Comienza la liga chilena sin grandes figuras y serios problemas en estadios

Santiago de Chile, 19 ene (EFE).- La liga de fútbol profesional de Chile arranca este viernes con Colo Colo como defensor del título y con el recién ascendido CD Magallanes como posible animador tras su triunfo en la Supercopa, y serios problemas en los estadios donde suelen jugar varios equipos.

Universidad Católica de Chile, que tiene su fortín de San Carlos de Apoquindo en obras y se une a otros equipos grandes sin estadio, como Universidad de Chile, o con un estadio que no se ajusta a las condiciones mínimas que exige el fútbol profesional internacional.

La U sufrió el pasado año un calvario social y deportivo, y una de las razones fue el hecho de no tener una cancha propia en la que jugar.

En muchas jornadas, no se sabía hasta el último momento en que lugar se disputarán sus partidos, ya que muchas municipalidades se negaban a prestar sus instalaciones debido a la violencia de las barras, otro de los males que sufre la debilitada liga chilena. .

Una situación que llevó a atrasos, aplazamientos y gastos innecesarios nunca vistos en un torneo de fútbol profesional.

SIN APENAS ESTADIOS INTERNACIONALES

En la actualidad, solo un estadio en Santiago de Chile cumple con los estándares internacionales y puede albergar competiciones de Copa Libertadores y encuentros FIFA: es el monumental, y pertenece a Colo Colo.

El Estadio Nacional de Chile es objeto de reformas de cara a los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos que Chile acogerá entre octubre y noviembre, mientras que el estadio de Santa Laura, terreno de Unión Española, cuenta con un excelente césped pero unas gradas, unos vestuarios y unas instalaciones de otro siglo.

A ello se suma que tanto el Monumental como Santa Laura y otros recintos suelen acoger, en medio de la temporada, conciertos y otros espectáculos que dejan el pasto en malas condiciones y obligan a suspensiones o aplazamientos, como ya ocurrió el pasado año.

Además, una de los opciones, el estadio de la Florida, sigue aún cerrados, tres años después de que fuera convertido en recinto para vacunar ciudadanos contra la covid-19.

"Es inaudito que una liga de fútbol no cuente con estadios apropiados para jugar. Los aficionados se preguntan dónde jugará Chile los clasificatorios. Es un síntoma claro de la salud del fútbol chileno, que se está quedando atrás", afirmó un conocido representante de futbolistas, antiguo jugador profesional en Chile y entrenador, que prefiere no ser identificado.

SIN GRANDES FIGURAS

La liga comienza, además, en medio de la polémica suscitada por la marcha al Fortaleza brasileño del delantero argentino Martín Lucero, máximo goleador de la liga 2022 con Colo Colo.

El Cacique y Fortaleza se hayan en medio de una disputa legal por el traspaso, ya que el primero invoca una cláusula que tanto jugador como equipo habrían eludido.

En sustitución del argentino, los colocolinos han fichado al experimentado extremo colombiano Fabián Castillo, cedido por el Tijuana mexicano, y que nada más aterrizar levantó una polvareda al admitir que no estaba "en su mejor momento".

El equipo de Gustavo Quinteros también se ha reforzado con Ramiro González (32 años), Fernando De Paul (31), Érick Wiemberg (28) y Leandro Benegas (34), todos ellos hombres sin una espectacular carrera y que cierren el paso a posibles talentos de la cantera, otra de las críticas más comunes al campeonato.

También fueron incorporados Matías Moya, de 24 años, quien pasó por las categorías inferiores de River Plate y Banfield, y Carlos Palacios, de 22, procedente de Vasco da Gama.

Una tendencia, la de buscar jugadores experimentados y mirar solo de reojo a la cantera, que se repite en el fútbol chileno, donde las categorías inferiores se entienden, en muchos casos, como un gasto obligado y nunca como una inversión.

Tampoco han incorporado figuras internacionales otros equipos aspirantes al título como Universidad Católica, y solo Unión Española y Universidad de Chile parecen mirar al talento de casa.

La U tratará de olvidar la pasada temporada, en la que casi desciende, con seis jugadores que ahora están en Colombia como parte de la selección sub'20 que disputa el Campeonato Sudamericano de la categoría.

Se trata de Juan Pablo Gómez, Federico Mateos, Leandro Fernández, Nicolás Guerra, Matías Zaldivia y Cristopher Toselli

Los cruzados, que tampoco hicieron un buen año en 2022, han sumado a cuatro jugadores esta temporada: Eugenio Mena, Franco Di Santo, Guillermo Burdisso y Byron Nieto, además del retorno en calidad de cedido de Alexander Aravena.

MAGALLANES ABRE EL TORNEO

La liga comienza este viernes en el estadio de San Bernardo, en el que apenas caben 2.500 espectadores, con el partido entre Magallanes y O`Higgins, que supone el regreso a la máxima categoría de los locales tras más de 33 años en la segunda división.

Un Magallanes que regresa casi con el mismo equipo con el que logró el ascenso y con el que se anotó, sorpresivamente, la Copa de Chile frente a Unión Española, y la semana pasada la Supercopa a expensas de Colo Colo.

La Academia, que fue uno de los equipos fundadores de la liga chilena, y de cuya matriz salió Colo Colo, apunta a ser uno de los animadores del campeonato, asido a una filosofía de juego y club que le asemeja a los equipos de Europa.

Primera fecha del Campeonato Nacional 2023

20.01: Magallanes-O'Higgins, Unión Española-Ñublense.

21.01: Palestino-Audax Italiano, Cobresal-Unión La Calera.

22.01: Everton-Universidad Católica y Deportes Copiapó Colo Colo.

23.01: Universidad de Chile-Huachipato.

Lázaro García

(c) Agencia EFE