La constancia da premio al francés Matis Louvel (Arkana)

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Ponferrada (León), 29 jul (EFE).- La constancia del ciclista francés, que hace unos días cumplía los 22 años, Matis Louvel (Arkea Samsic) le dio premio en la XXXV Vuelta Ciclista Internacional a Castilla y León, al imponerse en la única etapa de esta edición, León-Ponferrada (181 kilómetros), con lo que sucede en el palmarés de la ronda autonómica al italiano Davide Cimolai que ganó en 2019.

Louvel fue protagonista, junto con otros once corredores, de la fuga que acabó dando premio y que se fraguó antes de la subida al único puerto puntuable, Foncebadón, de casi 1.500 metros, mediado el recorrido.

Una escapada de la que tan solo quedaron cuatro unidades, los canadienses del Rally Ciclyng (Estados Unidos) Pier Cote y Nickolas Zukowski, junto con el uruguayo del Efapel (Portugal) Matías Moreira, que disfrutaron de ventajas de más de minuto y medio sobre un grupo de doce unidades, con representación de los principales equipos, pero que nunca se coordinó para echar abajo la fuga.

El cuarteto se quedó en tan un trío tras ceder Cote el testigo a su compañero tras el esfuerzo realizado en la subida al Castillo de Ponferrada, mientras que por detrás tan solo el Lotto, con Stefano Oldani, que brilló en algunas etapas del pasado Giro de Italia, parecía querer buscar el triunfo.

A veinte kilómetros de la meta se produjo la caída que allanó el camino del triunfo a Louvel, ya que Zukowski y Moreira sufrieron una caída que condicionó sus opciones de victoria y, aunque parecía que el francés tendría dificultades para mantener la ventaja, acabó imponiendo su golpe de pedal, tan solo con Oldani intentado enjugar, sin éxito, la diferencia.

El italiano llegó a colocarse por debajo del medio minuto en la última subida a poco más de cinco kilómetros para meta, pero en el descenso el ganador impuso su condición de rodador para acabar festejando, con total tranquilidad, su primer triunfo profesional en una escuadra que capitanea el colombiano Nairo Quintana.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.