Construirán estadio del NYFC junto a la casa de los Mets

NYCFC-ESTADIO (AP)
NYCFC-ESTADIO (AP)

El alcalde de la Ciudad de Nueva York Eric Adams anunció el miércoles los planes para construir un estadio de 25.000 asientos para el New York City FC de la MLS en una parcela no desarrollada junto a la casa de los Mets.

El estadio de 780 millones de dólares, que está programado para ser inaugurado en el 2027 en el vecindario conocido como Willets Point, anclará un proyecto de desarrollo de nueve hectáreas y que incluirá 2.500 viviendas económicas, una nueva escuela pública y un hotel, indicaron los oficiales.

“Tenemos una oportunidad que se da sólo una vez por generación de crear un nuevo vecindario”, reconoció Adams en conferencia de prensa con otros funcionarios electos, así como representantes de la MLS y del proyecto de desarrollo.

El nuevo estadio será el primer recinto dedicado al fútbol profesional en Nueva York. El NYCFC, campeón del 2021, ha disputado la mayoría de sus encuentros de casa en el Estadio de los Yanquis en el Bronx desde que se unió a la MLS en el 2015.

Será financiado de manera privada por los dueños del NYCFC, incluyendo el jeque de los Emiratos Árabes Unidos Mansour bin Zayed Al Nahyan y quien también es dueño del Manchester City, así como los Yanquis.

“Hoy es uno de los momentos más importantes en la historia de nuestra gran liga”, indicó el comisionado de la MLS Don Garber, quien creció cerca del proyectado estadio. Garber dijo que ha soñado con tener “una catedral” al fútbol en Queens por 12 años.

Este es el más reciente esfuerzo por transformar a Willets Point —que durante décadas ha conglomerado tiendas de autopartes con un drenaje deficiente.

“Este es un pedazo de bienes raíces que se ha deteriorado, ha sido subutilizado e ignorado en la ciudad”, aseguró Adams. “Tenía una deficiente infraestructura y era propenso a inundaciones”.

El terreno le pertenece a la ciudad y será alquilado al club y al grupo de desarrollo de vivienda, que incluye a Related Companies y Sterling Equities, controlada parcialmente por la familia Wilpon, anteriores dueños de los Mets.

El estadio estará junto al Citi Field, en donde juegan los Mets, y el Centro Nacional de Tenis Billie Jean King, sede del Abierto de Estados Unidos.