El conmovedor gesto de Jeremie Frimpong tras su pelotazo en la cara a un niño

El futbolista del Bayer Leverkusen le pegó un pelotazo a un hincha y luego tuvo un conmovedor gesto
El futbolista del Bayer Leverkusen le pegó un pelotazo a un hincha y luego tuvo un conmovedor gesto - Créditos: @Captura

En Alemania, la última jornada de la Bundesliga dio una escena conmovedora entre un futbolista y un niño. Después de pegarle un pelotazo accidentalmente, Jeremie Frimpong, jugador del Bayer Leverkusen, tuvo una actitud que dio la vuelta al mundo y generó mucha repercusión. El destacable gesto del defensor quedó registrado en imágenes y circuló masivamente en redes sociales.

A pesar del poco tiempo que falta para el Mundial Qatar 2022, las ligas europeas aún se juegan normalmente. La última tanda de partidos recién se disputará el próximo fin de semana para allí sí dar paso a la preparación para la Copa del Mundo.

En ese contexto, hay mucha acción en los distintos países del Viejo Continente y se observan todo tipo de sucesos. Más allá de lo deportivo, en las últimas horas sorprendió este gesto que nada tuvo que ver con lo que ocurría en el césped.

Todo sucedió durante el partido que disputaron Bayer Leverkusen, equipo donde juega el exRiver Exequiel Palacios, y Unión Berlín el domingo en el BayArena. Era un partido muy importante ya que los locales necesitaban ganar para salir de los puestos de descenso, algo poco habitual en su historia reciente, y los visitantes necesitaban los tres puntos para seguir líderes por encima del Bayern Múnich.

A mitad del encuentro, Jeremie Frimpong se enojó por una pelota que había salido por línea de fondo. Mientras el juez de línea marcaba saque de puerta, el defensor del Leverkusen pateó enojado la pelota a la que no había llegado. A pesar de que no le dio con fuerza, tuvo la mala suerte de que el balón impactó justo en la cara de un nene que estaba en la tribuna.

Al ver lo ocurrido y el gesto del dolor del pequeño hincha, el lateral neerlandés le pidió disculpas inmediatamente y se quedó durante unos segundos frente a él para expresar su arrepentimiento. Pero más allá de esto, regresó a buscarlo una vez finalizó el encuentro.

Frimpong recordó dónde se encontraba el niño y fue a buscarlo para darle un obsequio en compensación por el pelotazo. Las cámaras captaron como el futbolista se acercó hasta el hincha y le regaló su camiseta, entre los aplausos del resto de los espectadores. Después de entregarle la prenda, el neerlandés se quedó durante unos segundos y volvió a pedir disculpas.

La anécdota se dio en una jornada de fiesta para el Leverkusen, que ganó 5-0 y quedó con 12 puntos en la tabla clasificatoria, uno por encima del Stuttgart, equipo que actualmente está en promoción. El equipo de Xabi Alonso había quedado eliminado de la Champions League pero logró el tercer puesto de su grupo, por lo que además de su permanencia en la Bundesliga también competirá en la Europa League.

Por su parte, la goleada en contra le costó el liderato a Unión Berlín, ya que un día antes el Bayern Múnich se había impuesto 3-2 ante el Hertha Berlín.

VÍDEO: Viral: Un recogepelotas salva a Medvedev de recibir un pelotazo