El conmovedor gesto de Guillermo Vilas con un exsoldado de Malvinas que tenía su foto en la trinchera

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Guillermo Vilas le realizó un particular obsequio a un excombatiente de Malvinas y su historia conmovió a más de una persona
Guillermo Vilas le realizó un particular obsequio a un excombatiente de Malvinas y su historia conmovió a más de una persona

Las historias que envuelven a los excombatientes de la Guerra de Malvinas generan un sinfín de sensaciones. En esta ocasión, una conmovedora anécdota tiene como protagonista nada más y nada menos que al extenista Guillermo Vilas y a Miguel Savage, una persona que vivió en carne propia el enfrentamiento con tropas británicas del año 1982.

La “bestia negra” de Malvinas: la historia del militar argentino que todavía despierta terror en las islas

A través de una publicación que subió en su cuenta de Instagram, Eduardo Puppo, periodista y autor del libro Historia del tenis en la Argentina, reveló detalles sobre el momento en el que el marplatense se enteró de la historia de vida de un exsoldado del Regimiento 7 de Infantería Mecanizada de La Plata y el posterior gesto que tuvo con él.

“En una de las reuniones con Guillermo en su casa, en plena elaboración de su biografía, me comentó que en 2010 recibió un libro sobre la Guerra de Malvinas escrito por un sobreviviente, un soldado argentino”, introdujo el periodista antes de contar el momento en el que el deportista le planteó una inquietud que guardó por largo tiempo.

Entonces, Puppo replicó las palabras que le dijo el propio Vilas en aquel momento: “Me lo dio mi dentista, que tenía relación con él. [El soldado] había colgado una foto mía, haciendo la Gran Willy, en la trinchera, y escribió que la miraba para recordar sus días de felicidad jugando al tenis. Me removió el alma. Buscalo, debería tener una de mis raquetas, qué menos puedo hacer por él”.

El orgullo en el DNI: se llaman Malvina Soledad y cuentan la historia detrás de sus nombres

Con ese escenario, la tarea del investigador era encontrar a Savage, quien en plena guerra, cuando solo era un adolescente, llevaba consigo una imagen de su ídolo de aquel entonces. Al poco tiempo, y casi como una suerte del destino, apareció el hombre.

“Su deseo quedó perdido entre miles de recuerdos que fue buceando en su mente y resurgió cuando ese soldado, Miguel Savage, me envió un mensaje por Instagram, luego del documental en Netflix, para agradecerme lo que yo hacía por Vilas y la restitución de su número uno”, detalló. El contacto con el exsoldado surgió, entonces, a partir de la pieza audiovisual que lleva el título Vilas: Serás lo que debas ser o no serás nada (2020), la cual trata acerca de una investigación del propio Puppo.

Póster del documental de Netflix Vilas: Serás lo que debas ser o no serás nada
Captura Netflix


Póster del documental de Netflix Vilas: Serás lo que debas ser o no serás nada (Captura Netflix/)

A continuación, el historiador relató que ese mensaje lo tomó por sorpresa. Sin embargo, no tardó en actuar. “Otra vez, en la vorágine de miles de otros comentarios que llegaban, el suyo salió de mi radar. Como una fuerte insistencia del destino, se hizo visible recién hace unos días: el impulso ya no pudo ser frenado, lo contacté y cumplí, finalmente, con el encargo de Guillermo”.

El instante en el que Puppo le hizo entrega de una Head Vilas original a Savage quedó registrado en un clip que emocionó a más de uno. El mágico encuentro ocurrió domingo 24 de abril de 2022, a poco más de 40 años del conflicto. En el video, se ve cómo ambos se funden en un abrazo sumamente conmovedor.

Viajar a las Malvinas es subirse a una montaña rusa de emociones contradictorias

“No puede estar en mejores manos que las de Miguel, quién mejor para defenderla”, cerró Puppo, quien recibió cientos de mensajes de agradecimiento por cumplir con el pedido de Vilas y contar la historia en sus redes sociales.

La respuesta de Guillermo Vilas tras el obsequio que recibió el excombatiente de Malvinas

Con una evidente emoción, el excampeón compartió sus sensaciones al respecto en su cuenta de Twitter y agradeció el notable gesto al biógrafo de su vida.

“Muchas gracias Puppo, lo hiciste una vez más. La alegría que me trajo estas imágenes es indescriptible. Al fin, nada pudo haberme alegrado más que esto. No me alcanza la vida para decir: gracias”, expresó en un tuit que lleva la firma de su hija, Andanin Vilas. Recordemos que el querido deportista se encuentra en un delicado estado de salud a raíz de un severo deterioro cognitivo.

El mensaje de Guillermo Vila, que escribió su hija Andanin Vilas
Captura de T


El mensaje de Guillermo Vila, que escribió su hija Andanin Vilas (Captura de T/)

Por su parte, Savage aportó más detalles del momento y, en su cuenta de Instagram, compartió un fragmento de su libro Malvinas, un viaje al pasado: historia de una herida que no para de sanar, en el que explicó sus días en la guerra y cómo una foto de Vilas lo motivó a enfrentar aquellos momentos tan difíciles.

“Quedé tremendamente conmovido por este gesto de grandeza y sensibilidad de Guillermo Vilas. Gracias Eduardo Puppo por hacerlo posible. Como te dije en persona, sos como un hermano y ángel de la guarda de él. Muchísimas gracias”, comenzó.

Las huellas argentinas en Malvinas: zapatillas Flecha, hierros que se oxidan y un dolor que vuela en el viento

Luego de agradecer el gesto, recordó aquel pasado que mantiene vivo hasta el día de hoy. “Dormía del lado de la pared de turba dentro del pozo y lo había empapelado con fotos de mis dos deportes favoritos que un amigo me había enviado por carta: recortes de una revista de surf y de otra de tenis, con la imagen de mi ídolo de entonces, Guillermo Vilas. La pared había quedado hermosa. Hasta venían a verla algunos compañeros, porque también a ellos les levantaba el ánimo ver a surfistas cabalgando sobre olas en Hawai o a Vilas ejecutando una Gran Willy”, relató.

A continuación, habló de las emociones que pasaban por su joven cabeza y cómo, con esas imágenes, enfrentaba de la mejor manera posible aquellos días.

En la izquierda, Eduardo Puppo; en la derecha, Miguel Savage, cuando recibe la raqueta de Vila
Captura de Ins


En la izquierda, Eduardo Puppo; en la derecha, Miguel Savage, cuando recibe la raqueta de Vila (Captura de Ins/)

“Cuando me sentía muy desanimado, untaba mis manos laceradas por el frío con un pomo de crema suavizante para manos que nos dieron los de la fuerza aérea. Con esa crema que olía a bronceador, me quedaba quieto por largos ratos acostado. Hundía mi mirada en el paisaje tropical de arenas blancas y olas azules o en esa cancha de tenis de polvo de ladrillo. Así, rememoraba mi adolescencia cuando jugaba al tenis con mis amigos, durante las tardes de verano”, cerró.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.