país.

Nacer en un país y representar a otro, como el senegalés Amadou Onana, quien nació en Dakar (Senegal) y más tarde se asentó en Bélgica, país con el que ha decidido jugar y apunta a ser titular en el segundo partido.

El centrocampista puede ser uno de los cambios que prepare un Roberto Martínez muy disgustado con la imagen que dio su equipo frente a Canadá. Victoria, pero los norteamericanos fueron superiores; sobre todo en una primera mitad “muy por debajo del nivel” que debe mostrar su equipo.

Sin Lukaku aún al 100%, aunque progresando adecuadamente de cara al tercer encuentro, Batshuayi, el goleador contra Canadá, repetirá en punta escoltado por Kevin de Bruyne y Eden Hazard. Onana y Tielemans apuntan al centro del campo, mientras que Meunier podría sentar a un Carrasco impreciso en el debut y el joven de 19 años Zeno Debast entrar por Dendoncker en la línea de tres centrales.

Por su parte, Marruecos vive pendiente del estado de salud de sus dos laterales, ambos importantísimos para su esquema de juego. Achraf sufrió una pequeña contractura en los isquiotibiales frente a Croacia y Mazraoui un hematoma en la cadera. Eso sí, su técnico aseguró que un Mundial está “para morir en el campo” y por ello todo apunta a que arriesgará colocándoles de inicio.

Para Bélgica será un partido para apartar las dudas y, sobre todo, en el que una victoria le da la clasificación matemática para octavos de final, incluso como primera de grupo en caso de que Canadá y Croacia empaten.

Mientras, Marruecos intentará no irse del partido, como lo hizo Canadá y como les ocurrió frente a Croacia, con la sensación de haber jugado mejor de lo que refleja el marcador final.

-- Alineaciones probables:

Bélgica: Courtois; Meunier, Debast, Alderweireld, Vertonghen, Castagne; Onana, Tielemans; De Bruyne, Hazard y Batshuayi.

Marruecos: Bono; Achraf, Saïss, Aguerd, Mazraoui; Amallah, Amrabat, Ounahi; Boufal, Ziyech y En-Nesyri.

Árbitro: César Arturo Ramos (México).

Lugar: Estadio Al Thumama.

Hora: 16:00 hora local; 13:00 hora GMT.

Óscar Maya Belchí

(c) Agencia EFE