Confederació de Penyes pide "una mesa de diálogo inmediata" a la junta de Laporta

·2  min de lectura

Barcelona, 29 ago (EFE).- Antoni Guil, que este domingo fue reelegido presidente de la Confederació Mundial de Penyes del Barcelona, pidió a la junta directiva de Joan Laporta "una mesa de diálogo inmediata donde se pueda empezar a establecer el marco de relación que desean la mayoría de las peñas" después de que el club decidiera rescindir unilateralmente el convenio que les unía.

"La situación se ha tensionado con la junta directiva del Barça, pero todas las federaciones de peñas territoriales hemos expresado de forma unánime la voluntad de diálogo con el club, consideramos absolutamente necesario establecer un marco de colaboración entre el Barça y las peñas y el organismo que lo debe hacer es la Confederació por nuestra representatividad", añadió.

La rueda de prensa tuvo lugar en el Hotel NH Barcelona Stadium después de que se constituyera este domingo el Consejo de Peñas de la Confederació, formado por las 30 federaciones de peñas que el Barça tiene alrededor del mundo. En total, representan a 1.258 peñas azulgranas.

"La Confederació (creada en 2015) no es un invento, no es el intermediario de nadie, el objeto de la confederación es ser un canal de diálogo con el club y ésta es una decisión de todo el colectivo de peñas", sentenció Guil.

Y añadió: "La rescisión del convenio no es una cuestión de dinero, somos los primeros que asumimos la situación del club, incluso en reuniones hemos dicho que estamos dispuestos a renunciar a la aportación económica del club si es necesario".

De momento, la Confederació no se ha "planteado la demanda civil contra el FC Barcelona" para defender la vigencia del convenio porque "prioriza la vía del diálogo a cualquier otra". "Nuestra posición es la búsqueda activa del acuerdo, aunque desde la entrada de Laporta como presidente no se nos ha abierto en ningún momento la posibilidad del diálogo", desveló el presidente del organismo.

Por otra parte, Guil se mostró crítico con el director general del Barça, Ferran Reverter, quien le pidió a la Confederació un auditoría de sus gastos: "Quiero entender que lo ha hecho por desconocimiento de los diferentes mecanismos de control. Las peñas siempre han estado inscritas en el área social del Barça y esto no cambió con la creación de la Confederació en 2015. El seguimiento económico y contable está supervisado por el Barça".

Según la Confederació, la aportación real del Barça al organismo en la temporada 2019-2020 fue de 2,2 millones de euros y en el curso 2020-2021, de 1,2 millones de euros. "Las peñas no somos un centro de coste para el Barça, sino que somos un centro de ingresos de entre 10 y 12 millones de euros por temporada, además de un potenciador de la marca Barça alrededor del mundo", consideró Guil.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.