La consistencia le da frutos a Henley

Ramón Treviño, enviado

PLAYA DEL CARMEN, Yuc., noviembre 7 (EL UNIVERSAL).- No fue espectacular, pero la consistencia de Russell Henley —al empatar el récord del torneo (261 golpes)— le permitió coronarse en el World Wide Technology Championship at Mayakoba.

Para el estadounidense fue la cuarta victoria en el PGA Tour y primera en cinco años, necesaria para impulsar de nueva cuenta lo que fue alguna vez una prometedora carrera.

Después de tres rondas sin bogey, Henley no pudo mantenerse perfecto, al errar en las banderas 5 y 16 —las más difíciles en El Camaleón—, pero recuperó tres birdies y firmó tarjeta de uno bajo par (-23 en total).

"Pensé que sí podría lograrlo", comentó el campeón, sobre ganar de manera perfecta (sin bogeys). "Nunca me lo puse como objetivo. Además, es algo muy difícil de conseguir, sobre todo con vientos tan fuertes como los de aquí".

Henley arrancó el día con seis impactos de ventaja, suficiente colchón para mantenerse relajado, a pesar de la presión de Scottie Scheffler, número dos en el ranking mundial, quien jugó la ronda dominical más baja (62 golpes), para brincar hasta el tercer lugar en el certamen. El segundo puesto se lo quedó el zurdo Brian Harman (-19).

La trayectoria de Russell empezó con éxitos, al ganar el Sony Open de Hawaii en 2013, a los 23 años de edad. Ahora suma un trofeo más a sus vitrinas, que ya empezaban a empolvarse.

En el Tee, de GolfShot.mx

Resultado de revancha para Russell Henley, porque en la edición 2019 de Mayakoba fue descalificado tras jugar una pelota que no era suya. Ni siquiera él supo cuántos hoyos jugó con ella. Al confesarle la verdad a los jueces, le dieron ocho golpes de castigo y tuvo que hacer las maletas de regreso a casa, porque la sanción lo sacó del corte para el fin de semana.

Cuatro años después, en su quinta participación en El Camaleón, concentrado y sin pegar a bolas equivocadas, el estadounidense conquistó el ansiado trofeo.

"TaylorMade hace muchas bolas. Yo jugaba en ese entonces con una 17 Pro V 1x y cuando vi que tenía otra, no me fijé desde qué hoyo jugué así. Me dieron dos golpes de penalización por cuatro rondas... Prácticamente, me descalifiqué yo mismo", comentó, aún con cierta molestia.