Colton Herta, la bandera para completar el sueño americano en la Fórmula 1

·6  min de lectura
Colton Herta y el trofeo tras ganar el GMR Grand Prix, en Indianápolis; el californiano viajará en junio a la fábrica de Woking de McLaren y se ilusiona con una butaca en la Fórmula 1
Darron Cummings

Show, figuras del espectáculo, el deporte y la música y un ambiente ideal para el público. El Gran Premio de Miami es la imagen que intenta explotar Liberty Media, la empresa estadounidense responsable de la promoción y de los derechos comerciales de la Fórmula 1. El estreno de la carrera en el estado de Florida generará una grieta entre los clásicos como Mónaco, Silverstone, Monza, Nürburgring… y el escenario callejero donde Max Verstappen selló su tercer éxito en la temporada. Estados Unidos tendrá tres estaciones en el calendario 2023, porque a Austin y a Miami se le sumará Las Vegas. Ningún país ofreció en la historia una diversidad de sedes tan amplia, pero al aprovechamiento integral de la función le falta una pata: el piloto. Colton Herta, de 22 años, se exhibe como el principal candidato a cubrir el vacío que dejó Alexander Rossi en 2015, el último estadounidense que tuvo el Gran Circo.

Bajo el paraguas de Andretti Autosport, Colton Herta es una de las figuras de IndyCar; su padre, Bryan, ex piloto y dueño de equipo, ahora es su estratega en el garaje
Michael Conroy


Bajo el paraguas de Andretti Autosport, Colton Herta es una de las figuras de IndyCar; su padre, Bryan, ex piloto y dueño de equipo, ahora es su estratega en el garaje (Michael Conroy/)

El apellido Herta no es desconocido para los fanáticos estadounidenses del automovilismo. Bryan, padre de Colton, fue piloto de IndyCar -ganó cuatro carreras- y también cofundador del equipo que llevó su nombre y que festejó en dos oportunidades en las míticas 500 Millas de Indianápolis: en 2011, con el británico Dan Wheldon; en 2016, con Rossi, en un dramático desenlace, cuando la estructura se denominaba Andretti Herta Autosport. Actualmente, Colton participa bajo el paraguas de Andretti Autosport, la estructura que responde a Michael -hijo de Mario y hermano de Marco-; Bryan es el estratego en el garaje. El triunfo en el caótico Gran Premio de Indianápolis, el pasado fin de semana, fue una fenomenal tarea entre padre e hijo: la lluvia fue protagonista y las proyecciones que se trazaron en el box, Colton las cumplimentó en la pista para desatar el festejo.

La victoria en el GMR Grand Prix, la previa de las 500 Millas -el próximo 29 de mayo-, resultó un duelo entre Herta y Patricio O’Ward, el mexicano con contrato con McLaren y que representa también una amenaza en la persecución por una butaca en la F.1. La presencia de Colton en el garaje de McLaren durante el GP de Miami es una señal hacia el estadounidense, aunque Andreas Seidl -director de McLaren- suaviza el impulso que desde los Estados Unidos le brindan al piloto para incorporarse el próximo año al Gran Circo. “Este año estamos obligados, por las regulaciones, a probar a los jóvenes pilotos dos veces en los entrenamientos libres, es por eso que tenemos una especie de proceso de selección sobre a quién realmente queremos darle la oportunidad. Colton es un talento probado en la IndyCar, ahora queremos probarlo en la F.1. Paralelamente, tenemos una alienación de pilotos con contratos vigentes y estamos muy contentos con ellos”, comentó el ingeniero alemán, que no desea desestabilizar a Daniel Ricciardo -el australiano que asoma como fusible en el caso que McLaren intente una renovación parcial-, ya que la continuidad de Lando Norris está asegurada.

Colton Herta durante el Gran Premio de Miami; el piloto compartió información en el garaje de McLaren
Twitter


Colton Herta durante el Gran Premio de Miami; el piloto compartió información en el garaje de McLaren (Twitter/)

La F.1 estableció para 2022 que cada escudería deberá ensayar con un piloto novato o que no haya participado en más de dos grandes premios en dos entrenamientos libres. El fin de semana, en el GP de España, Williams utilizará a Nyck de Vries en el auto de Alexander Albon. La prueba será un desafío para el campeón de la Fórmula E y piloto de Mercedes, pero también un reto para el canadiense Nicholas Latifi: el neerlandés se presenta como una sombra en el horizonte de quien protagonizó el accidente en el GP de Abu Dabi y que cambió el rumbo del mundial en 2022. El aporte económico lo sostiene, aunque en Miami ya se instaló la posibilidad de que De Vries le arrebate la butaca a mitad de temporada.

Herta tiene contrato con Andretti Autosport -los intentos de compra de Haas para ingresar en la F.1 resultaron fallidos- para permanecer en IndyCar hasta el final de 2023, aunque el renovado impulso que el Gran Circo descubrió en Estados Unidos -un mercado siempre complejo debido a la sólida presencia de NASCAR y de IndyCar- empuja a que el californiano resulte un jugador interesante en el tablero para el futuro inmediato. El piloto y McLaren son discretos en la comunicación de los planes, aunque revelaron que durante el próximo mes realizarán actividades en el Centro Tecnológico. “En junio estaré en Woking para un ajuste de butaca y pruebas en el simulador. La última vez que estuve ahí fue en 2019, pero no tuve la oportunidad de conocer la fábrica, por lo que deseo tener un buen tour. El equipo es muy reservado, pero claro que me gustaría conocer muchos más detalles. Este será un primer paso para los test, que es lo que estoy esperando. Será fantástico”, comentó Herta, que marcha quinto en el campeonato de IndyCar, acerca de su futuro inmediato y en relación a la F.1.

El 29 de mayo, Colton Herta intentará ganar por primera vez las 500 Millas de Indianápolis; en junio viajará para ensayar con el modelo 2021 de McLaren
Darron Cummings


El 29 de mayo, Colton Herta intentará ganar por primera vez las 500 Millas de Indianápolis; en junio viajará para ensayar con el modelo 2021 de McLaren (Darron Cummings/)

Las pruebas también servirán para que el estadounidense complete los puntos que le restan para obtener la superlicencia, un requisito que hizo que Herta no ingresara en la lista de nombres cuando se abrieron vacantes en el mercado de la F.1 en 2021. También fue motivo de polémicas -las críticas apuntaban al ruso Nikita Mazepin- y uno de los que disparó fue Mario Andretti, campeón con Lotus en 1978: “Creo que hay algo mal ahí”, cuestionó. “Estados Unidos es el único país del mundo que realmente puede celebrar más de dos grandes premios de F.1. La cantidad de fanáticos de F.1 en Estados Unidos está subestimada y hay que reavivarla y lo único que falta de verdad es un piloto que consiga resultados, en un equipo puntero. Soy un fan de Colton, estoy en el garaje durante las carreras y siempre está tranquilo. Es modesto, no es agresivo y tiene calidad. Se adapta a todo y esa es la gran clave. Hay que recordar que se fue a correr a Inglaterra con solo 15 años [Euroformula Open y F.3 Británica] y que la F.1 siempre fue su objetivo”, apuntó quien fue compañero de Carlos Reutemann en 1979.

Colton Herta, la esperanza de los estadounidenses para recuperar una butaca en la Fórmula 1; en 2023 el Gran Circo disputará tres carreras en los Estados Unidos
Twitter


Colton Herta, la esperanza de los estadounidenses para recuperar una butaca en la Fórmula 1; en 2023 el Gran Circo disputará tres carreras en los Estados Unidos (Twitter/)

El año pasado, en Abu Dabi, O’Ward participó en el track walk con Norris y sus ingenieros. Ahora, en Miami, Herta se integró de manera similar: participó de algunas reuniones, escuchó la radio durante las sesiones, con el objetivo de estar preparado para cuando viaje a Woking. El simulador y las tandas en el modelo MCL35, de 2021, servirán de preparación para cuando McLaren lo convoque para participar de los entrenamientos libres en un gran premio. Herta, un producto del automovilismo estadounidense, con sus incursiones en IndyCar e IMSA, la bandera del sueño americano en la F.1.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.